Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Dermatología . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿ Existe evidencia que demuestre asociación entre la realización de manicura con secado bajo luz ultravioleta y una mayor incidencia de melanoma?

No hemos encontrado estudios que muestren una relación entre la exposición a la luz ultravioleta de los aparatos de secado de uñas y la incidencia del melanoma. Pero se han localizado 2 revisiones narrativas sobre los secadores de uñas de rayos ultravioletas (RUV) utilizados durante la manicura. La primera revisión, basada fundamentalmente en un estudio de dos casos con cáncer de piel no melanoma (NMSC, por sus siglas en inglés) concluye que la aparición de cáncer de piel en estas dos mujeres fueron consecuencia del uso  de lámparas de secado de uñas de rayos ultravioletas (RUV), que aunque tienen una resistencia reducida (hasta 60 W), sin embargo, su emisión se centra en un área más pequeña en lugar de en todo el cuerpo, lo que genera una mayor cantidad de vatios por área de superficie corporal; sin embargo, en la segunda revisión, los autores concluyeron que la exposición a las lámparas de RUV en la manicura no aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de piel. Ambas revisiones recomiendan realizar estudios pues apenas hay evidencias en uno o en otro sentido. Sin embargo, hasta que se establezcan conclusiones más sólidas, debería proponerse a los salones de manicura que tomaran más precauciones en torno a su uso: poner en las manos crema protectora de RUV, guantes sin dedos, etc.

Una de las revisiones narrativas sobre los peligros de los secadores de uñas de rayos ultravioletas (RUV),(1) señala que se notificaron más de 102,000 casos de NMSC, con tasas que crecen anualmente. El principal NMSC es el carcinoma de células basales (CCB) que representa el 75%, y otros como el carcinoma de células escamosas (CCE). Se ha estimado que el 90% de NMSC proviene de la exposición a los RUV; que inicia la transformación maligna de los queratinocitos y reduce la respuesta inflamatoria e inmune protectora. La incidencia creciente se ha atribuido a una población que envejece, a un aumento en la actividad recreativa asociada con la exposición de la piel y al uso de camillas solares de RUV.

La revisión incluye un estudio de dos casos,(2) (dos mujeres sanas de mediana edad sin antecedentes personales o familiares de cáncer de piel desarrollaron cánceres de piel no melanoma en el dorso de sus manos. Ambas mujeres informan exposición previa a lámparas de RUV para secado de uñas), que señala que en los últimos años ha habido una tendencia creciente hacia el uso de uñas artificiales por lo que muchas mujeres dedican un tiempo considerable a su mantenimiento. Por este motivo ha habido un aumento en la venta de lámparas RUV para ayudar en el secado y fijación del esmalte de uñas. Estas lámparas no están reguladas y son de fácil acceso y disponibilidad. Las lámparas RUV se utilizan en una variedad de aplicaciones de uñas artificiales (rellenos de uñas, manicura estándar y aplicación de uñas en gel). El tiempo de exposición es de hasta 5 minutos por mano, con tratamientos repetidos cada 2-3 semanas. Las lámparas de RUV tienen propiedades similares a las camillas de bronceado RUV tradicionales, y la mayoría de la luz emitida es radiación UV-A. Estos varían en intensidad de 100 vatios (W) por bombilla, para el bronceado en el hogar, a 200 W en los salones, con hasta 60 bombillas por unidad en algunas. Las lámparas de secado de uñas RUV tienen una resistencia reducida (hasta 60 W), sin embargo, su emisión se centra en un área más pequeña en lugar de en todo el cuerpo, lo que genera un mayor vataje por área de superficie corporal.

El uso de secadores de uñas de RUV no está regulado y, como el bronceado no es su objetivo principal, muchas personas no relacionan el uso de estos productos con la exposición a la radiación UV y el posible riesgo clínico.

Incluye una revisión sistemática reciente, que evaluó la asociación entre el bronceado con RUV en interiores y la incidencia de NMSC. Se informó que existe una asociación estadísticamente significativa entre el bronceado artificial y el NMSC, con un riesgo del 67% de desarrollar CCE y un 29% de CCB en general cuando se revisaron múltiples ensayos (> 9000 pacientes). Se sugiere que esto se debe al elemento RUV del bronceado. El ADN absorbe los RUV y causa la formación de fotoproductos específicos de UV. La reparación insuficiente y la mutación de las secuencias de ADN conducen a la iniciación de la carcinogénesis. Esta y otras investigaciones generalizadas han llevado a que los dispositivos de bronceado emisores de RUV sean clasificados como carcinogénicos del grupo 1 por la Agency for Research on Cancer. Si esto es dependiente de la RUV, podría argumentarse que cualquier forma de RUV, en dosis repetidas, podría actuar de la misma manera, incluso si su uso principal no es el bronceado.

Es obvio que se necesita realizar más investigaciones en esta área para considerar todas las formas de RUV como un riesgo potencial de desarrollar NMSC. Sin embargo, hasta que se establezcan conclusiones más sólidas, podría proponerse que los salones de manicura deberían tomar más precauciones en torno a su uso. Una sugerencia puede ser el uso de crema de protección solar de RUV durante la manicura, para reemplazar la crema hidratante normal, lo que podría proteger a los pacientes sin incurrir en costos sustanciales o inconvenientes para el salón. Además, como en muchas áreas de la industria de la belleza y la cosmética, se requiere más regulación en torno a su uso.

La segunda revisión narrativa, posterior, sobre el uso de la lámpara de bronceado y de la lámpara de uñas y el riesgo de malignidad cutánea, indica que, el melanoma maligno (MM) y el NMSC son cada vez más comunes y ambos pueden ser fatales. En 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó todo el espectro ultravioleta y las camillas de bronceado como carcinogénicos para los humanos, colocándolos en la misma categoría que el amianto y el tabaco. A pesar de esto, la tendencia del uso del bronceado en camillas continúa. Un creciente cuerpo de evidencia ha asociado este tipo de bronceado con un mayor riesgo de MM y NMSC. Como resultado, ha habido un aumento en las regulaciones en la industria del bronceado que van desde restricciones por edad hasta prohibiciones totales. Esta revisión examina la evidencia y fortalece el caso para una prohibición completa de un factor de riesgo reconocido y modificable para la neoplasia maligna cutánea.

Con respecto a las lámparas de RUV en la manicura, informes recientes han puesto de relieve los riesgos potenciales de estas lámparas utilizadas para la manicura (endurecer y secar el esmalte de uñas). En los EEUU, se informó que más del 87% de los salones de manicura usaban lámparas RUV para este propósito. Los clientes asisten de 1 a 4 veces al mes para dichos servicios. Un estudio reciente(4) de EEUU descubrió que se necesitarían 250 años de exposición semanal a estas lámparas de uñas para alcanzar el mismo nivel de dosis de RUV como la encontrada en un ciclo de tratamiento UVB de banda estrecha (15-30 tratamientos durante 5-10 semanas). Los autores concluyeron que la exposición a las lámparas de RUV en la manicura no aumenta significativamente el riesgo de desarrollar cáncer de piel. A pesar de las críticas, por su naturaleza anecdótica y cálculos de irradianción espectral, provocó temores por la seguridad de tales dispositivos. La revisión incluye un modelo matemático(5) para combinar la edad y la exposición a los RUV y comparar el riesgo de desarrollar CCE debido a la exposición típica del sol con el riesgo inducido por la exposición a las lámparas de RUV. Descubrieron que el riesgo de desarrollar un CCE por la exposición a la lámpara de uñas era muy bajo y se podía reducir a casi nada usando guantes sin dedos cuando las manos están siendo expuestas. Sigue habiendo una escasez de evidencia en esta área y se requieren más investigaciones para aclarar el riesgo.

Referencias (5):

  1. Wilson J., Maraka J. Need for sun cream with your manicure? Dangers of UV nail dryers. Journal of Plastic, Reconstructive and Aesthetic Surgery 2016 69:6 (871) [DOI 10.1016/j.bjps.2016.03.011] [Consulta: 29/01/2018]
  2. MacFarlane D, and Alonso C.A.: Occurrence of non-melanoma skin cancer on the hands after UV nail light exposure. Arch Dermatol 2009; 145: pp. 447-449 [DOI 10.1001/archdermatol.2008.622] [Consulta: 29/01/2018]
  3. O'Sullivan NA, Tait CP. Tanning bed and nail lamp use and the risk of cutaneous malignancy: a review of the literature. Australas J Dermatol. 2014 May;55(2):99-106. [DOI 10.1111/ajd.12145] [Consulta: 29/01/2018]
  4. Markova A, Weinstock M. Risk of skin cancer associated with the use of UV nail lamp. J. Invest. Dermatol. 2012; 133: 1097–9. [DOI 10.1038/jid.2012.440] [Consulta: 29/01/2018]
  5. Diffey B. The risk of squamous cell carcinoma in women from exposure to UVA lamps used in cosmetic nail treatment. Br. J. Dermatol. 2012; 167: 1175–8. [DOI 10.1111/j.1365-2133.2012.11107.x] [Consulta: 29/01/2018]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 1 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 0 referencia
  6. Sumario de evidencia: 0 referencia
  7. Revisión narrativa: 2 referencias
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Estudio de laboratorio: 2 referencias
  10. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿ Existe evidencia que demuestre asociación entre la realización de manicura con secado bajo luz ultravioleta y una mayor incidencia de melanoma? Murciasalud, 2018. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/22178

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )