Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cardiovascular, Cuidados de Enfermería, Salud Mental . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Intervenciones enfermeras para mejorar el síndrome metabólico en enfermos mentales

Hay una pregunta previa en este Servicio PREEVID que puede responder a su pregunta: “Efectividad de la dieta y el ejercicio para mejorar el síndrome metabólico en pacientes con esquizofrenia" (mirar mas abajo).

Pero hemos realizado otra búsqueda mas específica sobre intervenciones enfermeras en pacientes con patología mental y Síndrome Metabólico (SM) (aumento de peso, aumento de la presión arterial, incremento de los triglicéridos, disminución de HDL y aumento de los niveles de glucosa en ayunas). Se han hallado: 1 estudio trasversal y 2 revisiones narrativas (RN) que tienen por objeto describir específicamente las intervenciones enfermeras en este tipo de pacientes.
También se han encontrado documentos sobre intervenciones en pacientes con enfermedad mental y SM, sin especificar el profesional que tiene que llevarlas a cabo: 1 Sumario de Evidencia (SE) de Uptodate sobre la gestión de los efectos metabólicos secundarios a los antipsicóticos, 1 Guía de Práctica Clínica (GPC) para los cuidados de la salud física de pacientes con enfermedades mentales graves y 1 RN que describe las consecuencias a largo plazo de los antipsicóticos atípicos en niños y adolescentes en relación al SM y la importancia de diagnosticar, tratar y prevenir dichos efectos secundarios.

Sobre intervenciones enfermeras en pacientes con enfermedad mental y SM:
El estudio transversal(1) evalúa la prevalencia del SM en 64 pacientes con esquizofrenia y su relación con la exposición a tratamientos con antipsicóticos. Además identifica factores de riesgo asociados al SM y su distribución según género y edad.
Con esto elabora un plan de cuidados, considerando la atención integral que deben prestar los profesionales de enfermería de salud mental y teniendo como referencia los patrones funcionales de salud, en este caso, muy especialmente, el patrón Nutricional-Metabólico y el de Actividad-Ejercicio, pues se aprecia la reiteración de dos diagnósticos enfermeros: Desequilibrio nutricional por exceso e Intolerancia a la actividad. La mayoría de los factores de riesgo, tal como aparecen en este estudio, están relacionados con la dieta y hábitos de vida inadecuados.
Esto, unido a los diagnósticos enfermeros señalados, permite efectuar una propuesta específica de intervenciones enfermeras que, según los autores, se debe seguir desarrollando, como es la creación de grupos de psicoeducación, en los que se incluyen sesiones específicas para tratar de reducir la exposición a dichos factores de riesgo asociados al SM; así como el seguimiento y atención individualizada en algunos casos.

Las dos revisiones narrativas (2,3) valoran los cuidados de enfermería de pacientes tratados con antipsicóticos atípicos y que tienen un riesgo de desarrollar inestabilidad metabólica (SM) y/o diabetes tipo 2, para proporcionar conocimientos adicionales de este problema, tanto a enfermeras especialistas como estudiantes, e informar sobre la práctica enfermera. Señala la importancia de tener en cuenta que la psicosis es una patología crónica, y a menudo se necesita medicación antipsicótica durante largos períodos a lo largo de la vida. Aunque los antipsicóticos de 2ª generación fueron recibidos con mucho entusiasmo, ya que se toleran mejor que los de 1ª generación y proporcionan beneficios significativos para estos pacientes (son muy eficaces en la reducción de síntomas), sin embargo, cuando se toman por períodos prolongados, pueden producir, como efectos adversos, patología física. Los estudios muestran que la prevalencia de la diabetes de tipo 2 y el SM fue significativamente mayor en los pacientes con un trastorno psiquiátrico crónico, particularmente esquizofrenia. Se señala que, dado que las enfermeras de salud mental están en buena posición para prevenir, detectar y/o controlar el desarrollo de la constelación de síntomas del SM, entre las intervenciones rutinarias de enfermería, se deben incluir: detección temprana, prevención, planificación, intervención (educación e información) y evaluación de pacientes tratados con antipsicóticos en términos de estrategias de minimización de riesgos.

La segunda revisión indica los siguientes pasos para reducir el desarrollo del SM cuando hay tres o mas de los síntomas: Aumentar el nivel de actividad; Mejorar la salud a través de mejores hábitos alimenticios; Perder peso; Dejar de fumar; Reducir los niveles de estrés; y tomar los medicamentos recetados.
Entre las pautas a seguir con pacientes que están tomando antipsicóticos de 2ª generación señala:

  • La evaluación inicial completa: examen físico, estudio cardíaco, bioquímica sanguínea, peso, altura, medida de la cintura, Índice de Masa Corporal (IMC) y circunferencia de la cintura, antecedentes familiares, y personales, monitoreo de la presión arterial. Después: repetir IMC y circunferencia de la cintura a las 4, 8 y 12 semanas después de iniciar el tratamiento, seguimiento cada 3 meses.
  • Si no hay signos o factores de riesgo actuales para el SM, se indica que la enfermera tiene que seguir un seguimiento regular de la presión arterial, circunferencia de la cintura y educación del paciente sobre dieta y ejercicio.
  • Si hay evidencia de los primeros indicadores (aumento de la circunferencia de la cintura o presión arterial elevada), se debe controlar cada 3 meses: circunferencia de la cintura, presión arterial, IMC y comenzar el tratamiento (reducción de peso y aumento de la actividad física.
  • Si hay tres o más síntomas de síndrome metabólico es necesario comenzar el tratamiento (por ejemplo, reducción de peso, y un aumento en la actividad física y medicamentos), la vigilancia debe ser constante y se debe derivar a un especialista.

Sobre intervenciones en pacientes con enfermedad mental y SM, sin especificar el profesional que tiene que llevarlas a cabo:

El SE de UptoDate(4) sobre la gestión de los efectos secundarios de los fármacos para la esquizofrenia indica, con respecto a los efectos metabólicos, que muchos de los antipsicóticos (olanzapina, risperidona, quetiapina, etc.) causan aumento de peso, hiperlipidemias, hiperglucemia e hipertensión, que son indicadores de riesgo de padecer SM y especialmente preocupantes debido a la mortalidad temprana, secundaria a enfermedad cardiovascular, experimentada por los pacientes con esquizofrenia. Asimismo se señala que efectos similares se producen en pacientes con trastorno bipolar y que también toman antipsicóticos de 2ª generación.
Intervenciones recomendadas para el control de los efectos metabólicos:

  • Monitorizar a estos pacientes y proporcionar un programa regular de seguimiento de los efectos metabólicos de los antipsicóticos de 1ª y 2ª generación. Medir regularmente: IMC, circunferencia de cintura, lípidos séricos, glucosa en sangre en ayunas o hemoglobina A1c. Este programa también se recomienda para todas las personas que toman cualquier medicamento antipsicótico.
  • Cambiar el antipsicótico y facilitar tratamiento sintomático (estatinas, antihipertensivos o metformina para el aumento de peso).
  • Seleccionar una estrategia para la gestión de la ganancia de peso y otros problemas metabólicos, teniendo en cuenta factores como: historia de la capacidad de respuesta a diferentes antipsicóticos, gravedad de la alteración metabólica y disposición del paciente para realizar cambios de estilo de vida.
  • Proporcionar intervenciones conductuales: lla dieta y el ejercicio pueden ser útiles para algunos de estos pacientes con aumento de peso y dislipidemias leves o moderadas inducidas por antipsicóticos. La educación debe adaptarse a las capacidades de aprendizaje, siendo mas adecuado el ejercicio en grupo y el proporcionar pequeños incentivos para fomentar la práctica.

La GPC(5) para los cuidados de la salud física de pacientes con enfermedades mentales graves señala que estos pacientes, tratados con antipsicóticos, deben someterse a mediciones regulares de glucemia, perfil lipídico, peso corporal, circunferencia de cintura y presión arterial, con recomendación de que se realicen a intervalos de tiempo concretos.
Con el fin de evitar o limitar los posibles efectos secundarios de los antipsicóticos, debe darse al paciente y a la familia información sobre los riesgos cardiovasculares y metabólicos. El coste-efectividad de la aplicación de estas recomendaciones es considerable: los costes de las pruebas de laboratorio y los adicionales de equipamiento (escalas, cintas métricas, dispositivos de presión arterial) son modestos. La cuestión de la responsabilidad de la vigilancia de las alteraciones metabólicas es muy debatido, sin embargo, junto con la prescripción de fármacos antipsicóticos debe ir la responsabilidad de monitorear posibles alteraciones metabólicas inducidas por esos fármacos. El inicio de los trastornos metabólicos implicará tratamientos específicos. Recomienda una acción coordinada entre psiquiatras, médicos generales, endocrinólogos, cardiólogos, enfermeras, dietistas y familia, y señala que esto es sin duda un factor determinante para asegurar el cuidado óptimo de estos pacientes.

La revisión narrativa(6) sobre SM y antipsicóticos en niños y adolescentes señala que durante la última década ha habido un aumento sustancial en el uso de antipsicóticos atípicos en niños y adolescentes, principalmente debido a menores tasas de efectos secundarios extrapiramidales, pero también debido al aumento de diagnóstico de la esquizofrenia y el trastorno bipolar en este grupo de pacientes, y el uso generalizado de antipsicóticos atípicos en los trastornos del comportamiento. La definición del SM en niños y adolescentes se deriva de la definición de este síndrome en los adultos, pero no es universalmente aceptada en pediatría. La principal dificultad estriba en el establecimiento de los valores normales de altura y peso durante las diferentes etapas de crecimiento en la infancia y la adolescencia. Las consecuencias a largo plazo del SM que se diagnostica en edades tempranas aún no han sido estudiadas, al igual que las opciones de tratamiento y prevención. Esta revisión indica que, tanto niños como adolescentes, son más susceptibles a los efectos metabólicos adversos secundarios a los antipsicóticos atípicos en comparación con los adultos. Estos efectos también se producen durante el tratamiento con dosis bajas en los trastornos de comportamiento. La supervisión de estos parámetros metabólicos es deficiente en adultos y más aún en niños y adolescentes. Dado que estos jóvenes paciente son tratados con antipsicóticos atípicos durante largos períodos de tiempo, tambien es crucial diagnosticar, tratar y prevenir los efectos secundarios metabólicos.

Referencias (6):

  1. Durán Jiménez, Francisco Javier; Gómez Fernández, Francisca; Escobar Ruiz, María José; Mayoral Cleríes, Fermín. Síndrome metabólico en pacientes diagnosticados de esquizofrenia y atención enfermera de salud mental. Rev Presencia 2008 jul-dic, 4(8). [http://www.index-f.com/presencia/n8/p6880.php] [Consulta: 05/08/2013]
  2. Edward KL, Rasmussen B, Munro I. Nursing care of clients treated with atypical antipsychotics who have a risk of developing metabolic instability and/or type 2 diabetes. Arch Psychiatr Nurs. 2010 Feb;24(1):46-53. [DOI 10.1016/j.apnu.2009.04.009] [Consulta: 05/08/2013]
  3. Usher K, Foster K, Park T. The metabolic syndrome and schizophrenia: the latest evidence and nursing guidelines for management. J Psychiatr Ment Health Nurs. 2006 Dec;13(6):730-4. [DOI 10.1111/j.1365-2850.2006.01026.x] [Consulta: 05/08/2013]
  4. Stephen Marder. Fharmacotherapy for schizophrenia: side effect Management. This topic las updated: abr 4, 2013. In: UpToDate, Murray B Stein (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2013.
  5. Bressington DT, Mui J, Cheung EF, Petch J, Clark AB, Gray R. The prevalence of metabolic syndrome amongst patients with severe mental illness in the community in Hong Kong--a cross sectional study. BMC Psychiatry. 2013 Mar 18;13:87. [DOI 10.1016/j.encep.2008.10.014] [Consulta: 05/08/2013]
  6. Dori N, Green T. [The metabolic syndrome and antipsychotics in children and adolescents]. Harefuah. 2011 Oct;150(10):791-6, 814, 813. [http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22111125] [Consulta: 05/08/2013]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 1 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 1 referencia
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Revisión narrativa: 3 referencias
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Intervenciones enfermeras para mejorar el síndrome metabólico en enfermos mentales Murciasalud, 2013. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/19586

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )