Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Gestación, Salud de la mujer, Salud Infantil . La información ofrecida puede no estar actualizada. Es posible que nuevos estudios o publicaciones modifiquen o maticen la respuesta dada.

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

¿Es necesario suplementar con hierro a la embarazada aunque los niveles de hemoglobina y hematocrito estén dentro de la normalidad?

Son varias las cuestiones publicadas en el Banco de preguntas de Preevid que abordan la indicación generalizada de suplementos de hierro en la mujer gestante.

Como conclusiones fundamentales extraemos de ellas que:

  • La suplementación con hierro durante el embarazo en mujeres que no lo precisan por sus valores sanguíneos, no aporta beneficios en la salud de la madre o del bebé y además puede tener efectos maternos indeseables.
  • Se recomienda, en el estudio de una anemia durante la gestación, realizar determinación de ferritina sérica, al considerarse el indicador más fiable de anemia ferropénica. Si no se dispone de la ferritina, podría ser aceptable una prueba de tratamiento con hierro durante dos semanas para confirmar el diagnóstico, siempre que no se sospeche o haya un diagnóstico previo de hemoglobinopatía.

Para la actualización de la información aportada se han revisado tres nuevas guías de práctica clínica (GPC)(1-3), las versiones actualizadas del sumario de evidencia de Uptodate(4) y del documento de consenso del Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS)(5), y dos recientes revisiones sistemáticas(6,7) y destacamos que los suplementos de hierro durante la gestación disminuyen la prevalencia de anemia materna en el parto, pero no mejoran otros resultados del embarazo y que, en términos generales, no se recomiendan en casos de no constatarse anemia por deficiencia de hierro.

Las GPC(1-3) coinciden en recomendar no ofrecer de forma rutinaria la suplementación con hierro en mujeres gestantes; los suplementos de hierro se recomiendan sólo si se identifica una deficiencia (en base a los parámetros hematológicos) puesto que no benefician a la salud de la mujer o el bebé e incluso pueden tener efectos perjudiciales.

En la GPC sobre el manejo del embarazo de Guiasalud(1) se comenta al respecto que “el grupo elaborador formuló una recomendación en contra de la intervención (suplementar con hierro de forma sistemática) considerando que los beneficios sobre la disminución del riesgo de sufrir anemia al final del embarazo y el riesgo de dar a luz a fetos de bajo peso para su edad gestacional, no superaban los riesgos de sufrir problemas hipertensivos durante el embarazo. La baja calidad de los estudios motivó la fuerza débil de dicha recomendación”.

De forma similar el documento de consenso del PAPPS(5) indica que en el embarazo no se debe ofrecer suplementos de hierro sistemáticamente.

En el sumario de evidencia de Uptodate(4) se señala que no hay pruebas convincentes de que los suplementos de hierro en las mujeres embarazadas sin anemia mejoren los resultados clínicos maternos o del niño y se hace referencia a la revisión sistemática de 2015 del Preventive Services Task Force (USPSTF)(6) que encuentra que la suplementación de rutina con hierro tuvo efectos contradictorios sobre una variedad de resultados del embarazo, aunque observó una reducción consistente en la frecuencia de anemia por deficiencia de hierro a término (riesgo relativo [RR] 0,29; intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,17 hasta 0,49; cuatro ensayos). En base a estos resultados el USPSTF concluye que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el balance de riesgos y beneficios de la suplementación  de rutina con hierro en las mujeres embarazadas con el objetivo de prevenir resultados adversos maternos y neonatales.

En la otra revisión sistemática, publicada por la Cochrane y actualizada en su versión inglesa en 2015(7), se incluyeron 61 ensayos clínicos de los cuales 44, con 43.274 mujeres, compararon los efectos de los suplementos orales diarios de hierro versus ningún hierro o placebo y aportaron datos para el análisis.

Al comparar la suplementación prenatal con  hierro a diario con placebo o ningún hierro, los  suplementos de hierro se asociaron a:

  • Disminución de la anemia materna (hemoglobina <110 g/L) a término (RR 0,30; IC del 95%: 0,19-0,46; 14 ensayos; 2.199 mujeres, evidencia de baja calidad).
  • Disminución de la deficiencia de hierro materna a término (RR 0,43; IC del 95%: 0,27-0,66; siete ensayos; 1.256 mujeres; evidencia de baja calidad).
  • Riesgo inferior, no significativo, de parto muy prematuro (RR 0,32; IC 95%: 0,1-1,09), en el análisis de 3 ensayos con 690 mujeres.
  • Menor riesgo, pero no significativo, de infección puerperal (RR 0,65: IC 95% 0,41-1,03), en el análisis de los 2 ensayos con 2.292 mujeres.
  • Aumento de la concentración elevada de hemoglobina materna (130 g/L) durante el segundo o tercer trimestre en el análisis de 7 ensayos con 1.146 mujeres (RR 1,9; IC 95%: 1,07-3,35)
  • Aumento de los efectos secundarios (RR 1,59; IC del 95%: 1-2,52) en el análisis de 9 ensayos con 1.677 mujeres.

La administración diaria de suplementos de hierro antes de las 20 semanas de gestación o antes del embarazo se asoció además a una disminución significativa del bajo peso al nacer en el análisis de los 2 ensayos con 361 recién nacidos (RR 0,32; IC 95%: 0,15 a 0,7) pero no hubo diferencias significativas entre los grupos con la suplementación administrada  ≥ 20 semanas de gestación, en el análisis de los 2 ensayos con 665 recién nacidos.

Tampoco hubo diferencias significativas entre los grupos en cuanto a las variables  parto prematuro (en el análisis de 6 ensayos con 1.713 niños), anemia materna grave hemoglobina <70 g / L) durante el segundo o tercer trimestre (en el análisis de 7 ensayos con 1.078 mujeres) o muy bajo peso al nacer (en el análisis de 3 ensayos con 697 recién nacidos).

Se concluye en la revisión que la suplementación reduce el riesgo de anemia materna y la deficiencia de hierro en el embarazo, pero el efecto positivo sobre otros resultados maternos y neonatales es menos clara; la aplicación de las recomendaciones de administración de suplementos de hierro puede producir resultados heterogéneos en función de riesgo de base de las poblaciones de bajo peso al nacer y de anemia, así como del nivel de adherencia a la intervención.

Referencias (7):

  1. Grupo de trabajo de la Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía; 2014. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AETSA 2011/10 [https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_533_Embarazo_AETSA_compl.pdf] [Consulta: 17/12/2015]
  2. Australian Health Ministers’ Advisory Council 2012, Clinical Practice Guidelines: Antenatal Care – Module 1. Australian Government Department of Health and Ageing, Canberra. http://www.health.gov.au/antenatal [http://www.health.gov.au/internet/main/publishing.nsf/Content/phd-antenatal-care-index/$File/ANC_Guidelines_Mod1_v32.pdf] [Consulta: 17/12/2015]
  3. University of Michigan Health System. Prenatal care. Ann Arbor (MI): University of Michigan Health System (UMHS); 2013 Dec. [http://www.med.umich.edu/1info/FHP/practiceguides/newpnc/PNC.pdf] [Consulta: 17/12/2015]
  4. Gillen-Goldstein J, Roque H, Ruvel JM. Nutrition in pregnancy. This topic last updated: Nov 19, 2015. In: UpToDate, Basow, DS (Ed), UpToDate, Waltham, MA, 2012.
  5. A. López García-Franco, L. Arribas Mir, I. del Cura González, E. Bailón Muñoz, M.J. Iglesias Piñeiro, B. Gutiérrez Teira, J. Landa Goñi, J. Ojuel Solsona, M. Fuentes Pujol y P. Alonso Coello. Actividades preventivas en la mujer. Aten Primaria. 2014;46(Supl 4):82&#8209;98. [http://www.papps.es/upload/file/PAPPS_2014.pdf] [Consulta: 17/12/2015]
  6. Siu AL; U.S. Preventive Services Task Force. Screening for Iron Deficiency Anemia and Iron Supplementation in Pregnant Women to Improve Maternal Health and Birth Outcomes: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement. Ann Intern Med. 2015 Oct 6;163(7):529-36. [DOI 10.7326/M15-1707] [Consulta: 17/12/2015]
  7. Peña-Rosas JP, De-Regil LM, Garcia-Casal MN, Dowswell T. Daily oral iron supplementation during pregnancy. Cochrane Database Syst Rev. 2015 Jul 22;7:CD004736. [DOI 10.1002/14651858.CD004736.pub5] [Consulta: 17/12/2015]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 2 referencias
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 3 referencias
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. ¿Es necesario suplementar con hierro a la embarazada aunque los niveles de hemoglobina y hematocrito estén dentro de la normalidad? Murciasalud, 2015. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/20880

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )