Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Enfermedades Infecciosas, Urologia, Uso Racional Medicamentos, Recomendaciones "no hacer" .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Manejo de la bacteriuria asintomática por Klebsiella pneumoniae BLEE. La pregunta original del usuario era "Mujer de 20 años que presenta infección urinaria complicada por K. pneumoniae BLEE con uropatía obstructiva que precisa colocar cateter doble J. Tras la resolución del cuadro y retirada del catéter sigue con orina con cultivo positivo por dicho germen pero sin clínica infecciosa. ¿Qué actitud se debe seguir en atención primaria?." Management of Klebsiella pneumoniae ESBL asymptomatic bacteriuria.

Varias preguntas sobre la bacteriuria asintomática (BA) han sido planteadas a este servicio, incluso una de ellas incluye a un paciente con bacteriuria persistente por Klebsiella pneumoniae (ver abajo). Se han revisado las nuevas publicaciones sobre el tema y las guías de práctica clínica (GPC)(1-4) y sumarios de evidencia (SE)(5-7) consultados mantienen recomendaciones similares: el tratamiento de la bacteriuria asintomática estaría indicado en la mujer gestante y ante procedimientos urológicos invasivos; en otras poblaciones, estaría recomendado el seguimiento de la función renal en función de su patología, pero no la realización de urocultivos en ausencia de síntomas. 

Ninguno de los documentos seleccionados incluye la presencia de bacterias con betalactamasas de espectro extendido (BLEE) entre las indicaciones de tratamiento de la BA. Tampoco se han encontrado estudios clínicos que hagan referencia a la necesidad de un manejo específico de los pacientes con BA por enterobacterias BLEE.  

Por tanto, consideramos que la paciente que nos ocupa, en la que su patología obstructiva se ha resuelto y no está embarazada, no cumple ninguno de los criterios anteriores y no precisaría tratamiento ni seguimiento por presentar BA por Klebsiella pneumoniae BLEE.

En todo caso, podría resultar conveniente instruir a la paciente en las medidas higiénicas adecuadas para minimizar el riesgo de diseminación

Según la GPC de la “European Association of Urology”(1) es común el crecimiento de bacterias en el tracto urinario de un individuo asintomático y esto se corresponde con una colonización comensal. Dado que los estudios muestran que la BA puede proteger frente a una infección urinaria sintomática, la BA sólo debería tratarse cuando exista un beneficio probado para así evitar tanto la selección de patógenos resistentes como la erradicación de flora comensal (que tiene un efecto protector).

La GPC de la “Infectious Diseases Society of America”(2) (IDSA) asímismo aporta que existe evidencia de alta calidad de que los antibióticos tienen un riesgo elevado de efectos adversos, que el cribado y tratamiento de BA es extremadamente costoso y que el uso de antibióticos favorece la aparición de resistencias tanto en el paciente como en la comunidad.

La GPC española de terapéutica antimicrobiana(3) ha actualizado en febrero de 2019 el capítulo sobre la BA y se muestra clara y concisa en sus recomendaciones: la realización de un urocultivo en un paciente asintomático “sólo está recomendada en dos situaciones: 

  • en la mujer embarazada al comienzo del segundo trimestre del embarazo;
  • en pacientes previamente a cirugía urológica, principalmente en aquellos con mayor riesgo de complicaciones de infección urinaria para guiar la profilaxis perioperatoria.” 

Además puntualiza que “no está indicado cribado ni tratamiento antibiótico en mujeres premenopáusicas no embarazadas, postmenopáusicas ni diabéticas, varones sanos, diabéticos, ancianos, institucionalizados, lesionados medulares, pacientes con dispositivos urológicos, sondados, inmunodeprimidos, trasplantados (incluido renales después de los 6 primeros meses), pacientes con catéteres de nefrostomía o endoprótesis uretrales, pacientes con candiduria”. Indica también que la presencia de piuria tampoco es una indicación de tratamiento en una BA.

La guía comenta que  se trata de una situación frecuente en el paciente con sondaje y el anciano. Pero como bien explica, la BA no es una enfermedad y no  causa daño renal, por lo que no está indicado el tratamiento antibiótico salvo en los casos mencionados.

En cuanto al seguimiento posterior, mientras el SE de BMJ sobre la cistitis aguda(5) recomienda que debería comprobarse que la bacteriuria se ha resuelto en aquellos pacientes que reciben tratamiento, la GPC europea(1) indica que no hay estudios centrados en el seguimiento después del tratamiento de la BA.

Recogemos a continuación puntualizaciones que hemos encontrado en diversas situaciones: 

La GPC europea(1) matiza: 

  • Cuando se detecta bacteriuria en un varón joven (situación infrecuente) debería considerarse la prostatitis bacteriana crónica.
  • El cribado y tratamiento de la BA no estaría recomendado en los pacientes sin factores de riesgo, entre los que incluye a los diabéticos bien controlados, sin embargo, aunque no realiza ninguna recomendación para aquellos con mal control sí que identifica la diabetes mellitus mal controlada como un factor de riesgo para las infecciones urinarias sintomáticas y complicaciones infecciosas.
  • Se considera también un factor de riesgo la colocación y recambio de tubos de nefrostomía y stents ureterales permanentes, por lo que que en estos pacientes sí que se recomendarían el cribado  y tratamiento de la BA.
  • En caso de inmunodeprimidos habría que valorar de forma individual el beneficio del cribado y tratamiento de la BA.
  • En las embarazadas, la recomendación de cribado y tratamiento que hacen es débil pues los estudios que muestran beneficio son antiguos y de baja calidad metodológica y en un estudio más reciente y de mayor calidad metodológica los beneficios del tratamiento no son tan evidentes. Sugieren por tanto, en el caso de las gestantes, consultar las guías locales.

La GPC IDSA(2) respecto al recambio de los catéteres permanentes explica que no hace recomendaciones a favor ni en contra de la BA por no existir información al respecto. Remarca que la evidencia que apoyaría la observación de que la profilaxis antibiótica podría ser útil en determinados sujetos proviene de pacientes quirúrgicos a los que se administró tratamiento de forma profiláctica para el recambio de catéteres temporales, generalmente en ausencia de urocultivo previo, por lo que no quedaría claro si el beneficio sería mayor en caso de BA.

En la GPC sobre las infecciones del tracto urinario (ITU) no complicadas recurrentes publicada por la  “American Urological Association” en colaboración con la “Canadian Urological Association” y la “Society of Urodynamics, Female Pelvic Medicine & Urogenital Reconstruction”(4) se establece como recomendación que los clínicos no deberían tratar la BA (recomendación fuerte; nivel de evidencia: grado B) y en un comentario adicional a esta recomendación se hace referencia a la BA y los cálculos de estruvita indicando que: 

  • Ciertas bacterias (más comúnmente Proteus mirabilis -P. mirabilis-) producen ureasa y están asociadas con el desarrollo de cálculos infecciosos (estruvita) en el tracto urinario. Cuando hay cálculos de este tipo, se requiere la eliminación completa de los cálculos para erradicar la infección urinaria asociada. Sin embargo, no hay evidencia clara de que la identificación y el tratamiento de BA causada por organismos productores de ureasa eviten la formación de cálculos de estruvita. Además, esta práctica expone a los pacientes a los riesgos inherentes asociados con la terapia antibiótica recurrente. Por estas razones, el panel de expertos elaborador de la guía no recomienda el tratamiento de rutina de la bacteriuria productora de ureasa (incluyendo P. mirabilis) en ausencia de síntomas de ITU o cálculos documentados del tracto urinario.
  • Sin embargo, en ciertos pacientes con cálculos recurrentes de estruvita, la detección y el tratamiento de la bacteriuria productora de ureasa puede estar indicada si otras medidas no han sido capaces de prevenir la formación de cálculos (aunque se destaca que esta es un área donde se requiere más investigación).
Los autores del SE de UpToDate sobre las infecciones de orina en el trasplantado renal(8) explican que aunque algunos expertos abogan por tratar la BA sólo durante el primer mes tras el trasplante, ellos las tratan durante los primeros 3 meses para evitar las infecciones sintomáticas que se asocian con un aumento en el riesgo de rechazo.

La GPC de 2017 de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica(9) recomienda el cribado y tratamiento de la BA de los trasplantados renales sólo en el primer mes. Recomienda también el cribado y tratamiento en los pacientes  portadores de sonda urinaria, vegiga neurógena o incontinencia urinaria que se vayan a someter a una cirugía espinal instrumentada para reducir el riesgo de las heridas del sitio quirúrgico por gram negativos. 

Entre los documentos revisados, tanto el SE de Clinical Key sobre las infecciones de orina del adulto(10) como la GPC de NICE de prescripción antimicrobiana en ITU inferior(11) parece que sólo contemplan el tratamiento de la BA en el caso de la mujer embarazada y no mencionan otros grupos de riesgo.

En cuanto al manejo ambulatorio de un paciente colonizado por un organismo BLEE debemos decir que la información es muy escasa. 

La transmisión de de las Enterobacteriaceae productoras de BLEE es mayor en el entorno familiar que en el hospitalario, y su diseminación puede producirse a través de: alimentos, transmisión persona-persona en portadores fecales, el entorno y alcantarillado, animales domésticos o no, unidades de larga estancia y residencias de ancianos y transmisión horizontal persona-persona en centros sanitarios(12).

El tubo digestivo es el principal reservorio de Enterobacteriaceae productoras de BLEE y la colonización por estas bacterias es un factor de riesgo importante para sufrir una infección causada por los mismos(13). Aunque cuando estos sujetos desarrollan una infección, el microorganismo BLEE no suele ser el agente etiológico(14).

Los estudios han demostrado que las infecciones causadas por estas bacterias se asocian con tasas reducidas de respuesta clínica y microbiológica. Aún así, la duración del tratamiento antibiótico de estas infecciones no necesariamente ha de ser mayor(13).

Una revisión sistemática(15) de la  “Canadian Agency for Drugs and Technologies in Health” (publicada en 2013) cuyo  objetivo era evaluar la efectividad del cribado, aislamiento y estrategias de descolonización en personas colonizadas o infectadas por enterococo resistente a vancomicina u organismos BLEE en centros de larga y corta estancia, explicaba que, dado el escaso número de estudios identificados, era difícil extraer conclusiones al respecto. Y comentaba que habitualmente no se realizaba la descolonización de estos pacientes.

Recientemente, el “Health Protection Surveillance Centre Contact “ de Irlanda(14) ha publicado un documento de consenso para aquellos profesionales sanitarios identificados como portadores de gérmenes resistentes o como contactos de enterobacterias productoras de carbapenemasas. En la mayoría de los casos el riesgo de diseminación es mínimo si el trabajador cumple con las medidas de prevención de infecciones y buenas prácticas, y los autores indican que estos empleados pueden continuar con su trabajo con las restricciones mínimas que garanticen la seguridad del paciente (salvo en caso de enfermedad infecciosa o diarrea). Las precauciones estándar* son fundamentales dado que no se puede identificar a todos los sujetos infectados o colonizados con estos patógenos y es preciso que se sigan de manera escrupulosa. 

Tal como recoge el texto, como la transmisión de los BLEE persona-persona suele ser fecal-oral, una correcta higiene de manos y vestirse adecuadamente tras visitar el baño disminuye el riesgo tanto de la contaminación ambiental como la transmisión persona-persona.

*Son las que deben tomarse con todos los pacientes, independientemente de su diagnóstico o circunstancias y que debe cumplir todo el personal.

Referencias (15):

  1. Urological Infections. EAU Guidelines. Edn. presented at the EAU Annual Congress Barcelona 2019. ISBN 978-94-92671-04-2. [http://uroweb.org/guideline/urological-infections/#3] [Consulta: 20/08/2019]
  2. Clinical Practice Guideline for the Management of Asymptomatic Bacteriuria: 2019 Update by the Infectious Diseases Society of America.Clinical Infectious Diseases® 2019;XX(XX):1–28 [http://www.idsociety.org/globalassets/idsa/practice-guidelines/2019-asymptomatic-bacteriuria.pdf] [Consulta: 20/08/2019]
  3. Coordinadora: R. Fernández Urrusuno. Grupo de Trabajo de la Guía. Guía de Terapéutica Antimicrobiana del Área Aljarafe, 3ª edición, Sevilla. Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte y Hospital San Juan de Dios del Aljarafe, 2018. Disponible en: http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/guiaterapeuticaaljarafe/guiaTerapeuticaAljarafe/ [http://www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud/guiaterapeuticaaljarafe/guiaTerapeuticaAljarafe/guia/viewApartado_pdf.asp?idApartado=454] [Consulta: 20/08/2019]
  4. Recurrent Uncomplicated Urinary Tract Infections in Women: AUA/CUA/SUFU Guideline (2019). [https://www.auanet.org/guidelines/recurrent-uti#x14269] [Consulta: 20/08/2019]
  5. BMJ Best Practice. Acute cystitis. Last updated: February 2019. (Consultado en https://bestpractice.bmj.com el 19 agosto 2019)
  6. Fekete T, Hooton TM. Asymptomatic bacteriuria in adults. This topic last updated: Jun 03, 2019. Calderwood SB, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 20 agosto 2019).
  7. DynaMed Plus [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. T435309, Asymptomatic bacteriuria; [updated 2018 Nov 30, cited place cited date here]. Available from https://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T435309. Registration and login required.
  8. Santos CAQ, Brennan DC. Urinary tract infection in kidney transplant recipients. This topic last updated: Jul 29, 2019. Murphy B, Marr KA, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 20 agosto 2019).
  9. de Cueto M, Aliaga L, Alós JI, Canut A, Los-Arcos I, Martínez JA, Mensa J, Pintado V, Rodriguez-Pardo D, Yuste JR, Pigrau C. Executive summary of the diagnosis and treatment of urinary tract infection: Guidelines of the Spanish Society of Clinical Microbiology and Infectious Diseases (SEIMC). Enferm Infecc Microbiol Clin. 2017 May;35(5):314-320. [DOI 10.1016/j.eimc.2016.11.005] [Consulta: 20/08/2019]
  10. Urinary tract infection in adults. Clinical overview. Elsevier Point of Care. Fecha de actualización: 6 noviembre 2018. (Consultado en https://www.clinicalkey.es el 20 agosto 2019).
  11. Urinary tract infection (lower): antimicrobial prescribing. NICE guideline. Published: 31 October 2018 [http://www.nice.org.uk/guidance/ng109] [Consulta: 20/08/2019]
  12. DynaMed Plus [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. T904751, Extended spectrum beta-lactamases (ESBLs); [updated 2018 Nov 30, cited 2019 Aug 21]. Available from https://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T904751. Registration and login required.
  13. Munoz-Price LS. Extended-spectrum beta-lactamases. This topic last updated: Mar 07, 2019. Hooper DC, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 21 agosto 2019).
  14. Guidance Relating to Healthcare Workers (Acute Hospital and Community) Identified as Colonised with Antimicrobial Resistant Organisms including Carbapenemase Producing Enterobacterales (CPE) or Identified as CPE Contacts. APRIL 2019 . Health Protection Surveillance Centre. [http://www.hpsc.ie/a-z/microbiologyantimicrobialresistance/strategyforthecontrolofantimicrobialresistanceinirelandsari/carbapenemresistantenterobacteriaceaecre/guidanceandpublications/Guidance%20relating%20to%20Healthcare%20Workers%20Colonised%20with%20CP] [Consulta: 21/08/2019]
  15. Screening, Isolation, and Decolonization Strategies for Vancomycin-Resistant Enterococci or Extended Spectrum Beta-Lactamase-Producing Organisms: A Systematic Review of the Clinical Evidence and Health Services Impact. CADTH Technology Overviews, February 2013, 3(1) [http://www.cadth.ca/screening-isolation-and-decolonization-strategies-vancomycin-resistant-enterococci-or-extended-spectrum-beta-lactamase-producing-organisms] [Consulta: 21/08/2019]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 1 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 6 referencias
  6. Sumario de evidencia: 7 referencias
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Manejo de la bacteriuria asintomática por Klebsiella pneumoniae BLEE. Murciasalud, 2019. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/23124

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )