Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Oncología, Salud de la mujer .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Manejo de la atrofia vaginal grave, que no responde a tratamientos tópicos no hormonales, en mujeres con cáncer de mama. La pregunta original del usuario era "En una mujer con cáncer de mama y atrofia grave del vestíbulo vulvar, que no responde a tratamientos tópicos no hormonales, ¿qué otras opciones terapéuticas pueden ser efectivas?" Management of severe vaginal atrophy, unresponsive to non-hormonal topical treatments, in women with breast cancer.

En base a evidencia muy limitada y recomendaciones basadas principalmente en el consenso de profesionales, en el caso de una mujer con cáncer de mama y síntomas graves de atrofia vaginal, se podría considerar el uso de estrógenos locales a dosis baja, siempre de forma consensuada con la paciente tras informarla de los potenciales riesgos. En general, los documentos consideran que, en caso de que el tratamiento estrogénico local no sea una opción, se podría valorar el uso de dehidroepiandrosterona (DHEA) (prasterona) vaginal.

En cuanto a tratamientos alternativos, los documentos revisados mencionan el tratamiento con láser y la testosterona vaginal pero la ausencia de datos concluyentes sobre su eficacia y seguridad no permiten, en el momento actual recomendar su utilización en estas pacientes. 

La actualización de 2022 de la guía de práctica clínica sobre supervivientes al cáncer de la “National Comprehensive Cancer Network” (NCCN)(1) propone como tratamiento de primera línea para la sequedad vaginal, si esta no es demasiado grave, los tratamientos no hormonales: hidratantes vaginales (categoría de la recomendación 2A [ver en el texto completo del documento]), geles vaginales (categoría 2A), el ácido hialurónico (categoría 2B), o aceites (categoría 2B); asociando el uso de lubricantes para las relaciones sexuales.

En el caso de no mejoría indica el uso de estrógenos locales (anillos, supositorios o cremas) (categoría 2B). Respecto a la seguridad de estos preparados en supervivientes de cánceres hormonodependientes indica que existe controversia pero que la evidencia disponible sugiere que los estrógenos locales no incrementan el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. En cuanto al tipo de preparado a utilizar señala que limitados datos en supervivientes de cáncer de mama sugieren que existe una mínima absorción sistémica con anillos y supositorios y, por lo tanto, si está justificado el uso de un tratamiento basado en estrógenos, sería preferible su uso frente a las cremas en pacientes con tumores hormonodependientes.

En cuanto a otras opciones terapéuticas: 

  • Menciona que otros tipos de tratamientos hormonales tópicos (como la testosterona o la DHEA [prasterona]) pueden ser considerados, pero los datos sobre su seguridad y efectividad son limitados.
  • Actualmente el ospemifeno (modulador selectivo de receptores estrogénicos [SERM, por sus siglas en inglés]) está contraindicado en pacientes con antecedentes de cáncer estrógeno-dependiente.
  • También destaca que existen limitados datos que sugieren que el uso de láser de CO2 fraccional microablativo es eficaz en supervivientes de cáncer de mama pero que la FDA (“U.S. Food and Drug Administration”) comunicó en 2018 que su utilización para el tratamiento de síntomas menopáusicos puede estar asociado a graves efectos adversos. El panel de expertos elaborador de la guía considera que son necesarios más estudios antes de que esta técnica pueda ser recomendada.

Un documento de consenso del “American College of Obstetricians and Gynecologists” sobre el tratamiento de los síntomas urogenitales en pacientes con antecedentes de cáncer de mama estrógeno-dependiente(2) plantea como recomendaciones: 

  • Los métodos no hormonales se deberían considerar como tratamiento de primera línea para los síntomas urogenitales en personas con antecedentes de cáncer de mama dependiente de estrógenos. Los tratamientos no hormonales que se ha informado que son efectivos para tratar los síntomas vulvovaginales incluyen lubricantes a base de silicona, policarbofilo y agua; ácido hialurónico; ácido poliacrílico; y supositorios vaginales de vitamina E y D. No hay datos suficientes para establecer si una opción es superior a las demás.
  • Si los tratamientos no hormonales no logran solucionar adecuadamente los síntomas, después de analizar los riesgos y los beneficios, se pueden usar dosis bajas de estrógeno vaginal en personas con antecedentes de cáncer de mama, incluidas las que toman tamoxifeno. Para las personas que toman inhibidores de la aromatasa (IA), se puede usar estrógeno vaginal en dosis bajas después de una toma de decisiones compartida entre la paciente, el ginecólogo y el oncólogo.
  • Si el estrógeno vaginal no es una opción, la DHEA o la testosterona a nivel local pueden ayudar con la dispareunia y mejorar la salud del tejido vaginal.

Para los autores de este documento, el ospemifeno, administrado por vía oral, podría considerarse como una opción para las personas con antecedentes de cáncer de mama dependiente de estrógenos; sin embargo, aunque no hay indicios de que el ospemifeno se asocie con un mayor riesgo de recurrencia, los datos de seguridad a largo plazo son limitados. Por último, comentan que la terapia con láser se ha mostrado prometedora en un entorno de investigación, con ensayos pequeños que han demostrado beneficios en los síntomas genitourinarios, especialmente en la población de sobrevivientes de cáncer de mama que pueden dudar en seguir la terapia hormonal y, a menudo, tienen síntomas atróficos más graves. Sin embargo, se requiere investigación adicional antes de recomendar la terapia con láser para esta indicación.

De forma similar, en un informe de posicionamiento  de la “British Society for Sexual Medicine” sobre el manejo de los síntomas genitourinarios de la menopausia(3), establece que las mujeres con antecedentes de cualquier tipo de cáncer de mama, incluido el cáncer con receptor de estrógeno positivo, deberían usar estrógeno vaginal si es necesario y si es beneficioso; y deberían continuar usándolos a largo plazo. 

Añade que en el caso de mujeres en tratamiento con IA, hay datos controvertidos (principalmente debido al pequeño tamaño de las muestras) pero que en base a evidencia indirecta(4) podría ser segura la utilización de estrógenos vaginales para tratar su síntomas urogenitales. Por lo tanto, en el informe se considera que el uso de estrógenos vaginales en mujeres que toman IA no está absolutamente contraindicado y, a menudo, las mujeres pueden beneficiarse de su uso cuando los tratamientos no hormonales no han proporcionado un beneficio adecuado. Como estrategia alternartiva considera que algunas mujeres pueden beneficiarse de cambiar su IA  a tamoxifeno y luego considerar el uso de estrógeno vaginal asociado al tamoxifeno, para mejorar sus síntomas. 

En definitiva el documento concluye que, dado que los riesgos del estrógeno vaginal en mujeres con antecedentes de cáncer de mama son inexistentes o insignificantes, los médicos de cabecera y los profesionales de la salud de atención primaria pueden, generalmente, recetar preparaciones con estrógeno vaginal a estas mujeres, después de compartir la evidencia disponible con ellas y analizar los beneficios, así como los potenciales riesgos.

Similares conclusiones se exponen en otro documento de consenso, emitido en 2018 por las “North American Menopause Society” y la “International Society for the Study of Women''s Sexual Health” sobre el manejo del síndrome genitourinario de la menopausia (SGUM)(5) en mujeres con alto riesgo de cáncer de mama o con cáncer de mama.

El sumario de evidencia de Uptodate sobre el tratamiento de la atrofia vulvovaginal (en el contexto del SGUM)(6) revisa el abordaje de las pacientes con cáncer de mama y plantea: 

  • Independientemente del tratamiento del cáncer de mama, para las pacientes con síntomas de SGUM, las opciones no hormonales (por ejemplo, lubricantes, humectantes) son la terapia de primera línea.

  • Cuando se necesita un tratamiento adicional, las decisiones terapéuticas se guiarían por el tipo de tratamiento para el cáncer de mama que está recibiendo la paciente: 

  1. En pacientes con cáncer de mama tratadas con SERM, pacientes que han completado un curso completo de terapia endocrina adyuvante o aquellas con receptores hormonales negativos es probable que dosis bajas de estrógeno vaginal o DHEA vaginal sean opciones razonables si los síntomas no mejoran con tratamientos no hormonales (grado de recomendación 2C: recomendación muy débil; otras alternativas pueden ser igualmente razonables). Sin embargo, matiza el sumario que estos medicamentos deberían iniciarse sólo después de consultar con el oncólogo y después de un asesoramiento integral de la paciente sobre los riesgos potenciales. Refiere también que los escasos datos disponibles sugieren que las sobrevivientes de cáncer de mama obtienen el mismo tipo de beneficios que otras pacientes cuando reciben tratamiento con productos de estrógeno intravaginal; y que además, no se ha encontrado que el uso de dosis bajas de estrógeno vaginal esté asociado con un mayor riesgo de recurrencia del cáncer de mama. 

  2. En pacientes con cáncer de mama tratadas con IA, se sugiere no usar estrógeno vaginal, DHEA o testosterona (grado de recomendación 2C). Sin embargo, en pacientes con síntomas graves y que están dispuestas a aceptar que la terapia hormonal vaginal puede limitar la efectividad de su tratamiento contra el cáncer, es poco probable que las exposiciones a corto plazo afecten los resultados del cáncer a largo plazo. Para tales pacientes, es razonable indicar una dosis baja de estrógeno vaginal o DHEA. De forma alternativa, se puede considerar cambiar el tratamiento de la terapia de IA al tamoxifeno, según las características de riesgo del cáncer y las preferencias del paciente, debido al menor riesgo de desarrollar SGUM.

En cuanto a otros tratamientos alternativos en mujeres sobrevivientes a un cáncer de mama indica que la terapia con láser de CO2 fraccionado también se ha estudiado y puede mejorar los síntomas del SGUM pero que sin embargo, la seguridad y la eficacia de estos dispositivos siguen siendo inciertas.

Por último, comentamos que una reciente revisión sistemática sobre las actuales opciones de tratamiento del SGUM en mujeres supervivientes a un cáncer de mama(7) establece como puntos clave que: 

  • El SGUM es la principal causa de disfunción sexual en sobrevivientes de cáncer de mama y limita gravemente la calidad de vida de estas pacientes.
  • Las terapias no hormonales son el tratamiento de primera línea para la atrofia vulvovaginal de leve a moderada.
  • En casos refractarios a tratamiento no hormonal o mujeres que presentan clínica moderada-grave, se considera el uso de terapia estrogénica local que se ha demostrado que es el tratamiento más eficaz. Siempre se ha de utilizar la dosis más baja posible y con consenso entre el equipo de oncología y la paciente, tras la evaluación de los riesgos y beneficios del uso de estos tratamientos
  • El láser de CO2 y los andrógenos vaginales parecen ser eficaces pero se  carece de datos concluyentes sobre su seguridad.

Referencias (7):

  1. Denlinger C, Sanft T, Baker K, et al. Survivorship. Version 1.2022. In: National Comprehensive Cancer Network (NCCN) Clinical Practice Guidelines in Oncology (NCCN Guidelines). NCCN 2022 March from NCCN website (Free registration required)
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists’ Committee on Clinical Consensus—Gynecology. Treatment of Urogenital Symptoms in Individuals With a History of Estrogen-dependent Breast Cancer: Clinical Consensus. Obstet Gynecol. 2021 Dec 1;138(6):950-960. [DOI 10.1097/AOG.0000000000004601] [Consulta: 18/04/2022]
  3. Position Statement for Management of Genitourinary Syndrome of the Menopause (GSM). British Society for Sexual Medicine, 2021. [http://www.bssm.org.uk/wp-content/uploads/2021/03/GSM-BSSM.pdf] [Consulta: 18/04/2022]
  4. Pavlović RT, Janković SM, Milovanović JR, Stefanović SM, Folić MM, Milovanović OZ, Mamillapalli C, Milosavljević MN. The Safety of Local Hormonal Treatment for Vulvovaginal Atrophy in Women With Estrogen Receptor-positive Breast Cancer Who Are on Adjuvant Aromatase Inhibitor Therapy: Meta-analysis. Clin Breast Cancer. 2019 Dec;19(6):e731-e740. [DOI 10.1016/j.clbc.2019.07.007] [Consulta: 18/04/2022]
  5. Faubion SS, Larkin LC, Stuenkel CA, Bachmann GA, Chism LA, Kagan R, Kaunitz AM, Krychman ML, Parish SJ, Partridge AH, Pinkerton JV, Rowen TS, Shapiro M, Simon JA, Goldfarb SB, Kingsberg SA. Management of genitourinary syndrome of menopause in women with or at high risk for breast cancer: consensus recommendations from The North American Menopause Society and The International Society for the Study of Women's Sexual Health. Menopause. 2018 Jun;25(6):596-608. [DOI 10.1097/GME.0000000000001121] [Consulta: 18/04/2022]
  6. Bachmann G, Pinkerton JV. Genitourinary syndrome of menopause (vulvovaginal atrophy): Treatment. Post TW, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. https://www.uptodate.com
  7. Mension E, Alonso I, Castelo-Branco C. Genitourinary Syndrome of Menopause: Current Treatment Options in Breast Cancer Survivors - Systematic Review. Maturitas. 2021 Jan;143:47-58. [DOI 10.1016/j.maturitas.2020.08.010] [Consulta: 18/04/2022]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 2 referencias
  2. Ensayos clínicos: 0 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 0 referencia
  4. Consenso de profesionales: 3 referencias
  5. Guías de práctica clínica: 1 referencia
  6. Sumario de evidencia: 1 referencia
  7. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  8. Capítulo de libro: 0 referencia

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Manejo de la atrofia vaginal grave, que no responde a tratamientos tópicos no hormonales, en mujeres con cáncer de mama. Murciasalud, 2022. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/24686

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

( - )