Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cardiovascular, Hematología, Musculoesqueléticos, Rehabilitación . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Tromboprofilaxis tras artroscopia de hombro o cadera. La pregunta original del usuario era "¿Existe indicación de tromboprofilaxis en la artroscopia de hombro y de cadera?, ¿qué evidencia existe al respecto?"

Recientes guías de práctica clínica que revisan la prevención del tromboembolismo venoso(1,2,3), abordan el manejo del paciente sometido a artroscopia de rodilla, sin incluir entre sus recomendaciones la actuación ante un paciente en el que se realiza una artroscopia de hombro o cadera.

En base a la documentación revisada (un consenso de profesionales(4), dos revisiones sistemáticas -RS-  de estudios observacionales retrospectivos(5,6) y una revisión de la literatura(7)) la incidencia de enfermedad tromboembólica venosa (ETV) sintomática, ya sea trombosis venosa profunda (TVP) o embolismo pulmonar (EP), tras un procedimiento artroscópico de hombro o cadera es muy baja y la decisión de iniciar profilaxis antitrombótica farmacológica debería realizarse de forma individualizada en función del riesgo trombótico del paciente. Sí estaría indicado, en todos los pacientes, el adoptar medidas que disminuyan el riesgo trombótico del paciente y el uso de profilaxis mecánica.

El sumario de evidencia de Uptodate sobre la prevención de la ETV en el paciente quirúrgico(8), establece que existen numerosos factores de riesgo para el desarrollo de ETV en este grupo de pacientes, incluyendo factores relacionados con la intervención en sí misma y factores relacionados con el paciente. Por tanto, se considera que, en pacientes quirúrgicos, la profilaxis antitrombótica se ha de recomendar de acuerdo a la categoría de riesgo en la que se incluiría al paciente.

En el sumario se describe para la valoración del riesgo de ETV el modelo de evaluación del riesgo Caprini modificado, en base al cual se van sumando puntos según la presencia de unos determinados factores de riesgo trombogénicos y el tipo de cirugía a la que se va a someter al paciente. El riesgo estimado de ETV, en ausencia de profilaxis farmacológica o mecánica, va aumentando desde un valor menor de 0,5% en los pacientes de muy bajo riesgo (puntuación Caprini de 0)  hasta aproximadamente el 6% en los pacientes de alto riesgo (puntuación en Caprini ≥ 5) .

Según este modelo, a las intervenciones artroscópicas, en general, se le otorgarían 2 puntos, con lo cual, en ausencia de otros factores de riesgo, el paciente tendría una puntuación total de 2 puntos y sería catalogado como de bajo riesgo, con un riesgo estimado de ETV en ausencia de profilaxis del 1,5%. En estos pacientes, el sumario sugiere el uso de profilaxis mecánica, preferentemente con compresión neumática intermitente, frente a la ausencia de profilaxis o la anticoagulación profiláctica (grado de recomendación 2C: recomendación muy débil; otras alternativas pueden ser igualmente razonables).

El documento de consenso sobre la profilaxis antitrombótica en Traumatología y Ortopedia(4), publicado en 2013 por varias sociedades científicas italianas, comenta en relación a la actuación ante una artroscopia de cadera u hombro:

  • El riesgo de ETV en la artroscopia de cadera apenas ha sido evaluado, pero los estudios retrospectivos realizados parecen indicar una incidencia que varía del 0 a 3,7%, en ausencia de profilaxis. Los autores consideran que la profilaxis de la ETV no es recomendable para los pacientes que no presentan factores de riesgo y que debe ser considerada la utilización de profilaxis farmacológica con HBPM en pacientes con factores de riesgo generales o relacionados con el procedimiento (tales como una cirugía prolongada o que impide el soportar peso). En cuanto al momento de la administración de la profilaxis y su duración, se indica que  es aconsejable iniciar la profilaxis en el período post-operatorio y que se debe continuar hasta que el paciente es capaz de soportar el peso, y, en cualquier caso, al menos durante 7 días. Se añade que el uso de medias de compresión graduada puede ser aconsejable, como una ayuda adicional, hasta que el paciente reanude la deambulación.
  • En cuanto a la artroscopia de hombro, se señala que las complicaciones tromboembólicas posteriores al procedimiento son muy raras, con una incidencia de ETV de menos de 0,01%. En este caso no se recomienda,  en todos los pacientes, la profilaxis farmacológica, aunque matiza que los que presentan factores de riesgo podrían beneficiarse de la administración de HBPM. En el supuesto de que estuviese indicada la profilaxis farmacológica, esta debería iniciarse en el período post-operatorio y mantenerse durante al menos 7 días.

Una RS de 2013 sobre las complicaciones tromboembólicas de la cirugía de hombro y codo(5), revela una incidencia de ETV tras cirugía artroscópica de hombro del 0,038% de  92.440 intervenciones. En relación a la indicación de quimioprofilaxis, los autores asumen no poder establecer recomendaciones en base a la evidencia disponible aunque consideran, sin embargo, que se debería realizar en todos los pacientes una estratificación del riesgo para valorar la presencia de factores de riesgo para la ETV. Además de aconsejar medidas que disminuyen el riesgo de ETV (como suspender fármacos trombogénicos antes del procedimiento, minimizar el tiempo de intervención, utilizar bombas de compresión de pierna o pie en el pre y post-operatorio con ejercicios de pie y tobillo, o acelerar la rehabilitación), consideran razonable adoptar un enfoque multimodal que implique que todos los pacientes reciban profilaxis mecánica, reservando la profilaxis química para aquellos con alto riesgo tromboembólico.

Una RS previa(6), encuentra 15 episodios de TVP y  4 de EP, en un total de 23,791 artroscopias de hombro (incidencia de ETV del 0,08%). La actitud terapéutica planteada es similar a la de RS anterior.

Por último, una revisión narrativa(7) sobre las complicaciones tromboembólicas de la cirugía artroscópica, publicada también en 2013, destaca las carencias de información disponible en relación a la artroscopia de miembro superior y, fundamentalmente, sobre la artroscopia de cadera, y que dada la baja incidencia registrada en los estudios realizados, la decisión de indicar profilaxis debería tomarse de forma individualizada  en base a la estratificación del riesgo del paciente.

Referencias (8):

  1. Thromboprophylaxis after Orthopedic Surgery. Thrombosis Interest Group of Canada, 2013. [http://thrombosiscanada.ca/guides/pdfs/ThromboprophylaxisOrthopedic_Surgery.pdf] [Consulta: 23/01/2014]
  2. Falck-Ytter Y, Francis CW, Johanson NA, Curley C, Dahl OE, Schulman S, Ortel TL, Pauker SG, Colwell CW Jr; American College of Chest Physicians. Prevention of VTE in orthopedic surgery patients: Antithrombotic Therapy and Prevention of Thrombosis, 9th ed: American College of Chest Physicians Evidence-Based Clinical Practice Guidelines. Chest. 2012 Feb;141(2 Suppl):e278S-325S. [http://journal.publications.chestnet.org/data/Journals/CHEST/23443/112404.pdf] [Consulta: 23/01/2014]
  3. SIGN 122: Prevention and management of venous thromboembolism. A national clinical guideline. Updated December 2010. [http://www.sign.ac.uk/sign-122-prevention-and-management-of-venous-thromboembolism.html] [Consulta: 23/01/2014]
  4. Randelli F, Romanini E, Biggi F, Danelli G, Della Rocca G, Laurora NR, Imberti D, Palareti G, Prisco D. II Italian intersociety consensus statement on antithrombotic prophylaxis in orthopaedics and traumatology: arthroscopy,traumatology, leg immobilization, minor orthopaedic procedures and spine surgery. J Orthop Traumatol. 2013 Mar;14(1):1-13. [DOI 10.1007/s10195-012-0214-y] [Consulta: 23/01/2014]
  5. Dattani R, Smith CD, Patel VR. The venous thromboembolic complications of shoulder and elbow surgery: a systematic review. Bone Joint J. 2013 Jan;95-B(1):70-4. [DOI 10.1302/0301-620X.95B1.29854] [Consulta: 23/01/2014]
  6. Ojike NI, Bhadra AK, Giannoudis PV, Roberts CS. Venous thromboembolism in shoulder surgery: a systematic review. Acta Orthop Belg. 2011 Jun;77(3):281-9. [http://actaorthopaedica.be/acta/download/2011-3/01-Ojike%20et%20al.pdf] [Consulta: 23/01/2014]
  7. Greene JW, Deshmukh AJ, Cushner FD. Thromboembolic complications in arthroscopic surgery. Sports Med Arthrosc. 2013 Jun;21(2):69-74. [DOI 10.1097/JSA.0b013e31828a7e76] [Consulta: 23/01/2014]
  8. Pai M, Douketis JD. Prevention of venous thromboembolic disease in surgical patients. This topic last updated: ene 15, 2014. In: UpToDate, Basow, DS (Ed), UpToDate,Waltham, MA, 2014.

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 2 referencias
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 3 referencias
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Revisión narrativa: 1 referencia
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Tromboprofilaxis tras artroscopia de hombro o cadera. Murciasalud, 2014. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/19774

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )