Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Cerrar
Avanzada Mapa web
Secciones Buscar Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario
Compartir:
  • Enviar por email
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

La Región es la primera comunidad en ampliar la financiación de nuevos anticoagulantes para evitar las visitas de pacientes a los centros

Con esta medida se persigue evitar el riesgo tanto para el paciente como para el personal sanitario

Murcia.   Fuente: Consejería de Salud - [21/03/2020]

La Consejería de Salud ha ordenado ampliar la financiación de los nuevos anticoagulantes de acción directa para evitar los desplazamientos de los pacientes que requieren estar anticoagulados. La Región es la primera comunidad en adoptar esta medida que responde a la necesidad de evitar las visitas a los centros sanitarios durante la declaración del estado de alarma por coronavirus. Esta medida estará vigente hasta que no haya una orden explicita que indique lo contrario.

Así, el inicio de anticoagulación oral con antivitamina K en pacientes con fibrilación auricular no valvular requiere la visita frecuente de los pacientes a las consultas de enfermería y médicos de Atención Primaria y otros especialistas. Por otra parte, con el uso de los nuevos anticoagulantes se minimizan las visitas de los pacientes a los centros sanitarios durante los primeros tres meses del tratamiento con un anticoagulante.

De esta forma, se conseguiría eliminar el riesgo de contagio asociado a estas visitas de los pacientes, tanto el riesgo para el paciente como para los profesionales sanitarios y para la población en general, como aliviar la sobrecarga de los profesionales sanitarios que atienden a estos pacientes.

Con esta medida también se persigue disminuir la angustia de los pacientes, a menudo ancianos y cardiópatas, que se ven obligados a salir de casa para ir al Centro de Salud o el hospital para la realización de controles de su tratamiento anticoagulante, mientras que reciben el mensaje de que deben permanecer en casa por riesgo a contagio y complicaciones graves.

Así, ante la situación excepcional por la epidemia de coronavirus, Salud considera necesario ampliar la financiación de los nuevos anticogulantes de acción directa a los pacientes con fibrilación auricular no valvular que precisen iniciar tratamiento anticoagulante oral.