Saltar menús
Murciasalud, el Portal Sanitario de la Región de Murcia Consejería de Sanidad y Política Social Servicio Murciano de Salud

Avanzada | Mapa web
Acceso con certificado Olvidé la contraseña | Solicitar alta

Dióxido de azufre

Introducción

El dióxido de azufre es un gas incoloro de olor acre y penetrante. Bajo presión es un líquido y se disuelve fácilmente en agua. No es inflamable.

En el aire se origina principalmente de actividades tales como quema de carbón o aceite en centrales eléctricas o de la fundición del cobre. En la naturaleza, el dióxido de azufre puede ser liberado al aire en erupciones volcánicas.

Las concentraciones que se encuentran normalmente al aire libre varían entre 0 y 2.600 μg/m3 (0 y 1 ppm)

La permanencia de una sustancia toxica en el aire no siempre conduce a una exposición. Únicamente se está expuesto a una sustancia cuando se entra en contacto con ella. Se puede estar expuesto al inhalar, comer o beber la sustancia, o por contacto con la piel.

Cuando se está expuesto al dióxido de azufre, hay muchos factores que determinan si afectará adversamente. Estos factores incluyen la dosis, (la cantidad), la duración (por cuánto tiempo) y de la forma como entró en contacto con esta sustancia. También se debe considerar las demás sustancias químicas a las que se está expuesto, edad, sexo, dieta, características personales, estilo de vida y condición de salud.

La ruta principal de exposición al dióxido de azufre es al respirar el aire que lo contiene. Pero también se puede estar expuesto a través del contacto de esta sustancia con la piel.

Efectos en la salud

Al respirar aire que contiene dióxido de azufre, éste pasa al interior del cuerpo a través de la nariz y los pulmones. Llega fácil y rápidamente a la corriente sanguínea a través de los pulmones. Una vez dentro del cuerpo, se degrada a sulfato y es excretado en la orina.

Los estudios realizados en animales expuestos al dióxido de azufre han descrito efectos respiratorios similares a los observados en seres humanos. La exposición de cobayas a niveles bajos (2.600 μg/m3 -1 ppm-), alteró el ritmo respiratorio haciendo la respiración menos profunda. La exposición a concentraciones más altas produce síntomas más graves, tales como disminución de la frecuencia respiratoria, inflamación o infección de las vías respiratorias y destrucción de áreas del pulmón.

Las personas asmáticas que hacen ejercicios físicos son susceptibles a los efectos respiratorios de concentraciones relativamente bajas (650 μg/m3 -0.25 ppm-) de dióxido de azufre.

La mayoría de los efectos de la exposición en adultos (por ejemplo, dificultad para respirar, alteración del ritmo respiratorio, y ardor de la nariz y la garganta) también es probable que se produzcan en niños, pero se desconoce si los niños son más susceptibles que los adultos.

Pero los niños pueden estar expuestos a cantidades de dióxido de azufre mayores que los adultos porque inhalan más aire por unidad de peso corporal que los adultos. Además los niños hacen ejercicio con más frecuencia que los adultos. El ejercicio aumenta la frecuencia respiratoria, por lo que cuanto más dióxido de azufre penetra en los pulmones el efecto es mayor. El estado de salud de las vías respiratorias de la persona y no la edad determinan la susceptibilidad a los efectos de respirar dióxido de azufre. Esto significa que los adolescentes con buena salud (entre 12 y 17 años) no son más susceptibles a los efectos de respirar dióxido de azufre que personas de edad con buena salud.

Se sabe que personas asmáticas que realizan ejercicio son susceptibles a bajas concentraciones. Por lo tanto, se espera que los niños asmáticos sean más susceptibles. Además, el asma aparece con mayor frecuencia, en niños entre 8 y 11 años de edad, y en personas que viven en áreas urbanas.

Estudios de larga duración de grupos numerosos de niños han sugerido posibles asociaciones entre la contaminación con dióxido de azufre y síntomas respiratorios o dificultad para respirar. Los niños expuestos a contaminación con dióxido de azufre pueden desarrollar más problemas respiratorios a medida que crecen, pueden tener que visitar con más frecuencia al servicio de urgencias a causa de episodios de respiración jadeante, y pueden contraer más enfermedades respiratorias que lo que es típico en niños de su edad.

Valores límite y umbral de alerta

De acuerdo con el Real Decreto 1073/2002:

  • Valor límite horario para la protección de la salud humana es de 350 μg/m3, valor que no podrá superarse en mas de 24 ocasiones por año civil.
  • Valor limite diario para la protección de la salud humana es de 125 μg/m3, valor que no podrá superarse en mas de 3 ocasiones por año civil.
  • Umbral de alerta es de 500 μg/m3, registrados durante tres horas consecutivas en lugares representativos de la calidad del aire en un área de, como mínimo, 100Km2 o en una zona o aglomeración entera, tomando la superficie que sea menor.

En el cuadro que se expone a continuación de pueden ver los efectos del dióxido de azufre a diferentes concentraciones, estos resultados se han obtenido de la documentación internacional existente en paginas Web de reconocido prestigio (ver el apartado de bibliografía).

Efectos del dióxido de azufre a diferentes concentraciones
Concentración de dióxido de azufre Efecto
520 μg/m3 (0,2 ppm) Los individuos normales y asmáticos (leves, moderados, graves) y atópicos más sensibles mostraron un aumento significativo de la resistencia especifica de la vía aérea (sRaw), pero no clínicamente significativos debido a que no había síntomas respiratorios.
1,7 μg/m3 (0.00053 ppm) Concentración en aire asociadas con un aumento del riesgo para toda la vida por leucemia de 1/100.000
655 μg/m3(0,25 ppm) Voluntarios con asma leve sometidos a ejercicio moderado y expuestos durante 75 minutos no mostraron aumento considerable de la sRaw
3.200 μg/m3 (1ppm) Aparición de casos de leucemia en exposiciones de 40 años.
4.800-15.000 μg/m3 (1,5-4,7 ppm) Concentración en aire asociadas con un aumento del riesgo para toda la vida por leucemia de 1/10.000
1.050 μg/m3(0,4 ppm) Individuos asmáticos de moderados a graves mostraron después de una exposición de 55 minutos aumentos significativos de la sRaw y de los síntomas respiratorios.
1.300 μg/m3(0,5 ppm) Individuos asmáticos leves sometidos a ejercicio y expuestos durante 75 minutos mostraron aumento significativo de la sRaw.
1.300-5.240 μg/m3(0,5-2 ppm) La función pulmonar cambia en sujetos asmáticos durante el ejercicio
1.570 μg/m3(0,6 ppm) Individuos asmáticos atópicos mostraron después de una exposición de 15 a 55 minutos aumentos significativos de la sRaw y de los síntomas respiratorios.
2.620 μg/m3(1 ppm) Individuos asmáticos leves sometidos a ejercicio y expuestos durante 75 minutos mostraron aumento significativo de la sRaw.
5.240 μg/m3(2 ppm) Individuos sanos sometidos durante 30 minutos y realizando ejercicio continuo no mostraron cambios en pruebas de función pulmonar.
7.900-13.000 μg/m3(3-5 ppm) Detección del olor
16.000-31.000 μg/m3(6-12 ppm) Puede causar irritación nasal y de la garganta.
21.000-31.000 μg/m3(8-12 ppm) Puede producir irritación conjuntival y lagrimeo
26.000 μg/m3(10 ppm) Se puede observar irritación en las vías respiratorias superiores y posibles hemorragias nasales.
52.000 μg/m3(20 ppm) Puede causar irritación en los ojos
131.000-262.000 μg/m3(50-100 ppm) Se puede observar irritación grave de los ojos, garganta, tracto respiratorio inferior y lagrimeo, que pueden ser tolerados durante 30 - 60 minutos.
262.000 μg/m3(100 ppm) IDLH (Inmediatamente peligroso para la vida y la salud; 30 minutos)
1.049.000 μg/m3(400 ppm) Concentración mínima letal en aire durante una exposición de 1 minuto.

Recomendaciones

Debido a que la ruta más probable de exposición al dióxido de azufre es respirar aire contaminado, se debe tratar de limitar las actividades al aire libre durante los períodos de mayor contaminación. Aunque los niveles de dióxido de azufre en el aire son normalmente más altos durante los meses de invierno, se ha demostrado que la exposición de los seres humanos es más alta durante los meses de verano. Esto se debe seguramente a que la gente disfruta de actividades al aire libre durante los meses de verano y abre las ventanas para ventilar sus hogares.

Se puede controlar la exposición prestando atención a la información facilitada en la página web de calidad del aire de la Dirección General de Medio Ambiente.

Las personas con dificultades respiratorias deben prestar una atención especial a estas advertencias. Además, las personas asmáticas deben limitar el ejercicio al aire libre cuando los niveles de dióxido de azufre en el aire sean altos.

En los episodios de alta contaminación por dióxido de azufre, la ventilación de las viviendas debe ser la mínima.

Bibliografía

Nota legal importante: La Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia no es responsable del posible uso de esta información. Esta ficha contiene la información de distintas bases de datos internacionales de sustancias químicas de reconocido prestigio y es independiente de requisitos legales.

(c) Consejería de Sanidad y Política Social de la Región de Murcia
Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia
Teléfono de información de sanidad: 968 365 900

(W3 - H)