Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cirugía, Endocrinología . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Ablación con radiofrecuencia, o con ablación con láser en paciente diagnosticado de nódulo benigno tiroideo?. La pregunta original del usuario era "Pacientes con nódulo tiroideo benigno. Intervención:ablación con radiofrecuencia. Comparación: con cirugía y ablación con láser. Resultados:efectividad y seguridad."

De acuerdo con la documentación revisada, en la gran mayoría de pacientes con diagnóstico de nódulo benigno de tiroides, el seguimiento y tratamiento se realiza sin necesidad de cirugía. En el caso de estar indicada, sería de elección la lobectomía tiroidea. No hay ensayos clínicos randomizados que comparen entre sí cirugía abierta, con ablación por radiofrecuencia (ARF) y/o con ablación por laser (AL), pero los  estudios prospectivos muestran que ambas son técnicas con pocas complicaciones y que reducen el tamaño del nódulo tiroideo. Los resultados clínicos son similares, aunque una revisión sistemática que analizó la reducción volumétrica del nódulo, con ambas técnicas, ofreció mejores resultados a favor de la ARF.

Según las recomendaciones de sumarios de evidencias(1-3) y guías de práctica clínica (4,5) una vez diagnosticado un paciente de un nódulo tiroideo benigno, no precisa habitualmente cirugía. Ésta podría estar indicada en el caso de crecimiento importante del nódulo, molestias clínicas severas, o nuevas atribuibles al nódulo, cirugía estética, ó que durante el seguimiento la ecografía informara de imágenes sospechosas .

Hay publicadas varias revisiones sistemáticas que analizan la efectividad de la ARF y/o AL en pacientes con presencia de nódulos tiroideos benignos:

  • Una revisión sistemática de la Biblioteca Cochrane, actualizada en  2014 (6) , fue realizada con el objetivo de evaluar los efectos del tratamiento con levotiroxina y los tratamientos mínimamente invasivos entre los que incluían la ARF y la AL. La revisión incluyó 31 ensayos clínicos con 2.952 pacientes ambulatorios. Las pruebas fueron de calidad baja a moderada, y el riesgo de sesgo de selección y de detección fue alto en la mayoría de los ensayos.
    • Un estudio que comparó AL con levotiroxina mostró una reducción del volumen del nódulo del 50% o más, a favor de la AL, tras 12 meses de seguimiento en el 33% de los participantes versus el 0% de los participantes con levotiroxina(62 participantes; un ensayo; pruebas de baja calidad). El 82% de los participantes tratados con AL versus el 0% de los participantes no tratados mostraron mejorías en los síntomas de presión tras entre seis y 12 meses de seguimiento (Cociente de riesgo de 26,65 [IC del 95%: 5,47 a 129,72]; p < 0,0001; 92 participantes; tres ensayos; pruebas de baja calidad). Alrededor del 20% de los participantes tratados con AL informaron de dolor cervical leve a moderado que persistió 48 horas o más (97 participantes; tres ensayos; pruebas de baja calidad).
    • Un ensayo con 40 participantes que comparó ARF con ningún tratamiento, encontró una reducción media del volumen del nódulo del 76% en el grupo de ARF en comparación con 0% en el grupo ningún tratamiento a los seis meses de seguimiento (pruebas de baja calidad). Los participantes tratados con ARF tuvieron menos síntomas de presión y molestias cosméticas tras 12 meses de seguimiento en comparación con los participantes que no recibieron tratamiento (una disminución de 2,8 versus un aumento de 1,1 en una escala de seis puntos, respectivamente, con valores mayores que indican síntomas más graves; pruebas de baja calidad). Todos los participantes se quejaron de dolor y malestar durante la ARF, que desaparecieron cuando terminó la técnica (pruebas de baja calidad).
    • Los autores concluyeron que se lograron reducciones del volumen del nódulo  con ARF y con AL. Sin embargo, la importancia clínica de esta medida de resultado es dudosa. Los estudios futuros se deberían centrar en medidas de resultado importantes para el paciente, especialmente la calidad de vida relacionada con la salud, y comparar procedimientos mínimamente invasivos con la cirugía. Se necesitan ensayos clínicos aleatorizados con períodos de seguimiento de varios años y estudios observacionales de buena calidad que aporten pruebas sobre la aparición de cáncer tiroideo, la mortalidad por todas las causas y los eventos adversos a largo plazo.
  • Tres revisiones  sistemática analizaron de manera aislada la efectividad de la ARF(7,8,9) y concluyeron que la ARF reducía el tamaño del nódulo con presencia de pocas complicaciones.
    • La última de las revisiones incluyó 2.421 pacientes y 2.786 nódulos tiroideos(9). Cuando se compararon los datos postoperatorios con el volumen inicial del nódulo, tras la ARF se redujeron de manera estadísticamente significativa al mes y a los 3,6 y 12 meses(8).Se informaron 41 complicaciones mayores y 48 complicaciones menores de la ARF, lo que arroja una proporción combinada de 2,38% para las complicaciones generales de la ARF [intervalo de confianza del 95% (IC): 1,42% -3,34%](9) .
  • Una revisión sistemática evaluó de manera aislada la AL(10). Se incluyeron un total de 19 estudios con 2.137 pacientes. Las reducciones del volumen del nódulo fueron estadísticamente significativas después de la AL percutánea al mes, y a los 3 , 6, 12 , 24 y 36 meses (P <0,05). Los autores señalaron la necesidad de realizar un mayor número de estudios prospectivos de alta calidad.
  • Por último, una revisión sistemática fue publicada en 2015 comparando los resultados con ARF y con AL(11). Incluyó 10 estudios prospectivos que informaron de reducción de volumen en  mililitros(ml) tras la aplicación de ARF o de AL, con un total de 184 pacientes. En ningún estudio se realizó una comparación directa de ambas técnicas. La proporción  de cambio medio en el volumen del nódulo durante un seguimiento de 6 meses fueron del 76,1% (IC al 95% de 70,1-82,1) en los estudios con ARF y del 49,9% (41,4-58,5) en los de AL, Los cambios medios absolutos de ARF y AL fueron 8,9 ml (6,6-11,2) y 5,2 ml (4,3-6,1), respectivamente. No hubo complicaciones mayores después de ARF o AL. Los autores concluyeron que  la ARF parece ser superior a la AL en la reducción del volumen de nódulos tiroideos sólidos benignos y sin presentar efectos secundarios importantes.

Posteriores a las revisiones sistemáticas comentadas, hemos identificado:

  • Un estudio prospectivo multicéntrico (12)que comparó la ablación por microondas y la ARF en pacientes diagnosticados de un nódulo tiroideo benigno. Participaron 8 centros con un total de 1.252 pacientes tratados. Los resultados para reducción del tamaño del nódulo en el grupo  de ARF fueron significativamente mejores que los del grupo ablación por microondas a los 6 meses y el seguimiento posterior, sin que las principales tasas de complicaciones (de 4,78% y 6,63% en grupos de ARF y ablación por microondas) fueran estadísticamente significativas.
  • Otro estudio también multicéntrico (13) en el que compararon la eficacia  y la seguridad de la AL y la ARF en el tratamiento de los nódulos tiroideos benignos. Se trataron 601 nódulos desde mayo de 2009 hasta diciembre de 2014, en ocho centros, 449  con AL y 152 con ARF. Se seleccionó una cohorte combinada apareada de 138 pacientes de cada grupo después del ajuste por diversas variables. Se evaluaron los factores que influyen en la reducción del volumen a los 6 y 12 meses y la presencia de  complicaciones. La reducción media del nódulo a los 12 meses fue de - 70 ± 19% en el grupo de AL, versus -62 ± 22% (p = 0,001) en el grupo de ARF. Los nódulos con volumen> 30 ml tuvieron una reducción de volumen porcentual significativamente mayor a los 6 y 12 meses en el grupo de LA comparado con el ARF(-69 ± 19 frente a -50 ± 21, p = 0,001) y (-73 ± 18 frente a -54 ± 23 8, p = 0,001 ). En ambos grupos, las habilidades del operador afectaron los resultados. Las complicaciones mayores ocurrieron en 4 casos en cada grupo (p = 0,116). Concluyeron que la AL y la ARF mostraron un resultado casi similar, pero la AL fue ligeramente más eficaz que la ARF en nódulos grandes. Las habilidades del operador podrían ser cruciales para determinar el grado de reducción del volumen del nódulo, independientemente de la técnica utilizada.

Las guías de práctica clínica que hemos identificado con recomendaciones de ARF o AL en patología tiroidea son:

  • Una publicada en 2016(4)tras revisar los estudios realizados y comentar que no hay ensayos que comparen directamente ARF con cirugía, ni con AL, señala que, en caso de indicación quirúrgica sería de elección la cirugía abierta, pero que se podría considerar la AL o la ARF para el tratamiento de nódulos de tiroides sólidos que agrandan progresivamente, o con síntomas o que causan preocupación cosmética [Nivel de evidencia 2, Grado de recomendación C]*.

* Ver clasificación de niveles de evidencia y de grados de recomendación en el texto completo de la guía.

  • Otra publicada también en 2016(5), no considera la AL, ni la ARF en pacientes con nódulos benignos tiroideos, e incluye la posibilidad de ARF en pacientes con diagnostico de cáncer de tiroides con un alto riesgo quirúrgico, o que rechazan la cirugía.

El  sumario de evidencia de Uptodate(1) aunque aporta información de series y ensayos clinicos con AL y con ARF, indica que son técnicas que no se realicen habitualmente en nódulos benignos en Estados Unidos. El de Dynamed Plus(3) incluye entre sus conclusiones que, basados en ensayos clínicos randomizados, la ARF en pacientes con diagnóstico de nódulo benigno de tiroides tiene una evidencia limitada para reducir los síntomas provocados por la tensión del nódulo.

Referencias (13):

  1. Ross DS. Cystic thyroid nodules.This topic last updated: Jul 20, 2017. In Uptodate,David S Cooper (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2018.
  2. Ross DS.Diagnostic approach to and treatment of thyroid nodules. This topic last updated: Jan 25, 2018. In Uptodate,David S Cooper (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2018
  3. DynaMed Plus [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. 115781, Thyroid nodule; [updated 2015 Dec 11, cconsultada el 13 de febrero de 2018]; [about 23 screens]. Available from http://www.dynamed.com/login.aspx?direct=true&site=DynaMed&id=115781. Registration and login required.
  4. Gharib H, Papini E, Garber JR, Duick DS, Harrell RM, Hegedüs L, Paschke R, Valcavi R, Vitti P; AACE/ACE/AME Task Force on Thyroid Nodules. American Association Of Clinical Endocrinologists, American College Of Endocrinology, And Associazione Medici Endocrinologi Medical Guidelines For Clinical Practice For The Diagnosis And Management Of Thyroid Nodules--2016 Update. Endocr Pract. 2016 May;22(5):622-39 [DOI 10.4158/EP161208.GL] [Consulta: 15/02/2018]
  5. Haugen BR, Alexander EK, Bible KC, Doherty GM, Mandel SJ, Nikiforov YE, Pacini F, Randolph GW, Sawka AM, Schlumberger M, Schuff KG, Sherman SI, Sosa JA, Steward DL, Tuttle RM, Wartofsky L. 2015 American Thyroid Association Management Guidelines for Adult Patients with Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer: The American Thyroid Association Guidelines Task Force on Thyroid Nodules and Differentiated Thyroid Cancer. Thyroid. 2016 Jan;26(1):1-133. [DOI 10.1089/thy.2015.0020] [Consulta: 15/02/2018]
  6. Bandeira-Echtler E, Bergerhoff K, Richter B. Levotiroxina o tratamientos mínimamente invasivos para los nódulos tiroideos benignos. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014 Issue 6. Art. No.: CD004098. DOI: 10.1002/14651858.CD004098 [http://www.bibliotecacochrane.com/BCPGetDocument.asp?DocumentID=CD004098] [Consulta: 15/02/2018]
  7. Fuller CW, Nguyen SA, Lohia S, Gillespie MB. Radiofrequency ablation for treatment of benign thyroid nodules: systematic review. Laryngoscope. 2014 Jan;124(1):346-53. [DOI 10.1002/lary.24406] [Consulta: 15/02/2018]
  8. Chen F, Tian G, Kong D, Zhong L, Jiang T. Radiofrequency ablation for treatment of benign thyroid nodules: A PRISMA-compliant systematic review and meta-analysis of outcomes. Medicine (Baltimore). 2016 Aug;95(34):e4659. [DOI 10.1097/MD.0000000000004659] [Consulta: 15/02/2018]
  9. Chung SR, Suh CH, Baek JH, Park HS, Choi YJ, Lee JH. Safety of radiofrequency ablation of benign thyroid nodules and recurrent thyroid cancers: a systematic review and meta-analysis. Int J Hyperthermia. 2017 Dec;33(8):920-930. [DOI 10.1080/02656736.2017.1337936] [Consulta: 15/02/2018]
  10. Sui WF, Li JY, Fu JH. Percutaneous laser ablation for benign thyroid nodules: a meta-analysis. Oncotarget. 2017 May 17;8(47):83225-83236. [DOI 10.18632/oncotarget.17928] [Consulta: 15/02/2018]
  11. Ha EJ, Baek JH, Kim KW, Pyo J, Lee JH, Baek SH, Døssing H, Hegedüs L. Comparative efficacy of radiofrequency and laser ablation for the treatment of benign thyroid nodules: systematic review including traditional pooling and bayesian network meta-analysis. J Clin Endocrinol Metab. 2015 May;100(5):1903-11. [DOI 10.1210/jc.2014-4077] [Consulta: 15/02/2018]
  12. Cheng Z, Che Y, Yu S, Wang S, Teng D, Xu H, Li J, Sun D, Han Z, Liang P. US-Guided Percutaneous Radiofrequency versus Microwave Ablation for Benign Thyroid Nodules: A Prospective Multicenter Study. Sci Rep. 2017 Aug 25;7(1):9554 [DOI 10.1038/s41598-017-09930-7] [Consulta: 15/02/2018]
  13. Pacella CM, Mauri G, Cesareo R, Paqualini V, Cianni R, De Feo P, Gambelunghe G, Raggiunti B, Tina D, Deandrea M, Limone PP, Mormile A, Giusti M, Oddo S, Achille G, Di Stasio E, Misischi I, Papini E. A comparison of laser with radiofrequency ablation for the treatment of benign thyroid nodules: a propensity score matching analysis. Int J Hyperthermia. 2017 Dec;33(8):911-919. [DOI 10.1080/02656736.2017.1332395] [Consulta: 15/02/2018]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 6 referencias
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 2 referencias
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 2 referencias
  6. Sumario de evidencia: 3 referencias
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Ablación con radiofrecuencia, o con ablación con láser en paciente diagnosticado de nódulo benigno tiroideo?. Murciasalud, 2018. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/22205

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )