Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Gestación, Salud de la mujer, Salud Infantil .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Nefropatía Ig A y embarazo La pregunta original del usuario era "Gestante con Nefropatía Ig A, ¿hay que realizar un control especial en el embarazo? ¿Está aumentado el riesgo de aborto?" Ig A nephropathy and pregnancy

Los documentos consultados indican que en las mujeres con nefropatía por IgA (IgAN, por sus siglas en inglés) o Enfermedad de Berger, los efectos y el resultado del embarazo siguen siendo controvertidos; sin embargo existen factores pronósticos clave, como la tensión arterial y la función renal, que se deben controlar estrechamente para evitar complicaciones, tanto maternas como fetales.

El sumario de evidencia (SE) de UpToDate(1) sobre IgAN señala que el embarazo generalmente se tolera bien en mujeres con IgAN y con una tasa de filtración glomerular (TFG) normal o casi normal. Al igual que con la mayoría de las otras enfermedades renales crónicas (ERC), el riesgo de empeoramiento de la enfermedad renal con el embarazo aumenta en mujeres con una TFG inicial por debajo de 70 ml/min, hipertensión no controlada o enfermedad arteriolar y tubulointersticial grave en la biopsia renal. En este sumario no se hace ninguna referencia al riesgo de aborto.

Otro SE(2) indica que el embarazo puede no afectar la función renal en mujeres con IgAN, esta afirmación la basa en un estudio de cohorte(3) en el que 223 mujeres en edad fértil (136 en el grupo de embarazadas y 87 en el grupo sin embarazo), con IgAN demostrada mediante biopsia y un nivel de creatinina sérica ≤ 1,2 mg / dL en el momento del diagnóstico, fueron seguidas durante una mediana de 10 años. No se encontraron diferencias significativas en la función renal o proteinuria, comparando las mujeres con o sin embarazo durante el periodo de seguimiento.

Otro estudio de cohorte(4) evaluó los efectos del embarazo sobre la progresión de la enfermedad renal y los factores de riesgo del embarazo en mujeres con IgAN. Las mujeres fueron seguidas durante un mínimo de 1 año. Las medidas de resultado fueron: progresión de la enfermedad renal, definido como una disminución del 30% en la TFG o enfermedad renal terminal; tasa de disminución de TFG; y resultados adversos del embarazo, incluyendo preeclampsia severa y la pérdida fetal. De las 413 mujeres incluidas, 266 (64,4%), 101 (24,5%), 40 (9,6%) y 6 (1,5%) tenían IgAN en los estadios 1, 2, 3 y 4, respectivamente. Durante el seguimiento, 104 mujeres tuvieron 116 embarazos, de los cuales 110 continuaron más allá de la semana 20 de gestación; 309 pacientes no quedaron embarazadas. Después del ajuste por edad, la TFG, la presión arterial media, la proteinuria y la clase de patología en el momento de la biopsia, el posterior embarazo en mujeres con ERC en etapas de 3 a 4, se asoció con una disminución más rápida de la TFG (-7,44 vs -3,90mL / min / 1,73m2 por año; P = 0,007) y una mayor incidencia de eventos de progresión de enfermedad  renal [Hazard Ratio (HR): 5,14; intervalo de confianza (IC) 95%, 1,16-22,74] en comparación con las mujeres que no quedaron embarazadas,  pero esto no ocurrió en mujeres con IgAN en las etapas 1 a 2. 

Una revisión sistemática (RS)(5) que evaluó el efecto del embarazo en la progresión de la IgAN, así como el impacto de IgAN en los resultados del embarazo,  incluyó 4 estudios, que proporcionaron datos de 376 embarazos en 273 mujeres con IgAN y 241 mujeres con IgAN que no quedaron embarazadas. Cuatrocientos sesenta y siete mujeres con IgAN en estadios 1-2 fueron incluidas. El embarazo en mujeres con IgAN no aumentó el riesgo de eventos adversos renales, incluidos el aumento de la creatinina sérica, una disminución del 50% en la TFG y la enfermedad renal en etapa terminal [Odds Ratio (OR): 0,97; IC del 95%: 0,55 a 1,70; p = 0,90 ; I2 = 0,0%, p = 0.79]. No hubo diferencias significativas en el cambio en la TFG estimada al final del seguimiento en los grupos de embarazadas y no embarazadas (diferencia de medias ponderada 0,1 ml/min/1,73 m2; IC del 95%: -4,85 a 5,04 ml/min/1,73 m2; p = 0,97; I2 = 0%, p = 0,95). Las mujeres con IgAN tuvieron altas tasas de pérdida infantil (12,2; 7,4-19,4%), parto prematuro (8,5; 5,9-12,1%), bajo peso al nacer (9,5; 6,7-13,3%) y preeclampsia / preeclampsia severa (7,3; 4,9 -10,6%). Los autores de esta RS concluyen que el embarazo en mujeres con IgAN con función renal preservada no aceleró el deterioro de la función renal, pero las mujeres embarazadas con IgAN tienen un mayor riesgo de complicaciones durante el embarazo.

Por último se han seleccionado otros tres estudios de cohortes(6,7,8) que se considera pueden aportar información de interés: 

  • El primero de ellos(6) realiza un seguimiento de 64 mujeres embarazadas con IgAN, en diversos estadios de la IgAN, que se compararon con los de 22 mujeres no embarazadas con características clínicas y demográficas similares. Según los datos de este estudio el embarazo y el parto no produjeron cambios significativos en la función renal en mujeres con IgAN en estadío 3 (TFGe ≥45 ml / min) a los cinco años después del parto, aunque la proteinuria fue elevada a las 30 semanas de embarazo y a los tres meses después del parto. Solo para las mujeres con ERC en etapa 3 (<45 ml / min) hubo un deterioro significativo en la TFG a los cinco años después del parto.  Por lo tanto, aunque el embarazo con IgAN en estadio 3 (TFG ≥45 ml / min) no fue un factor de riesgo, las mujeres con ERC en estadio 3 (TFG <45 ml / min) mostraron una función renal empeorada cinco años después del parto.
  • El segundo(7) también evaluó los efectos del embarazo sobre la progresión de la enfermedad renal y los factores de riesgo de resultados adversos del embarazo en mujeres con IgAN con al menos un embarazo y durante 1 año de seguimiento. La función renal y la medición de proteinuria al inicio del estudio (momento de la biopsia) eran comparables entre las mujeres no embarazadas con IgAN y las que habían tenido un embarazo. Las variables estudiadas fueron: la progresión de la enfermedad renal, definida como reducción de la TFG o enfermedad renal en etapa terminal; tasa de disminución de TFG; y resultados adversos del embarazo, que incluyen preeclampsia grave, muerte intrauterina, daño embrionario, malformación fetal y abortos inducidos y espontáneos. De las 239 mujeres incluídas, 62 mujeres tuvieron 69 embarazos y se seleccionaron otras 62 mujeres no embarazadas como controles. Las embarazadas tuvieron una mediana de proteinuria al inicio del estudio con una excreción de proteínas de 1,27 (rango, 0,06-7,25) g/d y una TFG media de 102,3 (rango, 40,0-139,0) ml/min/1,73m 2. Durante un seguimiento medio de 45,7 meses, 4 pacientes en el grupo de embarazo y 6 en el grupo sin embarazo tuvieron eventos de progresión de la enfermedad renal. El análisis de regresión de Cox dependiente del tiempo, mostró que el embarazo no era un factor de riesgo independiente para los eventos de progresión de la enfermedad renal (HR= 1,2; IC 95%, 0,3-5,7). No hubo diferencias significativas en la tasa media de disminución de TFG en los 2 grupos (-2,5 vs -2,4 ml/min/1,73m2 por año; P = 0,7). Se observaron resultados adversos del embarazo en 15 pacientes. La proteinuria durante el embarazo (OR=1,39; IC 95%, 0,96-2,01) fue un predictor límite de resultados adversos del embarazo. El estudio no permite una conclusión definitiva sobre el efecto del embarazo en la progresión de la enfermedad renal en IgAN.
  • Por último el tercer estudio(8) que incluyó a 29 mujeres embarazadas con IgAN; se compararon a  estas mujeres de acuerdo con el estadío de IgAN. Según los resultados obtenidos en este estudio, el embarazo y el parto no produjeron cambios significativos de la función renal en ninguna de las mujeres a los 3 años después del parto, aunque la proteinuria se elevó a las 30 semanas de embarazo y a los 3 meses después del parto. Finalmente, los datos de mujeres embarazadas con IgAN se compararon con los de 45 mujeres no embarazadas que tenían características clínicas y demográficas similares. Los autores concluyen que las embarazadas con IgAN no mostraron ninguna reducción significativa de la función renal a los 3 años después del parto y que el embarazo con IgAN en estadio 2 o 3 no fue un factor de riesgo de disfunción renal o parto.

Referencias (8):

  1. Cattran DC, Appel GB Treatment and prognosis of IgA nephropathy. This topic last updated: Oct 13, 2017. Albert Q, Lam AQ, ed. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 13 de enero 2020).
  2. DynaMed [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. T114248, IgA Nephropathy; [updated 2018 Nov 30, consultado el 13 de enero de 2020]. Available from https://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T114248. Registration and login required.
  3. Limardo M, Imbasciati E, Ravani P, Surian M, Torres D, Gregorini G, Magistroni R, Casellato D, Gammaro L, Pozzi C; Rene e Gravidanza Collaborative Group of the Italian Society of Nephrology. Pregnancy and progression of IgA nephropathy: results of an Italian multicenter study. Am J Kidney Dis. 2010 Sep;56(3):506-12. [DOI 10.1053/j.ajkd.2010.03.033] [Consulta: 14/01/2020]
  4. Su X, Lv J, Liu Y, Wang J, Ma X, Shi S, Liu L, Zhang H. Pregnancy and Kidney Outcomes in Patients With IgA Nephropathy: A Cohort Study. Am J Kidney Dis. 2017 Aug;70(2):262-269. [DOI 10.1053/j.ajkd.2017.01.043] [Consulta: 14/01/2020]
  5. Liu Y, Ma X, Zheng J, Liu X, Yan T. A Systematic Review and Meta-Analysis of Kidney and Pregnancy Outcomes in IgA Nephropathy. Am J Nephrol. 2016;44(3):187-93. [DOI 10.1159/000446354] [Consulta: 14/01/2020]
  6. Shimizu A, Takei T, Moriyama T, Itabashi M, Uchida K, Nitta K. Effect of Pregnancy and Delivery on the Renal Function and the Prognosis of Patients with Chronic Kidney Disease Stage 3 Caused by Immunoglobulin A Nephropathy. Intern Med. 2015;54(24):3127-32. [DOI 10.2169/internalmedicine.54.5071] [Consulta: 14/01/2020]
  7. Liu Y, Ma X, Lv J, Shi S, Liu L, Chen Y, Zhang H. Risk factors for pregnancy outcomes in patients with IgA nephropathy: a matched cohort study. Am J Kidney Dis. 2014 Nov;64(5):730-6. [DOI 10.1053/j.ajkd.2014.06.021] [Consulta: 14/01/2020]
  8. Shimizu A, Takei T, Moriyama T, Itabashi M, Uchida K, Nitta K. Effect of kidney disease stage on pregnancy and delivery outcomes among patients with immunoglobulin A nephropathy. Am J Nephrol. 2010;32(5):456-61. [DOI 10.1159/000320730] [Consulta: 14/01/2020]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 1 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 5 referencias
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 0 referencia
  6. Sumario de evidencia: 2 referencias
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Nefropatía Ig A y embarazo Murciasalud, 2020. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/23397

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )