Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Geriatría, Neurología, Salud Mental . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Tratamiento de la demencia leve. La pregunta original del usuario era "¿Cuándo está indicado iniciar el tratamiento de la demencia leve o incipiente? ¿Qué tipo de tratamiento estaría indicado?"

En dos guías de práctica clínica (GPC) revisadas(1,2) encontramos similar información en relación al manejo de la demencia leve-moderada:

  • El manejo de la demencia debe abarcar distintos frentes que abarcan un adecuado diagnóstico, la educación del paciente y del cuidador, medidas no farmacológicas y farmacológicas y una intervención psicosocial integral.
  • Entre las intervenciones no farmacológicas utilizadas en el manejo de los pacientes con demencia leve a moderada tan sólo existe buena evidencia para recomendar un programa de ejercicios individualizado(1). Los beneficios incluyen una mayor resistencia, condición física, y mejoras en el rendimiento cognitivo y funcional.
  • En cuanto al tratamiento farmacológico, las GPC coinciden en considerar el uso de un inhibidor de la colinesterasa (ICE) (donepezilo, galantamina y rivastigmina) como una opción de tratamiento para la mayoría de los pacientes con demencia leve-moderada. La decisión de iniciar el tratamiento farmacológico debería hacerse tras una evaluación individualizada de cada paciente y la discusión, con el paciente y/o su familia, de la magnitud esperada de los beneficios, los posibles efectos adversos, la comorbilidad y los costes de tratamiento. Se describe en las distintas guías que aunque los ensayos realizados con ICE muestran mejoras estadísticamente significativas en la puntuación de varios instrumentos utilizados para evaluar cambios en pacientes con demencia, la mayoría de estos beneficios no fueron clínicamente importantes o su importancia relativa no puede ser determinada en este momento. La evidencia de mejoría en la valoración global de los pacientes con los ICE fue generalmente modesta y la evidencia sobre sus efectos en la calidad de vida fue contradictoria.
  • La elección del fármaco debería basarse en la tolerabilidad, el perfil de efectos adversos, la facilidad de uso, el coste de la medicación y la familiaridad con el fármaco del médico tratante, puesto que no hay evidencia que muestre que alguno de los fármacos sea más efectivo que otro. En una de las guías(1) se comenta que en la demencia mixta (Enfermedad de Alzheimer y demencia vascular) hay una débil evidencia que apoya el uso de galantamina. En el caso de demencia vascular, la evidencia, débil también, considera donepezilo como la opción de tratamiento.
  • En la actualidad, ninguna otra medicación, suplemento o preparado a base de hierbas puede ser recomendado para el tratamiento de las manifestaciones cognitivas o funcionales de la demencia(1).

En un sumario de evidencia de Uptodate(3) se analiza la utilización de los ICE en el tratamiento de la demencia y se establecen similares recomendaciones respecto a su utilización y similares comentarios en cuanto a su efectividad. Añaden que, aunque la mayoría de los estudios con ICE se han realizado en pacientes con enfermedad de Alzheimer, las mismas consideraciones se podrían tener en cuenta en pacientes con demencia vascular, la demencia mixta, demencia con cuerpos de Lewy, y la demencia en la enfermedad de Parkinson por lo que sugieren ensayar un tratamiento con ICE también en estos pacientes.



Referencias (3):

  1. Diagnosis and treatment of dementia : 5. Nonpharmacologic and pharmacologic therapy for mild to moderate dementia. CMA Infobase (Canada) 2008. [http://www.cmaj.ca/cgi/reprint/179/10/1019] [Consulta: 22/03/2010]
  2. Qaseem A, Snow V, Cross JT Jr, Forciea MA, Hopkins R Jr, Shekelle P, Adelman A, Mehr D, Schellhase K, Campos-Outcalt D, Santaguida P, Owens DK, American College of Physicians/American Academy of Family Physicians Panel on Dementia. Current pharmacologic treatment of dementia: a clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Academy of Family Physicians. Ann Intern Med 2008 Mar 4;148(5):370-8. [http://www.annals.org/content/148/5/370.full] [Consulta: 22/03/2010]
  3. Press D, Alexander M. Cholinesterase inhibitors in the treatment of dementia. In: UpToDate, Rose, BD (Ed), upToDate,Waltham, MA, 2009. (Consultado el 22/03/2010 en www.uptodate.com)

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 2 referencias
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Tratamiento de la demencia leve. Murciasalud, 2010. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/18170

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )