Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cuidados de Enfermería, Digestivo .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Comprobación de la correcta localización de una sonda nasogástrica. La pregunta original del usuario era "Tras la colocación de una sonda nasogástrica ¿debe comprobarse su correcta localización mediante radiografía?" Verification of the correct location of a nasogastric tube.

Una pregunta del banco Preevid publicada en noviembre de 2019(1) concluía que el método más recomendado para comprobar la correcta colocación de la sonda nasogástrica era la radiografía de abdomen superior y que no se debía usar la auscultación.

Tras actualizar la búsqueda de información se llega a conclusiones similares.

Los autores del sumario de evidencia (SE) de Uptodate sobre la colocación de sondas nasogástricas (SNG) y nasoentéricas (SNE) en el adulto(2) defienden el uso de la radiografía como método de comprobación  de la correcta colocación de las sondas de alimentación enteral. El sumario explica que varias guías  de práctica clínica coinciden en que lo ideal sería confirmar con una radiografía de abdomen superior / tórax inferior la correcta colocación de las sondas SNG y SNE. Apunta que es necesario informar al radiólogo del motivo de realización de la radiografía para que informe el resultado adecuadamente. Añade que debería visualizarse el recorrido de la sonda en el tubo digestivo y hay que comprobar que se encuentra en una posición central distal a la carina y que en esa posición central cruza el diafragma hasta el estómago. 

En los pacientes con ventilación mecánica una alternativa a la radiografía sería la capnografía.

En cuanto a la comprobación mediante medición del pH del contenido, aunque reconoce que algunos defienden este método, el sumario explica que podría no ayudar e incluso podría confundir debido al elevado uso de inhibidores de la bomba de protones. Sin embargo apunta que este procedimiento podría mejorarse con el uso de unas nuevas tiras de pH impregnadas en ester.

Cuando la sonda es de aspiración explica que no es necesaria la comprobación radiológica. En este caso la comprobación se realiza mediante aspiración del contenido luminal, infundiendo 20-30 cc de agua templada previamente si es preciso.

Según el SE de Dynamed sobre nutrición enteral en el adulto(3) la radiografía con visualización de todo el recorrido de la sonda es el patrón de oro para la comprobación de la correcta colocación de las sondas entéricas. Este sumario menciona que podría ser útil el análisis del pH del aspirado: un fluido seroso amarillo pálido con pH  ≥ 7 podría indicar perforación al espacio pleural; un líquido claro e incoloro o verde hierba con pH ≤ 5 es un contenido gástrico en ayunas; el líquido bilioso procede del intestino delgado. También podrían utilizarse la monitorización del CO2 al final de la espiración o la capnometría colorimétrica. La auscultación no es un método fiable y no debería usarse.

El sumario recoge además las recomendaciones de 2 sociedades científicas:

  • “American College of Gastroenterology” (ACG) 2016: a menos que se hayan utilizado sondas de alimentación guiadas por transmisor electromagnético, la confirmación de la correcta colocación de las SNG y SNE debería realizarse mediante radiografía (recomendación condicional de la ACG, evidencia de muy baja calidad*).
  • “European Society of Gastrointestinal Endoscopy” (ESGE) 2020:
    • Hay que asegurar que se usa un protocolo adecuado para la comprobación de una correcta colocación. Este protocolo podría incluir radiografía, análisis del pH del aspirado o monitorización del CO2 al final de la espiración; la auscultación sola no es suficiente. (Recomendación fuerte de la ESGE, evidencia de baja calidad*). 
    • Hay que usar radiografía en los pacientes de alto riesgo, como los de cuidados intensivos, alteración del nivel de consciencia o aquellos sin reflejo nauseoso (recomendación fuerte de la ESGE, evidencia de baja calidad*). 

Una guía de práctica clínica británica (2020) sobre la comprobación de la colocación de las SNG antes de su uso en cuidados intensivos durante la epidemia de COVID-19(4) recomienda como único método antes del primer uso la radiografía. Recomienda, que nunca se use la auscultación como método de comprobación, por su poca fiabilidad (y por ser generador de aerosoles). Tampoco, según esta guía, antes del primer uso, debería usarse la medición del pH, pues podrían malinterpretarse una regurgitación esofágica o una broncoaspiración. Una vez comprobada su correcta colocación mediante la radiografía, ya en comprobaciones posteriores sí podrían usarse las marcas externas de la sonda y las mediciones del pH.

*Consultar niveles de evidencia y grados de recomendación en el documento.

Referencias (4):

  1. Banco de Preguntas Preevid. Radiografía de control tras la inserción de una sonda nasogástrica para confirmar su correcta colocación. Murciasalud, 2019. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/23263
  2. Hodin RA, Bordeianou L. Inpatient placement and management of nasogastric and nasoenteric tubes in adults. Post TW, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. https://www.uptodate.com (Consultado el 21 de marzo de 2022.)
  3. DynaMed. Enteral Nutrition Support in Adults. EBSCO Information Services. Accessed March 21, 2022. https://www.dynamed.com/management/enteral-nutrition-support-in-adults
  4. ICM Anaesthesia COVID-19 [Internet]. Nasogastric tube placement checks before first use in critical care settings during the COVID-19 response. 13 May 2020 [Consultado el 21 de marzo de 2021]. https://icmanaesthesiacovid-19.org/ng-tube-placement-checks-before-first-use-in-critical-care-settings-during-the-covid-19-response

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 0 referencia
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 0 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 1 referencia
  6. Sumario de evidencia: 2 referencias
  7. Pregunta clínica : 1 referencia
  8. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  9. Capítulo de libro: 0 referencia

Actualiza a

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Comprobación de la correcta localización de una sonda nasogástrica. Murciasalud, 2022. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/24644

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )