Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Secciones Consejería de Sanidad Murciasalud, el Portal Sanitario de la Región de Murcia Servicio Murciano de Salud Acceder Buscar
Murciasalud, el Portal Sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Avanzada | Mapa web
[X]
[X]
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario
Compartir:
  • Enviar por email
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

La Comunidad implanta en Cartagena la terapia con perros para mejorar la recuperación de los niños hospitalizados

El proyecto Doctor Guau cuenta con cinco perros especialmente entrenados para apoyar a los menores del Hospital Santa Lucía.

Murcia.   Fuente: Consejería de Salud - [21/11/2018]

La recuperación de los niños hospitalizados a través de la mejora física, social, emocional y cognitiva es el objetivo del proyecto ‘Doctor Guau’, que se pone en marcha en el hospital Santa Lucía de Cartagena mediante un convenio de colaboración entre el Servicio de Murciano de Salud y Mr. Dogs, Asociación de Perros de Terapia y Asistencia de Murcia.

Se trata de un proyecto que pretende humanizar el proceso de hospitalización para los más pequeños, con el fin de mejorar su recuperación y contribuir a la superación del trauma hospitalario, apuntó el consejero de Salud, Manuel Villegas, durante la presentación de esta iniciativa.

En concreto, mediante Doctor Guau se lleva a cabo la terapia asistida con perros a menores hospitalizados con una doble línea de actuación, educativa, centrada en desafíos de aprendizaje y necesidades emocionales, y sociosanitaria, que se ocupa de potenciar la humanización y los procesos sanitarios en los hospitales.

El hospital Santa Lucía, que desarrolla este proyecto a través del Equipo de Atención Educativa Hospitalaria y Domiciliaria, va a contar con cinco perros especialmente entrenados para seguir las órdenes del equipo médico y de los educadores. Se trata de un trabajo colaborativo entre maestros, profesionales de la salud y el propio entorno familiar y personal del niño. Y cuenta con un programa planificado que marca objetivos y procesos personalizados para cada intervención educativo-sanitaria, aunque también establece que se puedan desarrollar en grupo.

Así, la visita a cada paciente se realiza de manera individualizada, puesto que a cada niño o adolescente se le evalúa en relación a sus dificultades, que se analizan y priorizan con el fin de determinar los logros y cambios que se esperan conseguir. Todas las sesiones interprofesionales se programan, desarrollan y evalúan por parte del equipo de coordinación.

Beneficios

Mediante las acciones que se realizan se persigue la superación del trauma hospitalario así como los conflictos emocionales y físicos. Se trata de crear un territorio simbólico a través de la relación con los perros, donde se generen fuerzas con las que los niños sean capaces de enfrentarse a su realidad.

Gracias al desarrollo de hábitos de comprensión y expresión lectora, junto con el desarrollo de las competencias lingüísticas y lógico matemáticas, se pretende mejorar el lenguaje hablado de los niños, puesto que los perros no realizan la orden hasta que la dicción sea la correcta. Se mejorará la capacidad aritmética y geométrica de los pacientes, ya que los perros son entrenados para indicar el resultado de operaciones sencillas a través de ladridos o tocando con la nariz o la pata un determinado objeto, y se fomenta el cuidado del medio ambiente, reciclando objetos para la elaboración de juguetes para los animales.

También se estimula el desarrollo motriz, ya que se consigue la rehabilitación motora a través de juegos con perros, que sustituyen a los ejercicios realizados con aparatos, y la potenciación de los hábitos de salud y su importancia a través de actividades de higiene con los animales.

Desde el punto de vista sanitario, se contribuye a disminuir la ansiedad y el estrés del niño; a conocer de forma lúdica el protocolo de las intervenciones sanitarias, ya que los niños simulan curar a los perros; se mejoran los casos de depresión, se reduce la presión arterial, y además se aumenta la autoestima y se eleva el estado de ánimo.

La Comunidad implanta en Cartagena la terapia con perros para mejorar la recuperación de los niños hospitalizados