Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cuidados de Enfermería . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Indicaciones de lavado vesical en pacientes con sondaje vesical permanente

La pregunta es muy general, pero se han encontrado 3 Guías de Práctica Clínica (GPC), 1 Sumario de Evidencias (SE) de Uptodate y 2 Protocolos, que hacen recomendaciones generales de cuando hacer o no hacer lavado vesical en los pacientes con catéter vesical permanente. Una de las GPC especifica las diferencias entre instilación, irrigación y lavado vesical.
En general señalan que esas intervenciones solo se hagan en situaciones especiales, fundamentalmente cuando hay hematuria o se sospecha obstrucción del catéter (una sola vez). La irrigación vesical antimicrobiana no previene o retrasa la infección del tracto urinario, por lo que se debe evitar.

Hay tres preguntas en el Banco de Preguntas del Preevid relacionadas con la hematuria y los lavados vesicales, a las que puede acceder desde mas abajo.

Según una GPC(1) (para la prevención y control de las infecciones asociadas en atención primaria) la terminología: instilación, irrigación y lavado vesical puede ser confusa. La irrigación de la vejiga es la introducción continua de un fluido estéril en la vejiga con el fin de drenar la sangre y los residuos; la instilación de la vejiga es la introducción de un fluido estéril en la vejiga, dejándolo allí por un período de tiempo variable con el fin de disolver las incrustaciones, alterar el pH de la vejiga, o suprimir el crecimiento bacteriano; y el lavado de la vejiga es la introducción de un fluido estéril que se deja drenar inmediatamente con el fin de diluir el contenido de la vejiga o desbloquear una obstrucción.

El SE de Uptodate(2) sobre la colocación y manejo de los catéteres urinarios, indica que la irrigación vesical se reserva para situaciones específicas (por ejemplo, en el post-operatorio, o en terapia farmacológica) o en pacientes con hematuria. Sin embargo, si un catéter no está drenando correctamente, puede ser irrigado una sola vez con solución salina estéril. Si esto no es efectivo, se debe reemplazar el catéter. Si existe la sospecha de que el material del catéter de látex contribuyó a la obstrucción, el catéter debe ser cambiado a un catéter de silicona para reducir futuro incrustaciones. La irrigación vesical antimicrobiana no parece prevenir o retrasar la infección del tracto urinario; más bien, esta práctica puede conducir a la infección con organismos más resistentes. Indica que un ECA(3) de 200 pacientes con sondaje no encontró diferencias significativas en la incidencia de infección del tracto urinario en los pacientes con sondas urinarias permanentes tratados con la irrigación vesical de una solución de neomicina polimixina comparado con la ausencia de riego. En los pacientes que recibieron irrigación vesical se encontraron más organismos resistentes.

Una GPC(4) para la prevención de las infecciones del tracto urinario (ITU) relacionadas con los catéteres, con respecto a la irrigación vesical indica que las evidencias halladas fueron de baja calidad lo que sugiere que no hay ningún beneficio de la irrigación vesical en pacientes con catéteres permanentes o intermitentes, por lo tanto recomienda:(*)

  • No realizar irrigación de la vejiga, a menos que se prevea la obstrucción (por ejemplo, como podría ocurrir con el sangrado después de la cirugía de próstata o vejiga). (Categoría II)
  • No efectuar irrigación vesical rutinaria con antimicrobianos. (Categoría II)

La tercera GPC(5), posterior, para la cateterización con sondas permanentes en adultos, con respecto al lavado, riego e instilación de la vejiga, confirma estas recomiendaciones:(*)
Los lavados vesicales de rutina no son beneficiosos (NE 1a, GR = A)

  • La irrigación de la vejiga y la instilación de soluciones de mantenimiento no previenen infecciones asociadas al catéter. Sin embargo, estas intervenciones pueden ser recomendadas en circunstancias especiales (por ejemplo, en la gestión de la formación de coágulos de sangre) (NE = 1b, GR = A)
  • Si la hematuria no se soluciona, puede ser necesario el riego a través de un catéter de 3 vías o en casos más graves, puede ser necesario el lavado de la vejiga bajo anestesia general (VE = 4, GR = C)
  • La hematuria puede ser resuelta, tras cateterización suprapúbica, por riego a través del catéter suprapúbico o por medio de un catéter uretral adicional (NE = 4, GR = C)

El protocolo de enfermería(6) para el sondaje vesical de la Asociación Española de Enfermería en Urología, señala que el lavado vesical continuo tiene como fin mantener la permeabilidad de la sonda cuando la hematuria es importante. Para ello se usa una solución de suero de lavado estéril que se hace pasar al interior de la vejiga en goteo continuo a través de una sonda de tres vías, para después salir a través de la vía de drenaje de la sonda. Si el líquido de lavado no sale, puede producir una grave distensión vesical. Por lo que se debe estar muy atento a la velocidad de goteo de entrada y la velocidad y cantidad que va saliendo. También se debe vigilar, en caso de cirugía, si el suero de lavado está saliendo por algún drenaje o si se está diseminando por el tejido subcutáneo con el aumento evidente del abdomen o genitales externos del paciente.

El otro protocolo(7) para realizar el sondaje vesical indica que se debe evitar realizar lavados vesicales, salvo cuando hay obstrucción del sistema de drenaje (hemorragia en cirugía prostática o vesical), para no alterar el sistema de drenaje cerrado. En caso de que sean necesarios lavados vesicales frecuentes se colocará una sonda de tres vías; si es necesaria la irrigación, se usará un método de irrigación intermitente; no practicar irrigación continua de la vejiga como medida antiinfecciosa de rutina.

(*) Mirar la clasificación de los Niveles de Evidencias (NE) y Grados de Recomendación (GR) en las GPC.

Referencias (7):

  1. National Clinical Guideline Centre (UK). Infection: Prevention and Control of Healthcare-Associated Infections in Primary and Community Care: Partial Update of NICE Clinical Guideline 2. London: Royal College of Physicians (UK); 2012 Mar. [Resumen] [Texto Completo] [Consulta: 07/07/2014]
  2. Anthony J. Placement and management of urinary bladder catheters. This topic last updated: Jun 24, 2013. In: UpToDate, Jerome P Richie (Ed), UpToDate,Waltham, MA, 2014. (Consultado en www.uptodate.com).
  3. Wald HL, Ma A, Bratzler DW, Kramer AM. Indwelling urinary catheter use in the postoperative period: analysis of the national surgical infection prevention project data. Arch Surg 2008; 143:551. [Resumen] [Consulta: 07/07/2014]
  4. Gould, C, Umscheid, C, Agarwal, R, et al. Guideline for the Prevention of Catheter-Associated Urinary Tract Infections 2008, HaH Services (Ed), Department of Health and Human Sevices Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta 2008. pp.1-47 [Texto Completo] [Consulta: 07/07/2014]
  5. Geng V, Cobussen-Boekhorst H, Farrell J, Gea-Sánchez M, Pearce I, Schwennesen T, Vahr S, Vandewinkel C. Catheterisation: indwelling catheters in adults: urethral and suprapubic. Arnhem (The Netherlands): European Association of Urology Nurses (EAUN); 2012 Feb. 112 p. [198 references] [Texto Completo] [Consulta: 07/07/2014]
  6. Arcay Ferreiro E, Ferro Castaño AM, Fernández González B, García Rodríguez B, González Gómez JM, Rodríguez del Amo MD, Viaño López MC. Sondaje vesical. Protocolo de Enfermería. Asociación Española de Enfermería en Urología. Enfuro 7. num. 90.abril/mayo/junio 2004 [Texto Completo] [Consulta: 07/07/2014]
  7. Jiménez Mayorga, I; Soto Sánchez, M; Vergara Carrasco, L; Cordero Morales, J; Rubio Hidalgo, L; Coll Carreño, R et al. Protocolo de sondaje vesical. Biblioteca Lascasas, 2009; 6(1). [Texto Completo] [Consulta: 07/07/2014]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 1 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 3 referencias
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Protocolo: 2 referencias
  9. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Indicaciones de lavado vesical en pacientes con sondaje vesical permanente Murciasalud, 2014. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/20040

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )