Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Prevención y promoción de la salud, COVID-19, COVID-19: Prevención .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Es la obesidad un factor de riesgo para enfermedad grave y/o fallecimiento por COVID-19? Is obesity a risk factor for serious illness and/or death from COVID-19?

Pregunta actualizada a 9 de junio de 2020

La información contenida en esta respuesta, está en continua revisión, siendo posible que, en un plazo breve sea actualizada, incorporando una nueva pregunta al Banco de Preguntas. Algunos de los documentos referenciados son “preprint”, es decir que no han sido revisados por pares. Aportan información que precisa ser evaluada con detalle antes de convertirse en recomendaciones aplicables a la práctica clínica.

Según la información científico técnica que publicó el Ministerio de Sanidad actualizada a fecha de 02 de junio de 2020(1), “En los primeros estudios que evaluaban factores de riesgo para enfermedad grave y/o fallecimiento por COVID-19, no se consideraba el posible papel de la obesidad. En este momento, se le considera uno de los factores que pueden influir en las diferencias de mortalidad observadas en China. Por analogía con otras enfermedades respiratorias, la obesidad puede jugar un rol importante en la infección por COVID-19.”

Hay varios factores que podrían influir en el mayor riesgo de infección y complicaciones por COVID-19 en los pacientes con obesidad: el primero de los cuales sería la asociación de la obesidad con otras comorbilidades. Además, la obesidad se ha asociado constantemente con la embolia pulmonar(2) , esta asociación es consistente con los efectos negativos de la obesidad en el sistema cardiopulmonar. Por otro lado, se ha observado que la enzima convertidora de angiotensina humana 2 (ACE2, por sus siglas en inglés) tiene una unión de afinidad notablemente alta al SARS-CoV-2; en un estudio(3), encontraron que el nivel de expresión de ACE2 en el tejido adiposo era más alto que en el tejido pulmonar, lo que indicaba que el tejido adiposo también podría ser vulnerable al SARS-CoV-2; los niveles de ACE2 expresados ​​por los adipocitos y las células progenitoras adiposas fueron similares entre individuos no obesos e individuos obesos, pero los individuos obesos tienen más adiposidades por lo que aumentaba el número de células que expresan ACE2.

A continuación se muestran los estudios más relevantes, que sugieren una asociación entre obesidad y gravedad en la COVID-19 (se recogen al principio los dos estudios más recientes):

  • Una Revisión Sistemática (RS) publicada el 22 mayo(4) selecciona  tres estudios de cohortes retrospectivos (dos de ellos descritos(6-7) más abajo). En el estudio de mayor calidad(7), se informa de un aumento en la necesidad de ventilación mecánica invasiva  (VMI) en pacientes con COVID-19 con un índice de masa corporal (IMC) superior a 35 kg / m2 (odds ratio [OR]: 7,36; intervalo de confianza 95% [IC 95%] 1,63-33,14; p = 0,021). Esto se asocia con una mayor tasa de mortalidad en la población obesa infectada con COVID-19. La RS concluye que la obesidad es un factor de riesgo y pronóstico independiente para la gravedad de la enfermedad.
  • En un estudio retrospectivo(5), publicado el 23 de mayo, se incluyeron 3.406 pacientes hospitalizados en Nueva York . En la población menor de 50 años, el IMC por encima de 40  Kg/m2 se asoció de forma independiente, en un análisis multivariante, con la mortalidad (OR ajustado de 5,1; IC 95% de 2,3 a 11,1).
  • En un análisis retrospectivo del IMC estratificado por edad en pacientes con COVID-19 en un hospital de Nueva York(6), de los 3.615 individuos que dieron positivo para COVID-19, 775 (21%) tenían un IMC de  30-34, y 595 (16% de la cohorte total) tenían un IMC > 35. Hubo 1.853 (51%) pacientes dados de alta del servicio de urgencias, 1.331 (37%) ingresaron en el hospital y 431 (12%) ingresaron directamente en cuidados intensivos (UCI) o fueron transferidos a la UCI durante el ingreso. Durante el análisis, se encontraron diferencias significativas en el ingreso y la atención en la UCI solo en pacientes < 60 años. Los pacientes < 60 años con un IMC entre 30-34 fueron 2,0 (IC 95% 1,6-2,6; p < 0,0001) y 1,8 (IC 95%: 1,2-2,7; p = 0,006) veces más propensos a ser ingresados en la UCI, respectivamente, en comparación con individuos con un IMC < 30. Asimismo, pacientes con un IMC > 35 y < 60 años fueron 2,2 (IC 95% 1,7-2,9; p <0,0001) y 3,6 (IC 95% 2,5-5,3; p = <0,0001) veces más propensos a ser ingresados en UCI en comparación con pacientes en la misma categoría de edad que tenían un IMC < 30. Los autores consideran que esto tiene implicaciones prácticas, dado que casi el 40% de los adultos en los Estados Unidos son obesos con un IMC > 30 y el rango de IMC de individuos en este estudio parece representativo de la nación, ya que el 36% de los pacientes tienen un IMC > 30.
  • En un estudio de cohorte retrospectivo(7) de 124 pacientes consecutivos ingresados en UCI por COVID-19 en un hospital de Francia (Lille), se encontró que el 47,5% de los pacientes eran obesos (IMC > 30). Se comparó con la serie histórica de ingresados en esa misma UCI en los años previos por patología respiratoria que era 25,8%, similar a la prevalencia general de obesidad en Francia. En este estudio además se observó una necesidad de VMI mayor en función del IMC, alcanzando el 90% en pacientes con IMC > 35. En el análisis multivariante, la obesidad fue factor de riesgo independiente de la edad, la diabetes y la hipertensión.
  • En un informe del ICNARC (centro de investigación de UCIs de Reino Unido)(8) que incluye 2.249 pacientes con COVID-19, un 30,7% presentaban un IMC 30-40 y un 7% > 40. En pacientes con neumonía no COVID-19 ingresados en el período 2017-2019, las prevalencias fueron 23,4% y 7,1% respectivamente. También se encontró que entre los pacientes COVID-19, aquellos con IMC >30 precisaban VMI con mayor frecuencia que aquellos con un IMC < 30, en consonancia con los datos del estudio francés. Respecto al pronóstico, la posibilidad de supervivencia era mayor en pacientes con IMC < 30 .
  • Una  serie de casos retrospectivos(9), incluye adultos que fueron ingresados consecutivamente entre el 3 de marzo (fecha del primer caso positivo) y el 27 de marzo de 2020, en dos hospitales de  Nueva York. De los 393 pacientes, la mediana de edad fue de 62,2 años, el 60,6% eran hombres y el 35,8% tenían obesidad. Durante el periodo comprendido entre el 3 de marzo y el 10 de abril, 130 pacientes (33,1%) desarrollaron insuficiencia respiratoria (IR) que condujo a VMI. En total, en el momento de la publicación 40 de los pacientes (10,2%) habían muerto y 260 (66,2%) habían sido dados de alta del hospital y los datos estaban incompletos para los 93 pacientes restantes (23,7%). Se concluye que la obesidad puede ser un factor de riesgo de IR que conduce a VMI.
  • Otra publicación, muestra los resultados del estudio de cohorte que describe la experiencia del Hospital Universitario de Lyon(10), Francia, en comparación con el estudio de Lille(7). Se incluyeron 291 pacientes consecutivos ingresados ​​en la UCI por COVID-19 entre el 27 de febrero y el 8 de abril de 2020. La prevalencia de obesidad severa (IMC ≥ 35) fue del 11,3% (n = 33) y  en Lille 28,2% y el requerimiento de VMI fue del 58,4% (n = 170) en comparación con el 68,6% en Lille. Refieren los autores que estas diferencias pueden deberse a una menor prevalencia de obesidad en el área de Lyon (Rhône), del 12,3% en 2016, y a un mayor uso de oxigenoterapia de alto flujo a través de una cánula nasal en la UCI del Hospital Universitario de Lyon (56,0%). Consideran que estas limitaciones deberían tenerse en cuenta para la interpretación de los hallazgos de Lille. Además, 46 de los 124 pacientes (37%) de la población de Lille todavía estaban hospitalizados en UCI cuando se realizaron los análisis. Esto podría llevar a cuestionarse si la obesidad severa (IMC ≥ 35) está realmente asociada con el requerimiento temprano de VMI en la UCI, pero sin embargo, los datos disponibles hasta el momento tienden a confirmar la observación del Centro Universitario de Lille con un mayor requerimiento de VMI en obesidad severa en comparación con pacientes delgados: 81,8% versus 41,9% (p = 0,001).
  • Un editorial(11), indica que el exceso de peso es un factor de riesgo de enfermedad respiratoria bien establecido y, por lo tanto, la correlación recientemente informada no es sorprendente; es probable que la fisiopatología subyacente sea multicapa, desde hiperactivación del sistema del complemento, aumento de la secreción de interleucina-6, inflamación crónica, presencia de comorbilidades como diabetes e hipertensión, y un posible efecto local perjudicial dentro del pulmón. Los autores comentan que es crucial comprender mejor el vínculo entre la obesidad y la COVID-19, ya que esto podría ayudar a adaptar adecuadamente los tratamientos inmunomoduladores, junto con mejorar la estratificación entre aquellos que posiblemente requieran cuidados críticos.
  • Y otro estudio investiga la asociación entre enfermedad metabólica del hígado graso asociado (EMHGA) y la gravedad de COVID-19(12). Sesenta y seis pacientes con COVID-19, presentaban EMHGA  y fueron incluidos en el análisis final. La presencia de obesidad en pacientes con EMHGA se asoció con un riesgo  6 veces mayor de enfermedad grave por COVID-19 (OR no ajustado 5,7; IC 95% 1,19-27,91; p = 0,029). Esta asociación con la obesidad y la gravedad de COVID-19 permaneció significativa (OR ajustado 6,32, IC 95% 1,16-34,54; p = 0,033) incluso después de ajustar sexo, tabaquismo, diabetes, hipertensión y dislipidemia.

Referencias (12):

  1. Información científica-técnica. Enfermedad por coronavirus, COVID-19. Ministerio de Sanidad. Publicado el 02/06/2020. [https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/ITCoronavirus.pdf] [Consulta: 09/06/2020]
  2. Movahed MR, Khoubyari R, Hashemzadeh M, Hashemzadeh M. Obesity is strongly and independently associated with a higher prevalence of pulmonary embolism. Respir Investig. 2019 Jul;57(4):376-379. [DOI 10.1016/j.resinv.2019.01.003] [Consulta: 25/04/2020]
  3. Jia, X ; Yin, C ; Lu, S ; Chen, Y ; Liu, Q ; Bai, J ; Lu, Y.Two Things about COVID-19 Might Need Attention. Preprints 2020 , 2020020315. Online 02/23/2020. [DOI 10.20944/preprints202002.0315.v1] [Consulta: 25/04/2020]
  4. Alice T, Dicky L, Tahapary. Obesity as a predictor for a poor prognosis of COVID-19: A systematic review. [DOI 10.1016/j.dsx.2020.05.020] [Consulta: 08/06/2020]
  5. Eyal Klang, Gassan Kassim, Shelly Soffer, Robert Freeman, Matthew A Levin, David L Reich. Morbid Obesity as an Independent Risk Factor for COVID&#8208;19 Mortality in Hospitalized Patients Younger than 50 [DOI 10.1002/oby.22913] [Consulta: 08/06/2020]
  6. Lighter J, Phillips M, Hochman S, et al. Obesity in patients younger than 60 years is a risk factor for Covid-19 hospital admission. Clin Infect Dis. 2020 Apr 9 [Epub ahead of print]. [DOI 10.1093/cid/ciaa415] [Consulta: 25/04/2020]
  7. Simonnet A, Chetboun M, Poissy J, Raverdy V, Noulette J, Duhamel A, et al. High prevalence of obesity in severe acute respiratory syndrome coronavirus-2 (SARS-CoV-2) requiring invasive mechanical ventilation. Obes Silver Spring Md. 9 de abril de 2020; [DOI 10.1002/oby.22831] [Consulta: 25/04/2020]
  8. INARC. Report on 2249 patients critically ill with COVID-19. Intensive Care National Audit & Rechearch Centre. 04 April 2020 [https://www.icnarc.org/About/Latest-News/2020/04/04/Report-On2249-Patients-Critically-Ill-With-Covid-19] [Consulta: 25/04/2020]
  9. Goyal P, Choi JJ, Pinheiro LC, Schenck EJ, Chen R, Jabri A, Satlin MJ, Campion TR Jr, Nahid M, Ringel JB, Hoffman KL, Alshak MN, Li HA, Wehmeyer GT, Rajan M, Reshetnyak E, Hupert N, Horn EM, Martinez FJ, Gulick RM, Safford MM. Clinical Characteristics of Covid-19 in New York City. N Engl J Med. 2020 Apr 17. [DOI 10.1056/NEJMc2010419] [Consulta: 25/04/2020]
  10. Caussy C, Wallet F, Laville M, Disse E. Obesity is associated with severe forms of COVID. Obes Silver Spring Md.21/04/2020. [DOI 10.1002/oby.22842] [Consulta: 25/04/2020]
  11. Watanabe M, Risi R, Tuccinardi D, Baquero CJ, Manfrini S, Gnessi L. Obesity and SARS-CoV-2: a population to safeguard. Diabetes/Metabolism Research and reviews. First post: April 21, 2020. [DOI 10.1002/dmrr.3325] [Consulta: 25/04/2020]
  12. K.I. Zheng, F. Gao, X.-B. Wang, et al., Obesity as a risk factor for greater severity of COVID-19 in patients with metabolic associated fatty liver disease, Metabolism (2020) [DOI 10.1016/j.metabol.2020.154244] [Consulta: 25/04/2020]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 1 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 8 referencias
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 0 referencia
  6. Sumario de evidencia: 0 referencia
  7. Editorial: 1 referencia
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Comunicación científica: 1 referencia
  10. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Es la obesidad un factor de riesgo para enfermedad grave y/o fallecimiento por COVID-19? Murciasalud, 2020. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/23631

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Sumario de evidencia sobre Enfermedad por coronavirus COVID-19

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )