Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud Unión Europea
Una manera de hacer Europa Fondo Europeo de Desarrollo Regional
Buscar Secciones Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario
Fecha de actualización: 25/05/2010

Estramonio (Datura stramonium) Sinónimos: higuera loca; hierba hedionda; berenjena del diablo; manzana espinosa, flor de trompeta.

Identificación:

hoja
Hojas y flor de Datura stramonium
fruto
Fruto de Datura stramonium

Hábitat y caracteres singulares.

Es una planta herbácea, de la familia de las solanáceas, que con frecuencia rebasa el metro de altura y se ha naturalizado ampliamente en zonas mediterráneas. Con hojas semejantes a las de la higuera y flores blancas de cáliz tubuloso. Fruto espinoso característico que contiene múltiples semillas negruzcas. Florece a finales de primavera.

Toxicidad.

Todas las partes de esta planta son tóxicas, especialmente los frutos y las flores que contienen grandes cantidades de alcaloides derivados del tropano con actividad anticolinérgica (atropina, escopolamina e hiosciamina). Estos agentes tóxicos son antimuscarínicos por antagonismo competitivo en los receptores de la acetilcolina (Ach); este efecto puede contrarrestarse aumentando la concentración de Ach mediante el antídoto. La causa más frecuente de intoxicación es la ingesta de infusiones hechas con las hojas o bien la ingesta de semillas con finalidad suicida. También se han descrito intoxicaciones accidentales por el contacto con la planta, descrito en la literatura con el sugerente nombre de "midriasis del jardinero".

Clínica.

Tras un intervalo de tiempo variable, en general superior a media hora, se presenta un cuadro en el que predominan las manifestaciones digestivas y del SNC, con náuseas, vómitos, dolor abdominal, enrojecimiento facial, visión borrosa, midriasis, sequedad de boca y mucosas, sed intensa, retención urinaria, hipoperistaltismo intestinal y debilidad muscular. En los casos más graves, que pueden llegar a ser potencialmente mortales, aparece agitación intensa, alucinaciones y delirio alucinatorio, estupor, hipertermia, taquicardia, convulsiones y coma acompañado de hipotensión y depresión respiratoria.

Tratamiento.

Debe realizarse lavado gástrico y administrar carbón activado. El tratamiento de soporte y sintomático puede ser suficiente si la sintomatología es sólo digestiva. Si aparecen síntomas de intoxicación atropínica, los pacientes pueden precisar sedación con benzodiacepinas (no se aconsejan los neurolépticos por su efecto anticolinérgico) y debe valorarse la utilización del antídoto fisostigmina.

La fisostigmina o eserina es un alcaloide natural del haba de Calabar que por su acción colinérgica se utiliza para el tratamiento de los síndromes anticolinérgicos, ya que bloquea de manera eficaz y reversible la enzima acetilcolinesterasa, haciendo que la acetilcolina se acumule en los receptores. Atraviesa la barrera hematoencefálica, siendo por tanto útil para revertir los síntomas anticolinérgicos sobre el SNC y periférico. Otros inhibidores de la colinesterasa, como la neostigmina o la piridostigmina, al no atravesar dicha barrera, no son eficaces para neutralizar la toxicidad atropínica a nivel central.

Habitual¬mente se administra por vía intravenosa en bolus lento (adultos: 1-2 mg diluidos en 10 ml de suero fisiológico, a pasar en 5 min; niños: 0,2-0,5 mg en 5 min), repetibles cada 10 minutos (máximo 8 mg) hasta conseguir el efecto deseado que normal¬mente es el control de la agitación y del riesgo de auto y hete¬roagresión. Como su vida media es corta, puede rebrotar la sintomatología atropínica al cabo de 15-30 minutos, en cuyo caso se recomienda la administración intravenosa continua en suero glucosado o fisiológico. La fisostigmina tiene efectos secundarios (bradicardia, hipotensión y, excepcionalmente, convulsiones); por ello su indicación debe estar bien justificada. Se aconseja administrar bajo monitorización continua del ECG y está contraindicada en casos de bradicardia, hipotensión o trastornos de la conducción auriculo-ventricular.

Casos clínicos.

Caso clínico número 1. Alcaraz SF, Girón JM, Delgado F, et al. Midriasis por contacto accidental con estramonio (Datura stramonium). Med Clin (Barc) 1999;113:156. [Acceso desde la Intranet y usuarios registrados]

Caso clínico número 2. Gri E, Beltrán B, Durán Y et al. Midriasis unilateral después de contacto ocular accidental directo con semillas de Datura stramonium. Emergencias 2001;13:145-150.

Caso clínico número 3. Calbo JM, Barba MA, Broseta L et al. Intoxicación familiar accidental por ingesta de Datura stramonium. An Med Interna (Madrid) 2004; 21: 415.

Caso clínico número 4. Fandiño-Orgeira JM, Fernández-Ameneiros MJ, Oubiña-González W. Alucinaciones y agitación en dos pacientes jóvenes. Med Clin (Barc). 2005;125:556-557. [Accesible desde la Intranet y usuarios registrados].

Caso clínico número 5. Reyes J, Almero R. Intoxicación por Datura stramonium. Emergencias 2006;18:388-389.

Caso clínico número 6. Castañón L, Martínez JP, Lapeña S et al. Intoxicación por Datura stramonium. An Esp Pediatr 2000; 53: 53-55. [Accesible desde la Intranet y usuarios registrados].

Caso clínico número 7. Domínguez B, Asencio C, García Gil D et al. Alucinaciones y agitación en un encuentro de adolescentes. Rev Clin Esp. 2008;208:58-62. [Accesible desde la Intranet y usuarios registrados].

Bibliografía

Acceso a la bibliografía