Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cuidados de Enfermería . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Uso de las jeringas con suero salino para el lavado del catéter venoso central. La pregunta original del usuario era "En los cuidados de mantenimiento de las vías venosas centrales de larga duración, a la hora de lavar las luces del cateter con suero salino tras extraer sangre o administrar fármacos ¿recomiendan las evidencias el uso de "jeringas estériles precargadas con suero salino"?"

No se han encontrado evidencias con respecto al uso de jeringas estériles precargadas con suero salino para el mantenimiento de las vías venosas centrales de larga duración tras la extracción de sangre o administración de fármacos.

Se ha encontrado una Guía de Práctica Clínica (GPC) (1) acerca del cuidado y mantenimiento de los dispositivos de acceso vasculares que recomienda, para reducir complicaciones, que enfermería mantenga el catéter sin obstruir para asegurar la fluidez del catéter durante la terapia usando técnicas que lo limpien con un chorro de alguna solución teniendo en cuenta las características del paciente, del dispositivo y de la infusión, que pueden contribuir a la obstrucción del catéter. Con respecto a la toma de muestras de sangre recomienda la GPC que se reduzca al mínimo el acceso al dispositivo venoso central (DVC) para reducir el riesgo de infección y la pérdida nosocomial de sangre (Nivel de Evidencia = IV).

Con respecto a los posibles efectos secundarios no deseables de esta práctica la GPC dice que una excesiva presión al limpiar el catéter puede hacer que posibles coágulos sean desalojados, o que se produzca la separación y/o ruptura del catéter. Para evitar esto, recomienda que se utilice una jeringuilla de 10 ml (o más grande).

En otra Guía de Práctica Clínica (2) sobre pautas para el cuidado de los DVC del comité británico para los estándares en hematología recomienda que, dado que es esencial mantener libre la luz del catéter, un método positivo es limpiarlo con un líquido a cierta presión, pero que sigue siendo polémico si hacerlo con heparina frente a sellados intermitentes salinos normales.

La GPC realiza recomendaciones de limpieza, según el tipo de catéter:

  • Catéter no tunelado: cuando es utilizado intermitentemente o semanalmente, lavar después de cada acceso con una solución de 10 ml de salino al 0.9% +/- 5 ml. solución salina heparinizada (10 u/ml).
  • Catéter tunelado (*): después de cada acceso o semanalmente lavar con una solución de 10ml de salino al 0.9% +/- 5 ml solución salina heparinizada (10 u/ml).
  • Catéter con puerto (*): después de cada acceso o mensualmente lavar con una solución de 10 ml de salino al 0.9% +/- 5 ml solución salina heparinizada (10 u/ml). En este caso recomienda no utilizar una jeringuilla menor de 10 ml de tamaño, para evitar la ruptura del catéter.
  • En catéter para transfusión/diálisis: después de cada acceso o semanalmente, lavar con 100 ml de salino al 0.9% mas 1000 u/ml o 5000 u/ml, según volumen del catéter. (Hay que calcular el volumen del espacio muerto para evitar la heparinización del sistema, impreso generalmente en el lumen del DVC).

(*) Las variedades de válvulas requieren limpiar con 10 ml al 0.9% de solución salina. No se requiere heparina. Aunque siempre se han de seguir las recomendaciones de los fabricantes. También señala la importancia del tamaño de la jeringuilla, ya que las más pequeñas crean una mayor presión y puede contribuir a la ruptura del catéter si es excesiva. Por lo que recomienda que sean a partir de 10 ml.

Los Estándares para la terapia de la infusión (3) del Royal College of Nursing aseguran que para evitar incompatibilidades entre fármacos administrados a través del catéter este se debe limpiar. Aconseja que se realice antes, entre y después de la administración de medicaciones y/o de soluciones incompatibles. También se deben limpiar después de la toma de una muestra de sangre con suficiente volumen de una solución al 0.9 % de cloruro de sodio para despejar el catéter de la sangre residual.

De la misma manera recomienda que, para mantener el lumen del catéter permeable, se debe limpiar rutinariamente con un chorro de cloruro de sodio al 0.9% y los DVC con un anticoagulante (generalmente heparina 10 u/ml de cloruro de sodio al 0.9%) cuando el dispositivo no está en uso regular, a menos que sea aconsejado de otra manera por el fabricante. El volumen de la solución debe ser igual o al menos dos veces el volumen del catéter y de los dispositivos adicionados, generalmente 5-10 ml. La frecuencia debe ser de cada 8 horas para los DVC con acceso a corto plazo y semanalmente para los dispositivos venosos centrales con acceso a largo plazo, a menos que problemas oclusivos indiquen otra cosa.

Recomienda que el cloruro de sodio se introduzca a pequeños intervalos, lo que produce una presión positiva que retira los restos de las paredes del catéter,

Referencias (3):

  1. Care and maintenance to reduce vascular access complications. Registered Nurses Association of Ontario. 2005 [Texto Completo] [Consulta: 27/09/2010]
  2. Guidelines on the insertion and management of central venous access devices. The British Committee for Standards in Haematology. 2006 [Texto Completo] [Consulta: 27/09/2010]
  3. Standards for infusion therapy. Royal College of Nursing. Noviembre 2005. [Texto Completo] [Consulta: 27/09/2010]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 2 referencias
  6. Sumario de evidencia: 0 referencia
  7. Información para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Uso de las jeringas con suero salino para el lavado del catéter venoso central. Murciasalud, 2006. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/4411

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )