Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cuidados de Enfermería, Endocrinología . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Interfiere la aplicación de antiséptico sobre la piel previamente a la inyección intradérmica de tuberculina?

No se han encontrado estudios que evalúen si la aplicación previa de antiséptico sobre la piel interfiere en los resultados de la inyección intradérmica de tuberculina. Pero se ha encontrado 1 Guía de Práctica Clínica (GPC) que recomienda limpiar la zona de inyección con una gasa con alcohol y dejar secar previamente a la inyección de tuberculina. También se han enontrado otras 2 GPC y 1 Sumario de Evidencias (SE) que hacen recomendaciones sobre la técnica de inyección de la tuberculina, pero no hacen indicación específica alguna sobre la limpieza/desinfección de la zona.

Una GPC(1) para el manejo de la tuberculosis señala, que antes de la inyección de la solución de la tuberculina, se debe limpiar el área donde va a ser inyectada con una gasa con alcohol y dejar secar para evitar la posible alteración del resultado. No debiéndose utilizar crema EMLA ® (o una crema anestésica local similar). Indica que el 10% de los que se les ha aplicado esta crema informan de edema local que podría confundirse fácilmente con un test positivo. También recomienda no manipular la zona ( no friccionar ni tapar con vendajes) para evitar romper o aplastar la ampolla.
Con respecto a la zona a elegir recomienda utilizar la parte interna del antebrazo, preferentemente el brazo no dominante (donde la administración y la lectura de la reacción es más fácil), a unos 10 cm por debajo del codo, evitando áreas con abrasiones, hinchazón, venas visibles o lesiones que dificulten la lectura posterior. Si hay una erupción localizada, un eccema o quemadura, se debe evitar esa zona. Si el antebrazo no es adecuado, usar el exterior o parte superior del brazo. En este caso, marcar la ubicación claramente en el registro.

Pero dos GPC (2,3) posteriores para el diagnóstico, tratamiento y prevención de la tuberculosis, no indican si previamente a inyectar la dosis se tiene que limpiar o no la zona de la piel con algún antiséptico determinado, aunque si hacen indicaciones sobre la técnica de realización de la prueba a seguir:
Una de las GPC(2), dice que se debe inyectar 0,1 ml justo por debajo de la capa más superficial de la piel (intradérmica no subcutánea) en la superficie anterior del antebrazo. Que causará una discreta elevación de la piel o habón de 6 a 10 milímetros de diámetro. Se deben utilizar jeringas y agujas de un solo uso y seguir todos los procedimientos de control de infección incluyendo el uso de guantes y la utilización de contenedores adecuados para eliminar las agujas. Después de la administración se debe instruir al paciente para que no se frote, rasque o cubra con una tirita o esparadrapo la zona de la prueba. Se permite lavar y secar la zona si es necesario, pero no con sustancias irritantes. La otra GPC(3), señala que la administración de la tuberculina requiere una técnica adecuada realizada por profesionales capacitados. Una jeringa de tuberculina con una aguja estándar de calibre 27. Por lo general, se utiliza la superficie palmar o interna del antebrazo. Debiendo estar libre el área de la piel seleccionada para la prueba de cualquier lesión cutánea o subcutánea que pudiera interferir con la interpretación. La inyección debe ser intradérmica, ni muy profunda ni demasiado superficial, obteniéndose una pequeña roncha (aproximadamente 5 mm de diámetro) en el momento de la inyección. Si se sospecha que la administración ha sido incorrecta, puede ser administrada inmediatamente una segunda dosis en un sitio que esté a 5 cm al menos de distancia de la primera. Se debe administrar tan pronto como sea posible tras llenar la jeringa, idealmente dentro de los siguientes 20 minutos. No se recomienda el almacenamiento de jeringas precargadas. El material de la tuberculina se debe mantener refrigerado pero no congelado, y lo más importante, protegido de la luz.

El SE de Uptodate(3) sobre la prueba de la tuberculina indica, con respecto a la administración intradérmica, que se debe administrar en el tercio superior del antebrazo (poniendo la palma hacia arriba) ≥ 2 pulgadas del codo, la muñeca o el otro lugar de la inyección. Si no se puede utilizar ninguno de los dos brazos, se puede administrar en la parte posterior del hombro. Administrar usando una aguja de 1/4 de pulgada a 1/2 pulgada de calibre 27 o una jeringa de tuberculina fina. Podría formarse una pápula (6-10 mm de diámetro) cuando se inyecta el líquido que permanecerá unos 10 minutos. Evitar la presión o vendaje del sitio de inyección. Apuntar la fecha y el tiempo de inyección, persona que se la ha administrado, ubicación del sitio de inyección, y número de lote de la solución. Tampoco indica que previamente tenga que limpiarse o no la zona de la piel con algún antiséptico.

Referencias (4):

  1. Canadian tuberculosis: standards. 6 th edition. 2007. Tuberculosis Prevention and Control, Public Health Agency of Canada, and the Canadian Lung Association/Canadian Thoracic Society.
  2. Grupo de trabajo de la Guía de Práctica Clínica sobre el Diagnóstico, el Tratamiento y la Prevención de la Tuberculosis. Centro Cochrane Iberoamericano, coordinador. Guía de Práctica Clínica sobre el Diagnóstico, el Tratamiento y la Prevención de la Tuberculosis. Plan de Calidad para el Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad. Agència d ́Informació, Avaluació i Qualitat en Salut (AIAQS) de Cataluña; 2009. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AATRM Nº 2007/26. [https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_473_Tuberculosis_AIAQS_compl.pdf] [Consulta: 21/10/2013]
  3. Al Jahdali HH, Baharoon S, Abba AA, Memish ZA, Alrajhi AA, AlBarrak A, Haddad QA, Al Hajjaj M, Pai M, Menzies D; Saudi Thoracic Society; Saudi Society of Medical Microbiology and Infectious Disease; Saudi Association of Public Health; Society of Family and Community Medicine. Saudi guidelines for testing and treatment of latent tuberculosis infection. Ann Saudi Med. 2010 Jan-Feb;30(1):38-49. [DOI 10.4103/0256-4947.59373] [Consulta: 21/10/2013]
  4. Tuberculin skin test: Drug Information. Lexicomp. Inc. In: UpToDate, Basow, DS (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2013. (Consultado en www.uptodate.com)

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 3 referencias
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Interfiere la aplicación de antiséptico sobre la piel previamente a la inyección intradérmica de tuberculina? Murciasalud, 2013. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/19660

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )