Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario.

Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal.

Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad Servicio Murciano de Salud Unión Europea
Buscar Secciones Cuenta
Cerrar
Acceso con DNIe Olvidé la contraseña Nuevo usuario

Campaña de vacunación frente a meningococo ACWY 2021-2022: preguntas frecuentes para la ciudadanía

La vacuna frente a meningococo del tipo C (MenC) está incluida en el calendario de vacunación infantil desde el año 2000. Actualmente debe seguir administrándose a los 4 y a los 12 meses de edad. En el año 2019 se incluyó en calendario la vacuna tetravalente que protege frente a los tipos A, C, W e Y (MenACWY) a los 11 años, sustituyendo a la vacuna MenC que se administraba a esta edad.

Desde la sustitución de la vacunación a los 11 años en 2019, ya se han recibido esta vacuna las personas nacidas en 2008 y 2009. A lo largo de este curso escolar se hará para los nacidos en 2010. Además, se vacunarán frente a MenACWY a todos los adolescentes y jóvenes nacidos de 2001 a 2007. Al utilizar la vacuna tetravalente además de mantener la protección frente al tipo C, se protegerá frente a los serogrupos A, W e Y.

Aunque la enfermedad por meningococo en España es relativamente poco frecuente, desde 2014 se ha producido un aumento de casos de enfermedad meningocócica invasiva por los serogrupos C, W e Y. Las medidas de protección frente a COVID-19 han hecho que la incidencia de esta enfermedad meningocócica haya disminuido; sin embargo, es posible que en los próximos años vuelva a aumentar. La enfermedad meningocócica invasiva es una enfermedad grave causada por la bacteria conocida como Neisseria Meningitidis (meningococo), que puede producir secuelas muy serias como amputaciones o sordera e incluso ser mortal.

Enfermedad meningocócica. Tendencia temporal de los casos declarados en España según el serogrupo. Temporadas 2009-2010 a 2018-2019. Fuente: Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica
Período Serogrupo B Serogrupo C Serogrupo W Serogrupo Y Otros serogrupos No tipable Desconocido
2009-2010 313 55 12 4 7 34 17
2010-2011 307 67 8 4 2 24 20
2011-2012 239 60 13 5 12 27 11
2012-2013 193 31 8 4 6 12 17
2013-2014 150 15 3 5 8 6 21
2014-2015 171 23 4 6 8 13 17
2015-2016 148 21 21 15 8 22 32
2016-2017 144 31 23 17 11 15 33
2017-2018 153 41 56 41 5 31 24
2018-2019 153 37 86 51 14 30 25
Enfermedad meningocócica. Tendencia temporal de los casos declarados en España según el serogrupo. Temporadas 2009-2010 
      a 2018-2019

La finalidad de vacunar a adolescentes a los 11 años es, por un lado, protegerles directamente a ellos y, por otro, proteger al resto de la población. Esto se llama protección comunitaria y para alcanzarla es necesario conseguir altas coberturas de vacunación. Por eso, es doblemente importante que se vacunen todos los adolescentes.

Además de vacunar a los 11 años, se vacunará frente a MenACWY a todos los adolescentes y jóvenes entre nacidos en el año 2001 y posteriores. Ya se han vacunado los nacidos en 2008 y 2009, vacunándose este año en los centros escolares los nacidos en 2010. Para los nacidos entre 2001 y 2007 se va a realizar una campaña específica de vacunación. Solo deberán recibir una dosis.

La población adolescente y joven es la que mayoritariamente tiene en la nasofaringe meningococo y puede contagiar la enfermedad meningocócica sin padecerla; es lo que se conoce como "portador asintomático". Sin embargo, la mayoría de casos de enfermedad meningocócica no se producen en esta franja de edad, sino en personas mayores. La vacuna MenACWY disminuye la bacteria (meningococo) de la garganta evitando que puedan contagiarla. Al vacunar a adolescentes y jóvenes se pretende proteger al resto de la población, incluyendo tanto a la población infantil como a la adulta y a mayores, mediante el desarrollo de protección comunitaria.

En España hay disponibles tres marcas de vacunas que protegen frente a meningococo de los tipos A, C, W e Y (Menveo, Nimenrix y Menquadfi). Todas ellas proporcionan una respuesta protectora adecuada. Estas vacunas se administran mediante un solo pinchazo en el brazo (músculo deltoides). La vacuna contiene una parte específica de cada tipo de meningococo que no puede causar la enfermedad pero sí generar anticuerpos (defensas). De esta manera, si entra en contacto con la bacteria, el sistema defensivo lo reconoce y le defiende, evitando contraer la enfermedad. Además, las vacunas MenACWY disminuyen la presencia de la bacteria en la garganta, evitando el contagio de meningococo y protegiendo a toda la población (protección comunitaria).

La usada en la Región de Murcia para la vacunación de los adolescentes es Nimenrix.

No, el meningococo del tipo B es otro diferente que afecta principalmente a niños pequeños. Las administraciones sanitarias, en el momento actual, solo recomiendan la vacuna MenB en situaciones de especial riesgo de adquirir enfermedad meningocócica invasiva y en caso de brotes. Más información en la web del Ministerio de Sanidad.

Sí. De hecho, se cuenta con una amplia experiencia en su uso. Por ejemplo, se han utilizado durante mucho tiempo en viajeros de cualquier edad que viajan a zonas geográficas donde la enfermedad es más frecuente o en personas con mayor riesgo de poder contraer la enfermedad. Al igual que la vacuna monovalente frente a meningococo C, que se lleva administrando desde el año 2000, su seguridad se ha investigado ampliamente, demostrando tener un perfil de seguridad similar. Su efectividad para proteger frente al serogrupo C es igual a la vacuna monovalente, a lo que se le suma la protección frente a los serogrupos A, W e Y.

Los efectos secundarios son poco frecuentes y similares a los de la vacuna MenC, que ya se está administrando desde el año 2000, pudiendo producir: dolor, endurecimiento o enrojecimiento en el sitio de inyección, dolor de cabeza, fiebre (?38ºC) y malestar general que normalmente desaparecen a los pocos días.

En caso de aparición de efectos secundarios, se puede administrar paracetamol para el dolor o la fiebre a la dosis usada habitualmente. No es recomendable administrar paracetamol preventivo

Estas vacunas no contienen alérgenos alimentarios (lactosa, huevo, etc.) ni derivados hematológicos.

Si el día que vas a vacunar a tu hijo o hija tiene fiebre, se recomienda que cambie la cita para cuando se haya recuperado. El motivo es evitar que la fiebre se asocie con la vacunación y que la vacuna pueda aumentar la temperatura que ya tiene. Si tienes dudas, consulta con tu personal sanitario antes de la vacunación.

Sí, aunque ya se le haya administrado la vacuna frente a MenC cuando cumplió los 11 años, se recomienda la vacuna frente a MenACWY a todos los adolescentes y jóvenes de entre 11 y 20 años, ya que la vacunación frente a MenACWY aumenta la protección frente al tipo C y protege además frente a los tipos A, W e Y. La vacuna MenACWY puede ser administrada siempre que hayan pasado al menos 4 semanas de la vacuna MenC.

Una sola dosis es suficiente. Si tu hijo/a, teniendo más de 10 años, ha recibido ya una dosis de esta vacuna, no es necesario administrar una dosis adicional de MenACWY. Solo sería necesario en caso de que el personal sanitario lo recomiende en el entorno de un brote de meningococo por alguno de los tipos A, C, W o Y, ya que la vacuna confiere protección durante, al menos, 10 años.

Si tu hijo o hija ha nacido entre 2001 y 2007 y no ha recibido previamente una dosis vacuna MenACWY, debería vacunarse. Las personas nacidas en 2008 y 2009 deberían estar ya vacunadas. Si en su momento no se pudo vacunar, también es el momento para hacerlo.

La vacuna MenACWY se ha incluido en el calendario en sustitución de la vacuna MenC a los 11 años y, además, se está realizando una campaña de vacunación de rescate a todos los adolescentes y jóvenes nacidos en 2001 y años posteriores.

Para cualquier vacuna, hay que dejar un intervalo de 7 días entre ésta y la vacuna frente a COVID-19.