Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el 07/03/2018. Categorías: Cuidados de Enfermería .

Frecuencia de cambio del sistema de cateterización arterial para la monitorización invasiva. La pregunta original del usuario era "El sistema utilizado para la monitorización de la arteria y presiones invasivas, ¿con qué frecuencia debe cambiarse?"

Tras la búsqueda realizada se han localizado un Sumario de Evidencias de Uptodate, 1 estudio observacional, 1 Guía de Práctica Clínica y una revisión narrativa,  sobre las técnicas de cateterización arterial (CA) para la monitorización invasiva.

En general se sugiere que los CA no necesitan reemplazarse de forma rutinaria, si no en base a las necesidades clínicas (el cambio rutinario o programado parece asociarse a un aumento de complicaciones secundarias a la manupulación); no obstante, la GPC y el sumario recomiendan que cuando el CA se ha colocado en situación de emergencia, es decir sin las suficientes medidas estériles, se debe cambiar en el momento que las condiciones del paciente lo permitan.

Se incluyen además en la respuesta un manual y un protocolo de actuación que aunque no hacen referencia a la frecuencia de cambio aportan información sobre los cuidados a seguir ante un CA.

El SE de Uptodate sobre las técnicas de cateterización arterial para la monitorización invasiva(1) indica que existe una escasez de datos sobre la prevención de las infecciones relacionadas con el CA. Por lo tanto, el siguiente enfoque se extrapola de los estudios que evaluaron la prevención de la infección relacionada con el catéter en pacientes con un catéter venoso central o un catéter de la arteria pulmonar: los CA no se deben cambiar rutinariamente a un sitio nuevo. En cambio, se debe utilizar una vigilancia y evaluación clínica del sitio de inserción y del paciente para determinar si es necesario reemplazar el CA. Se hace referencia a un ensayo clínico aleatorio (ECA) de 160 pacientes críticos(2), con un catéter venoso central o de la arteria pulmonar, que se aleatorizaron a uno de los siguientes cuatro grupos: reemplazo con una nueva inserción cada tres días, reemplazo por intercambio sobre una guía cada tres días, nueva inserción cuando estaba clínicamente indicado o reemplazo por intercambio sobre una guía cuando esté clínicamente indicado. No hubo diferencias en la incidencia de infección entre los cuatro grupos y las nuevas inserciones se asociaron más con complicaciones mecánicas. También se hace referencia a un estudio observacional prospectivo(3) que evalúa el potencial de infección de no cambiar rutinariamente los kits de monitorización invasiva y material de plástico asociado. Se incluyeron en este estudio pacientes con catéteres para monitorización arterial invasiva, venosos centrales o de la arteria pulmonar durante ≥ 96 horas sin un cambio en el sistema y se concluye el estudio que los sistemas de monitorización arterial invasiva, incluidos tubos y artículos de plástico, no necesitan cambiarse de forma rutinaria, y que estos cambios pueden causar una mayor incidencia de contaminación debido a un mayor número de accesos a los sistemas.

Como conclusión, los autores del sumario sugieren que los CA no sean reemplazados rutinariamente si no que se mantenga una actitud de vigilancia clínica del sitio de inserción y del paciente para determinar si es necesario reemplazar un CA.  En cuanto a los transductores desechables o reutilizables sugiere que sean reemplazados a intervalos de 96 horas, reemplazando al mismo tiempo el tubo asociado, el dispositivo de lavado continuo y las soluciones de lavado .
También sugiere que, todos los CA colocados en condiciones de emergencia (es decir, catéteres colocados sin las precauciones estériles habituales) se reemplacen tan pronto como las condiciones del paciente lo permitan.

Un estudio antes-después(4) determina si el reemplazo de catéteres cada 5 días tiene un impacto en la incidencia de infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con el CA en una población de pacientes adultos de unidad de cuidados intensivos quirúrgicos.
Se evaluaron todos los pacientes con un CA que ingresaron entre 1997 y 2004. Se realizó reemplazo programado de los CA cada 5 días durante el período A (antes de 2000), y se comparó con el reemplazo no programado durante el período B (después de 2000). Se incluyeron un total de 1.672 pacientes consecutivos y se analizaron 3.247 CA, promedio de 1,9 CA/paciente. La tasa de colonización (14,2% antes de 2000 vs. 16,4% después de 2000; p = 0,10) y la densidad de incidencia de la colonización del CA (31,32 [intervalo de confianza, IC, del 95%: 27,07-36,25] por 1.000 catéteres/día antes del año 2000 vs. 29.79 [IC 95%: 26,72-33,21] por 1.000 catéteres/día después del año 2000; p = 0,11) no difirió significativamente entre los dos períodos. Sin embargo, la tasa de infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con el CA (1,4% antes del 2000 frente al 0,6% después del 2000; p = 0,01) y la densidad de incidencia de infecciones del torrente sanguíneo relacionadas con CA (3,13 [IC 95%: 1,97-4,97] antes del 2000 frente a 1,01 [IC 95%: 0,56-1,82] por 1.000 días de catéter después del 2000; p <0,0001) fue significativamente mayor antes del 2000.
Se concluía que la interrupción del reemplazo programado de los CA cada 5 días no aumentó el riesgo de colonización y disminuyó el riesgo de infecciones del torrente sanguíneo.

Una GPC de 2010 sobre estándares para la terapia de infusión(5) señala que, al igual que Uptodate, que cuando el CA ha sido insertado en una situación de emergencia, donde la técnica aséptica se ha visto comprometida, debe reemplazarse dentro de las 24 horas siempre que sea posible. (Recomendación basada en el consenso de expertos)(*)

La revisión narrativa(6) proporciona una descripción general de los CA y su uso dentro de la atención crítica. Se presentan las indicaciones para el CA, se discuten las técnicas de inserción, se explica la atención de enfermería (centrándose en la seguridad, monitorización hemodinámica y muestreo de sangre arterial). También se discuten la atención y las complicaciones posteriores al procedimiento y se sugieren estrategias basadas en la evidencia para la prevención de complicaciones del CA. Entre estas se encuentra la infección, y entre las estrategias de prevención está el cambiar el sistema de monitoreo hemodinámico cada 72 horas.

El Manual de procedimientos invasivos en Medicina Intensiva y Emergencias,(7) con respecto a la monitorización de presión invasiva, propone entre los cuidados ulteriores a la cateterización y punción arterial: Vigilar sangramiento en el sitio de punción; Mantener visibles el sitio de punción y conexiones del sistema; Infusión continua de solución salina normal heparinizada (para mantener permeable la cánula arterial); Vigilar cierre hermético de la llave de la cánula; Observación de la coloración y pulsos arteriales de la mano; Tomar solamente la cantidad de sangre requerida para las investigaciones; y Retirar la cánula arterial cuando no sea imprescindible su permanencia. No hace ninguna referencia respecto a la frecuencia del posible cambio del sistema.

Un protocolo para la inserción y cuidados del catéter arterial (CA)(8) con diferentes objetivos, entre los que señala la monitorización continua de la Tensión Arterial sistémica y otros parámetros hemodinámicas derivados como la Presión Arterial Media. En el apartado de mantenimiento, dentro de los cuidados a realizar para evitar complicaciones se tendrá en cuenta: Inspeccionar la zona de inserción por posibles signos de infección cada 24h; cambiar  el  apósito  transparente  cada  48h  como, mínimo, desinfectando el punto de punción con povidona yodada; minimizar el número de manipulaciones y entradas al sistema empleando siempre técnica aséptica; tras cada extracción de muestra de sangre limpiar el catéter presionando la válvula del transductor; tener en cuenta  que para obtener muestras para laboratorio es necesario desechar 3ml de sangre; y que la cápsula se mantendrá a la altura de la línea media axilar y se calibrará al inicio de cada turno.  Respecto a la técnica de  retirada del catéter, indica que se debe colocar el manguito de presión por encima del catéter inflándolo 20 mmhg por encima de la tensión arterial del paciente para evitar hemorragias, retirar la fijación a la piel, retirar catéter; tras esto comprimir el punto de punción durante al menos 5 min mientras se retira el manguito de presión, colocar un apósito y vigilar el sangrado; registrar  todos  los  procedimientos  de enfermería, inserción, cuidados ,etc.
Tampoco especifica nada sobre la frecuencia con la que debe cambiarse el sistema del CA.

* Ver en el texto completo de la guía.

Referencias (8):

  1. Gilles Clermont, Arthur C Theodore. Arterial catheterization techniques for invasive monitoring. This topic last updated: Jul 17, 2017. In: UpToDate, David L Cull (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2018.
  2. Cobb DK, High KP, Sawyer RG, et al. A controlled trial of scheduled replacement of central venous and pulmonary-artery catheters. N Engl J Med 1992; 327:1062. [Resumen] [Consulta: 07/03/2018]
  3. O'Malley MK, Rhame FS, Cerra FB, McComb RC. Value of routine pressure monitoring system changes after 72 hours of continuous use. Crit Care Med 1994; 22:1424. [Resumen] [Consulta: 07/03/2018]
  4. Pirracchio R, Legrand M, Rigon MR, Mateo J, Lukaszewicz AC, Mebazaa A, Raskine L, Le Pors MJ, Payen D. Arterial catheter-related bloodstream infections: results of an 8-year survey in a surgical intensive care unit. Crit Care Med. 2011 Jun;39(6):1372-6. [Resumen] [Consulta: 07/03/2018]
  5. Standards for infusion therapy. The RCN IV Therapy Forum. Royal College of Nursing. Third edition, January 2010. [Texto Completo] [Consulta: 07/03/2018]
  6. Scales K. Arterial catheters: indications, insertion and use in critical care. Br J Nurs. 2010 Oct 28-Nov 10;19(19):S16-21. [Resumen] [Consulta: 07/03/2018]
  7. Héctor R. Díaz Águila. Manual de procedimientos invasivos en Medicina Intensiva y Emergencias. 1a ed. - Olivos : Marketing & Research, 2014. [Texto Completo] [Consulta: 07/03/2018]
  8. Ivars Nules R, Martínez Sabater A. Protocolización de inserción y cuidados de un catéter arterial. Enfermería Integral. Septiembre 2009. (Leído el 5 de marzo de 2018 en www.enfervalencia.org) [Texto Completo] [Consulta: 07/03/2018]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 1 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 2 referencias
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 1 referencia
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Revisión narrativa: 1 referencia
  8. Información para pacientes: 0 referencia
  9. Protocolo: 2 referencias

Preguntas relacionadas

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Frecuencia de cambio del sistema de cateterización arterial para la monitorización invasiva. Murciasalud, 2018. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid.php?op=mostrar_pregunta&id=22257&idsec=453

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )