Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cardiovascular, Endocrinología . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Es eficaz la dieta paleolítica en pacientes con sobrepeso e hipertensión esencial?

La dieta paleolítica (DP) (dieta del hombre de las cavernas, dieta de la edad de piedra o dieta paleo,) es un plan nutricional basado en la dieta de plantas silvestres y animales salvajes del período Paleolítico. Se centra en el uso de los alimentos disponibles en esa época y se compone principalmente de carne, pescado, frutas, verduras, frutos secos y raíces; así mismo excluye granos, legumbres, productos lácteos, sal, azúcares refinados y aceites procesados.

Tras la búsqueda realizada en las bases de datos habituales no se han identificado guías de práctica clínica, sumarios de evidencia o protocolos de actuación en los que se haga mención a la DP como  potencial herramienta dietética en el manejo del sobrepeso/obesidad o la mejora de los factores de riesgo cardiovascular.

Tampoco se han localizado ensayos clínicos aleatorios (ECAs) que evalúen la efectividad de la dieta paleolítica en pacientes en los que convergen de forma aislada sobrepeso y el diagnóstico de hipertensión arterial.

Los ECAs(1-4) localizados analizan la efectividad de este tipo de dietas para la pérdida de peso  y para la mejora del peso y del perfil de riesgo cardiovascular en pacientes diabéticos (diabetes tipo 2) o con intolerancia a la glucosa.

En base a los resultados de estos estudios, la DP parece tener un mayor efecto saciante que otras dietas (dieta mediterránea o dieta para diabéticos)(1,2) y se muestra efectiva en la mejora de parámetros como el índice de masa corporal, la obesidad abdominal, los niveles lipídicos, la tolerancia a la glucosa o la presión arterial diastólica(3,4).

No obstante, hay que destacar el hecho de que se trata de estudios con pequeño tamaño muestral, y limitado tiempo de intervención y seguimiento.

En un ECA con un período de seguimiento de 24 meses(5) se evaluó el efecto de la DP en el peso corporal y el balance metabólico en mujeres posmenopáusicas con obesidad (n =70) y se encontró que los cambios en la composición corporal obtenidos a corto plazo (6 meses) no se mantenían a largo plazo: no había diferencias significativas en las mediciones antropométricas a los 24 meses entre los distintos tipos de dieta evaluada (en este caso DP y dieta siguiendo las recomendaciones dietéticas nórdicas).

Además, en esta misma muestra de mujeres se analizó la mediana de la concentración de yodo en orina de 24 horas, la excreción urinaria de yodo en 24 horas por tres días y los niveles de hormonas tiroideas al inicio y al final de la intervención (6 y 24 meses). Los resultados, presentados como póster en un encuentro anual de la “American Thyroid Association"(6), mostraron que el seguimiento de una DP durante dos años se asoció a deficiencia de yodo de leve a moderada: a partir de los niveles de referencia similares, los niveles de yodo urinario se redujeron después de 6 y 24 meses en el grupo PD mientras que los niveles en el grupo de mujeres que siguió una dieta siguiendo las recomendaciones nórdicas se mantuvieron constantes.

Se ha encontrado además una revisión sistemática (RS) y meta-análisis(7) realizada con el objetivo de determinar los efectos de la dieta mediterránea en comparación con otras intervenciones dietéticas (entre ellas la DP) sobre el control glucémico en paciente con diabetes tipo 2, independientemente de la pérdida de peso. La revisión encuentra que en comparación con la atención habitual, tanto la dieta mediterránea (asociada a directrices educativas) como la DP (asociada a directrices educativas) se asoció con una significativa reducción de la hemoglobina glicosilada.

En otra RS(8), que evalúa el efecto a largo plazo de la ingesta de nueces, semillas y aceites (componentes de la DP) sobre el peso corporal, glucosa y nivel de lípidos en población adulta, se incluyó el ECA de Jonsson y cols (3), que realizó la valoración de la efectividad del consumo de la dieta recomendada por la Asociación Americana de Diabetes y la DP en pacientes con diabetes tipo 2. La RS concluye que aunque las intervenciones por un período menor de 24 semanas demuestran una tendencia a la mejoría de los marcadores bioquímicos, el consumo de estos productos, en un período mayor de 24 semanas muestran resultados inconsistentes, y en un período mayor de 48 semanas la tendencia sugiere que no existen cambios significativos en los marcadores bioquímicos ni en los indicadores antropométricos. En consecuencia se plantea la necesidad de estudios aleatorizados con seguimiento a largo plazo, que permitan confirmar el efecto positivo del consumo de estos productos sobre la salud.

Por último, destacamos una revisión narrativa(9) que analiza la efectividad de diferentes tipos de dieta populares entre la población. Entre ellas se encuentra la DP respecto a la cual la revisión resume que unos pocos estudios de pequeño tamaño han sugerido que esta dieta es beneficiosa para las personas con diabetes tipo 2 con efectos en la reducción del peso y en los factores de riesgo cardiovascular y mejoras en la saciedad y la tolerancia a la glucosa en comparación con dietas de estilo mediterráneo. Sin embargo, matiza, es difícil sacar conclusiones firmes de estos estudios en base a sus limitaciones metodológicas.

En relación al papel de esta dieta en la práctica clínica se concluye que la evidencia publicada en cuanto a su seguridad o la eficacia es insuficiente como para recomendarla en la práctica clínica. También hay poca evidencia sobre la aceptabilidad de este estilo de dieta, y sus posibles efectos secundarios son en gran medida desconocidos; aunque la falta de productos lácteos ha llevado a la especulación de que puede haber problemas con la ingesta de calcio y vitamina D y sobre que la ingesta elevada de pescado puede aumentar el riesgo de exceso de consumo de toxinas ambientales y metales pesados.

Referencias (9):

  1. Jönsson T, Granfeldt Y, Lindeberg S, Hallberg AC. Subjective satiety and other experiences of a Paleolithic diet compared to a diabetes diet in patients with type 2 diabetes. Nutr J. 2013 Jul 29;12:105. [DOI 10.1186/1475-2891-12-105] [Consulta: 26/03/2015]
  2. Jönsson T, Granfeldt Y, Erlanson-Albertsson C, Ahrén B, Lindeberg S. A paleolithic diet is more satiating per calorie than a mediterranean-like diet in individuals with ischemic heart disease. Nutr Metab (Lond). 2010 Nov 30;7:85. doi: 10.1186/1743-7075-7-85. [DOI 10.1186/1743-7075-7-85] [Consulta: 26/03/2015]
  3. Jönsson T, Granfeldt Y, Ahrén B, Branell UC, Pålsson G, Hansson A, Söderström M, Lindeberg S. Beneficial effects of a Paleolithic diet on cardiovascular risk factors in type 2 diabetes: a randomized cross-over pilot study. Cardiovasc Diabetol. 2009 Jul 16;8:35. [DOI 10.1186/1475-2840-8-35] [Consulta: 26/03/2015]
  4. Lindeberg S, Jönsson T, Granfeldt Y, Borgstrand E, Soffman J, Sjöström K, Ahrén B. A Palaeolithic diet improves glucose tolerance more than a Mediterranean-like diet in individuals with ischaemic heart disease. Diabetologia. 2007 Sep;50(9):1795-807. [DOI 10.1007/s00125-007-0716-y] [Consulta: 26/03/2015]
  5. Mellberg C, Sandberg S, Ryberg M, Eriksson M, Brage S, Larsson C, Olsson T, Lindahl B. Long-term effects of a Palaeolithic-type diet in obese postmenopausal women: a 2-year randomized trial. Eur J Clin Nutr. 2014 Mar;68(3):350-7. [DOI 10.1038/ejcn.2013.290] [Consulta: 26/03/2015]
  6. Sta˚ hl M., Hulthén L., Manousou S., Larsson C., Lindahl B., Mellberg C., Olsson T., Ryberg M., Sandberg S., Filipsson Nyström H. A modified paleolithic diet results in iodine deficiency-a study of 24 hour urinary iodine excretion in postmenopausal overweight and obese women in Sweden. Thyroid 2013 23 SUPPL. 1 (A23-A24) [DOI 10.1089/thy.2013.2310.abs] [Consulta: 26/03/2015]
  7. Carter P, Achana F, Troughton J, Gray LJ, Khunti K, Davies MJ. A Mediterranean diet improves HbA1c but not fasting blood glucose compared to alternative dietary strategies: a network meta-analysis. J Hum Nutr Diet. 2014 Jun;27(3):280-97. [DOI 10.1111/jhn.12138] [Consulta: 26/03/2015]
  8. De Lira-García C, Bacardí-Gascón M, Jiménez-Cruz A. [Efectiveness of long-term consumption of nuts, seeds and seeds' oil on glucose and lipid levels; systematic review]. Nutr Hosp. 2012 Jul-Aug;27(4):964-70. [DOI 10.3305/nh.2012.27.4.5781] [Consulta: 26/03/2015]
  9. Dyson P. Popular diets: Are they effective for people with type 2 diabetes?. Practical Diabetes 2014 31:5 (187-192) [DOI 10.1002/pdi.1863] [Consulta: 26/03/2015]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 2 referencias
  2. Ensayos clínicos: 5 referencias
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 0 referencia
  6. Sumario de evidencia: 0 referencia
  7. Revisión narrativa: 1 referencia
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Comunicación científica: 1 referencia
  10. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Es eficaz la dieta paleolítica en pacientes con sobrepeso e hipertensión esencial? Murciasalud, 2015. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/20420

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )