Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Cerrar
Avanzada Mapa web
Secciones Buscar Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario

Vacunaciones

¿Qué ocurre si interrumpimos la vacunación?

Fuente: Programa de vacunaciones. Fecha de última revisión: mayo 2017

Las vacunas son las responsables del control de muchas enfermedades infecciosas que hace tiempo eran muy frecuentes en España. Las vacunas han reducido, y en ocasiones, eliminado, muchas enfermedades que rutinariamente mataban o dejaban graves secuelas en niños y en adultos. De todas maneras, los virus y las bacterias que originan estas enfermedades todavía existen y pueden transmitirse a aquellas personas no protegidas por las vacunas. Las enfermedades que se previenen mediante las vacunas tienen un coste económico muy alto debido a que provocan visitas al médico, hospitalizaciones y muertes prematuras.

Si interrumpimos la vacunación podrían aparecer nuevamente epidemias de las enfermedades que se previenen mediante las vacunas, excepto de viruela que ya fue erradicada gracias a la vacunación. Esto es debido a que los microbios que causan enfermedades, y a veces la muerte, todavía existen en algunas partes del mundo porque muchas enfermedades prácticamente desaparecidas de España (sarampión, difteria y poliomielitis, entre otras) aún afectan a la población de los países no desarrollados en los que no disponen de vacunas. Estas personas pueden traerlas a España y provocar un brote epidémico porque aunque vacunemos al 100% de los habitantes, siempre quedarán algunos en los que la vacuna es inefectiva.

Si dejamos de vacunar en España se produciría un número anual de casos de sarampión similar al de nacimientos (alrededor de 400.000 casos), 90 casos de tétanos, 27.000 casos de difteria, 160.000 de rubeola y 2.000 de poliomielitis