Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Secciones Consejería de Sanidad Murciasalud, el Portal Sanitario de la Región de Murcia Servicio Murciano de Salud Acceder Buscar
Murciasalud, el Portal Sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud
Avanzada | Mapa web
[X]
[X]
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario
Compartir:
  • Enviar por email
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Dos programas de la Comunidad promueven la prevención del consumo de alcohol en menores y embarazadas

Argos y Nacer y crecer sin OH son las dos iniciativas de la Consejería de Salud para disminuir los efectos nocivos del alcohol.

Murcia.   Fuente: Consejería de Salud - [16/11/2018]

Dos programas de prevención puestos en marcha por la Comunidad Autónoma promueven la reducción del consumo de alcohol en menores y embarazadas en la Región.

A través de Argos y Nacer y crecer sin OH, la Consejería de Salud apuesta por la prevención del consumo y la promoción de la salud, pues es imprescindible concienciar sobre los efectos del alcohol para la salud humana desde la gestación, puesto que en edades tempranas los efectos son más nocivos, según apuntó el director general de Salud Pública y Adicciones, José Carlos Vicente, durante su intervención ayer en la mesa redonda Efectos deletéreos del alcohol, desde la gestación, organizada por la Universidad de Murcia a propósito de la celebración del Día Mundial Sin Alcohol.

El programa Argos-Familia está orientado a ayudar a los padres a proteger a sus hijos menores frente a las drogas, con el apoyo de Pediatría de Atención Primaria, entidades locales y oficinas de farmacia. Por su parte, el proyecto Argos-Comunitario-Educativo, que se desarrolla en coordinación con la Consejería de Educación, Juventud y Deportes, ayuntamientos y los centros de salud, se basa en el desarrollo de materiales educativos para la prevención de las drogas y el alcohol. Desde su inicio, en 2013, han participado en él 50.407 alumnos de primer curso de la ESO, y desde el curso pasado, 8.000 alumnos de segundo de ESO en toda la Región.

Formación

En esta misma línea, la Consejería de Salud ofrece un curso ‘on line’ dirigido a padres, bajo el nombre ‘Prevenir desde pequeños: Curso para padres para la prevención del consumo de alcohol de sus hijos’, que tiene como objetivo enseñar a los padres a evitar este hábito en las familias.

La inscripción está abierta hasta el 31 de diciembre, a través del portal www.e-drogas.es, donde se ofrecen recomendaciones para que los padres reflexionen sobre su responsabilidad en la educación de los hijos, con especial atención en la prevención del consumo de alcohol y otras drogas. El curso de autoformación es de carácter gratuito y tiene una duración de 50 horas.

En este sentido, José Carlos Vicente manifestó que hay que apostar por controlar el consumo de alcohol, sobre todo entre los jóvenes, además de concienciar a los padres sobre los peligros de su ingesta en sus hijos.

Nacer y crecer sin OH se encarga de dar a conocer a las mujeres embarazadas y lactando los riesgos del uso de bebidas alcohólicas y otras drogas en el presente y futuro de sus hijos, mediante la detección de los consumos como factores medioambientales y el seguimiento de los niños afectados. Se trata de un periodo especialmente sensible y tenemos que protegerlo, más si cabe cuando se trata de un problema cien por cien prevenible, añadió.

Datos

Las estadísticas de consumo de alcohol en embarazadas se sitúan en torno a un 10 por ciento, lo que provoca que cerca de 120.000 niños nazcan cada año en el mundo con síndrome alcohólico fetal.

En la Región se estima que hay cerca de 4.500 personas con dependencia al alcohol y más de 45.000 ciudadanos considerados como bebedores de riesgo. No obstante, la ingesta de alcohol en la Comunidad Autónoma entre población adulta se ha reducido. Así, los datos del estudio Edades 2015 indican que la ingesta diaria de alcohol ha pasado de 9,9 por ciento al 8,3 por ciento. También se ha constatado una disminución sostenida y significativa de las mujeres que beben algo de alcohol al inicio del embarazo y de la cantidad de alcohol que toman ambos cónyuges, si bien en 2015, el 9 por ciento de los fetos estuvieron expuestos al menos una vez a la semana al humo del cannabis u otras drogas ilegales.

Según la OMS, las bebidas alcohólicas son las causantes de más de 200 enfermedades y provocan 3,3 millones de muertes al año, un 5,9 por ciento de las defunciones mundiales. Además, van asociadas a otros aspectos como la disminución de la esperanza de vida o el perjuicio de órganos vitales como el hígado, el corazón y el cerebro.

Dos programas de la Comunidad promueven la prevención del consumo de alcohol en menores y embarazadas