Uso de cookies Cerrar [X]

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación del usuario. Las cookies utilizadas no contienen ningún tipo de información de carácter personal. Si continua navegando entendemos que acepta su uso. Dispone de más información acerca de las cookies y cómo impedir su uso en nuestra política de cookies.

Murciasalud >> BVMS >> Preevid
Consejería de Salud
Servicio Murciano de Salud
Compartir:
  • Enviar a Me gusta en Facebook
  • Twittear
  • Whatsapp

Incluida en el banco de preguntas el . Categorías: Cardiovascular, Gestación, Recomendaciones "no hacer" .

Health professionals Servicio Murciano de Salud. Consejería de Salud. Región de Murcia

Pravastatina para la prevención de la preeclampsia en gestantes de riesgo. La pregunta original del usuario era "En una gestante con antecedentes de preeclampsia en un embarazo previo, ¿el tratamiento con pravastatina disminuiría el riesgo de desarrollar preeclampsia en esta nueva gestación?" Pravastatin for the prevention of preeclampsia in pregnant women at risk.

Tras revisar la documentación seleccionada consideramos que, en el momento actual, no se puede recomendar el uso de pravastatina para la prevención de la preeclampsia (PE) en gestantes de riesgo fuera del contexto de un ensayo clínico: la evidencia publicada no permite establecer conclusiones firmes en cuanto a la eficacia de pravastatina para este fin y, además, no se puede confirmar la seguridad de su utilización durante el embarazo.

Destacar que son varios los ensayos clínicos que actualmente están en fase de realización y se espera que, una vez finalizados, sus resultados aporten datos que clarifiquen el papel de la pravastatina en la prevención de la PE y corroboren su seguridad. Entre los estudios en fase de realización, hay uno (ver protocolo) que tiene como objetivo comparar, en gestantes con alto riesgo de desarrollar preeclampsia, el efecto de dosis bajas de aspirina (grupo control) versus dosis bajas de aspirina más pravastatina (grupo de tratamiento); en el resto pravastatina se compara con placebo.

Se han revisado varias guías de práctica clínica (GPC)(1-6) que abordan la prevención y el manejo de la PE(2-5) o  la atención durante el embarazo(1,6); en ellas no se encuentra referencia al uso de las estatinas dentro de las estrategias terapéuticas recomendadas para la prevención de la PE.

Sin embargo, en una GPC australiana sobre el manejo de los trastornos hipertensivos del embarazo(7) menciona respecto a la prevención de la PE que varios estudios en fase de realización están examinando la efectividad de la pravastatina, un inhibidor de la 3-hidroxi-3-metilglutaril-coenzima A reductasa (HMG-CoA) que puede actuar protegiendo el endotelio y reduciendo las agresiones inflamatorias y oxidativas.

Y en otra GPC de la “International Federation of Gynecology and Obstetrics”(8) sobre la hipertensión en el embarazo se incluye la pravastatina entre los fármacos bajo investigación comentando que la hipótesis de la que parten los estudios es que las estatinas reducen los factores antiangiogénicos y aumentan la producción de óxido nítrico y que, aunque preocupa su potencial teratogénico (particularmente en lo que se refiere a anomalías del sistema nervioso central y de las extremidades) un reciente estudio de cohorte retrospectivo(9), de amplio tamaño muestral, no encontró que las estatinas tuviesen un efecto teratógeno.

También se mencionan las estatinas en un documento de consenso publicado por el “ American College of Obstetricians and Gynecologists” en enero de 2019(10). Se indica en este documento que, en el momento actual, el uso de metformina, sildenafilo o de estatinas para la prevención de la PE sigue estando bajo investigación; en consecuencia, los autores establecen que no se recomienda la utilización de estos fármacos para la prevención de la PE fuera del contexto de los ensayos clínicos.

De entre los sumarios de evidencia consultados(11-13) solo el sumario de evidencia de Uptodate  sobre la prevención de la PE hace referencia al uso de estatinas(11). En dicho sumario se incluyen las estatinas entre los enfoques terapéuticos en investigación indicando que, dado que la disfunción endotelial y la inflamación son componentes clave tanto de la enfermedad cardiovascular en adultos como de la PE, y debido a que los inhibidores de la HMG-CoA (es decir, las estatinas) son efectivos para la prevención primaria y secundaria de la mortalidad y morbilidad cardiovascular, se ha planteado la hipótesis de que estos medicamentos también pueden reducir el riesgo de PE. Esta hipótesis estaría respaldada por datos de estudios en animales y un pequeño ensayo clínico piloto en humanos(14).

En base a estos datos, los autores del sumario consideran que las estatinas constituyen una terapia potencialmente prometedora para la prevención de la PE en mujeres de alto riesgo, pero que se necesitan más ensayos (y más amplios) que confirmen su seguridad y eficacia antes de considerar utilizarlas en la práctica clínica.

El ensayo clínico piloto al que alude el sumario de Uptodate(14), tuvo como objetivo determinar la seguridad y farmacocinética de la pravastatina cuando se usa en mujeres embarazadas con alto riesgo de PE (mujeres con antecedentes de PE grave en un embarazo previo). Se trata de un ensayo multicéntrico, doble ciego, controlado con placebo, en el cual se aleatorizaron 21 gestantes ( ≥ 18 años, con embarazos únicos no complicados entre las 12 y las 16 semanas de gestación), a recibir pravastatina 10 mg/día (n = 11) o placebo (n = 10) hasta el parto. Los resultados primarios evaluados fueron la seguridad materno-fetal y los parámetros farmacocinéticos de pravastatina durante el embarazo; entre los resultados secundarios se incluyó la tasa de PE y de parto prematuro, la edad gestacional al momento del parto, el peso al nacer y el perfil lipídico en la sangre materna y del cordón umbilical. Al analizar los resultados, y aunque las diferencias entre los dos grupos no fueron estadísticamente significativas, se señala que:

  • Cuatro mujeres en el grupo de placebo desarrollaron PE (3 de ellas grave) en comparación con ninguna en el grupo de pravastatina.
  • Hubo 5 partos prematuros (indicados antes de las 37 semanas) en el grupo de placebo en comparación con 1 en el grupo de pravastatina.
  • Cinco bebés nacidos de mujeres en el grupo de placebo fueron ingresados (2 en cuidados intermedios y 1 en la Unidad de cuidados intensivos neonatales [UCIN]), en comparación con 2 en el grupo de pravastatina (1 en cuidados intermedios y 1 en UCIN).

Los otros resultados obstétricos evaluados fueron similares entre los dos grupos y  tampoco fueron diferentes entre los 2 grupos las tasas y tipos de efectos secundarios y efectos adversos asociados a la medicación (incluyendo las anomalías congénitas).

Los autores concluyen que este estudio proporciona datos preliminares de seguridad y farmacocinética que apoyan el uso de pravastatina para prevenir la PE en mujeres embarazadas de alto riesgo. Y consideran que el análisis riesgo-beneficio favorable justifica continuar investigando, con dosis más elevadas y en un ensayo clínico de mayor duración y tamaño muestral, para evaluar la efectividad de pravastatina en la prevención de la PE.

En una revisión sistemática de 2018(15) se incluye este ensayo piloto entre los estudios analizados. En dicha revisión, realizada con el objetivo de examinar si la pravastatina es una alternativa útil y segura para tratar la PE durante el embarazo, se analizaron 146 artículos que revisaban el uso de estatinas durante el embarazo, su efecto sobre el feto o su efecto en el manejo de la preeclampsia. Entre los estudios, 24 fueron estudios clínicos realizados en humanos (además del ensayo clínico(14), 7 estudios de cohortes, 1 estudio de casos control y 15 informes o series de casos). Los autores concluían que, aunque los estudios son de limitada calidad, muestran que la tasa de anomalías congénitas en el recién nacido expuesto a las estatinas durante el embarazo no es mayor que la esperada en comparación con la población de riesgo general. Y consideran que dado el posible papel beneficioso de las estatinas en la prevención y el tratamiento de la PE grave este hecho debería evaluarse mediante ensayos clínicos bien diseñados.

Por último, respecto a la seguridad de las estatinas durante el embarazo, en la ficha técnica(16) que publica la Agencia española de medicamentos y productos sanitarios se indica que “pravastatina está contraindicada durante el embarazo y sólo debe administrarse a mujeres en edad fértil cuando sea poco probable que esas pacientes se queden embarazadas y hayan sido informadas del posible riesgo.... Si una paciente tiene previsto quedarse embarazada o se queda embarazada, debe informar al médico inmediatamente y debe interrumpir el tratamiento con pravastatina, debido al posible riesgo para el feto”. En el sumario de evidencia sobre la prevención de la PE comentado arriba(11) también se señala que el uso de estatinas está actualmente contraindicado en el embarazo (categoría de riesgo para el embarazo X según la clasificación de la “US Food and Drug Administration” [FDA]).

Destacamos además:

  • Una reciente GPC sobre el manejo de la enfermedades cardiovasculares durante el embarazo(17) en la cual se precisa que las estatinas no deberían prescribirse durante el embarazo ni durante la lactancia, ya que no se ha demostrado su inocuidad. No obstante, describen que en una revisión de la literatura publicada en 2012(18), no se encontró evidencia de teratogenicidad de las estatinas (aunque no se pudo descartar un efecto perjudicial debido a los pequeños tamaños de muestra)  y que en un estudio prospectivo de casos y controles(19) con 249 fetos expuestos a estatinas, la tasa de defectos de nacimiento no difirió significativamente entre los casos y los controles.
  • Un sumario de evidencia de Uptodate sobre los efectos adversos de las estatinas(20) establece que en EEUU las estatinas se clasifican en la categoría X de riesgo para el embarazo, y la recomendación es suspender su uso antes de la concepción si es posible. Sin embargo, se alude a que en un estudio de cohortes(9) con 886.996 gestantes evaluadas (1.152 mujeres, el 0,13%, usaron una estatina durante el primer trimestre) no se encontró una asociación entre la exposición a estatinas y las malformaciones congénitas después de controlar los posibles factores de confusión (riesgo relativo ajustado [RR] 1,04; intervalo de confianza del 95%: 0,79-1,37; la diabetes preexistente parecía ser el factor de confusión más importante). No obstante, los amplios intervalos de confianza en este estudio no excluyen un posible aumento (o disminución) del riesgo con el tratamiento con estatinas. En definitiva se considera que el riesgo asociado al uso de  estatinas en el embarazo sigue siendo incierto pero parece que si las estatinas son de hecho dañinas, es probable que el efecto sea relativamente pequeño.
  • Una revisión sistemática de 2016(21), con un total de 16 estudios evaluados, concluye de forma similar, que si bien, la información disponible actualmente no sugiere que las estatinas sean importantes teratógenos, la calidad de dicha información impide afirmar de forma concluyente que las estatinas son seguras durante el embarazo. En opinión de los autores, hasta que se obtenga una mejor evidencia, las estatinas no deberían usarse al principio del embarazo cuando el riesgo teratógeno es mayor; y si una mujer que está tomando una estatina queda embarazada, debería suspender el tratamiento. En esta revisión se refiere además que se ha planteado que las estatinas hidrofílicas, como la pravastatina, tienen menos probabilidades de llegar al embrión durante el embarazo y, por lo tanto, tienen menos posibilidades de efectuar la biosíntesis del colesterol y menos probabilidades de afectar negativamente al bebé en desarrollo. Sin embargo, los autores consideran que la cuestión de si las estatinas solubles en agua son más seguras que las estatinas solubles en lípidos requiere investigación adicional. Para finalizar los autores de la revisión refieren que son varios los estudios que evalúan el papel de las estatinas en mujeres con riesgo de PE que están en fase de realización y probablemente cambiarán nuestra opinión sobre los riesgos del tratamiento con estatinas en el embarazo.

Referencias (21):

  1. National Institute for Health and Clinical Excellence (NICE): Antenatal care for uncomplicated pregnancies.Clinical guideline [CG62]. Published date: March 2008. Last updated: February 2019. [http://www.nice.org.uk/guidance/cg62] [Consulta: 09/04/2019]
  2. Malachias MV, Figueiredo CE, Sass N, Antonello IC, Torloni MR, Bortolotto MRF L. 7th Brazilian Guideline of Arterial Hypertension: Chapter 9 - Arterial Hypertension in pregnancy. Arq Bras Cardiol. 2016 Sep;107(3 Suppl 3):49-52. [DOI 10.5935/abc.20160159] [Consulta: 09/04/2019]
  3. Queensland Maternity and Neonatal Clinical Guidelines Program. Guideline on hypertensive disorders of pregnancy , Queensland Health 2016. [http://www.health.qld.gov.au/__data/assets/pdf_file/0034/139948/g-hdp.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  4. Magee LA, Pels A, Helewa M, Rey E, von Dadelszen P; Canadian Hypertensive Disorders of Pregnancy (HDP) Working Group. Diagnosis, evaluation, and management of the hypertensive disorders of pregnancy. Pregnancy Hypertens. 2014 Apr;4(2):105-45. [DOI 10.1016/j.preghy.2014.01.003] [Consulta: 09/04/2019]
  5. Recomendaciones de la OMS para la prevención y el tratamiento de la preeclampsia y la eclampsia. Organización Mundial de la Salud, 2014. [http://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/138405/9789243548333_spa.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  6. Grupo de trabajo de la Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. Guía de práctica clínica de atención en el embarazo y puerperio. Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía; 2014. Guías de Práctica Clínica en el SNS: AETSA 2011/10. [https://portal.guiasalud.es/wp-content/uploads/2018/12/GPC_533_Embarazo_AETSA_compl.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  7. Lowe SA, Bowyer L, Lust K, McMahon L, Morton M, North RA, Paech M. Said J. Guideline for the Management of Hypertensive Disorders of Pregnancy. Society of Obstetric Medicine of Australia and New Zealand, 2014. [http://www.somanz.org/downloads/HTguidelineupdatedJune2015.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  8. International Federation of Gynecology and Obstetrics (FIGO): The FIGO textbook of pregnancy hypertension – An evidence-based guide to monitoring, prevention and management. May 2016. [http://www.glowm.com/pdf/NEW-Pregnancy_Hypertension-Final.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  9. Bateman BT, Hernandez-Diaz S, Fischer MA, Seely EW, Ecker JL, Franklin JM, Desai RJ, Allen-Coleman C, Mogun H, Avorn J, Huybrechts KF. Statins and congenital malformations: cohort study. BMJ. 2015 Mar 17;350:h1035. [DOI 10.1136/bmj.h1035] [Consulta: 09/04/2019]
  10. ACOG Practice Bulletin No. 202: Gestational Hypertension and Preeclampsia. Obstet Gynecol. 2019 Jan;133(1):e1-e25. [DOI 10.1097/AOG.0000000000003018] [Consulta: 09/04/2019]
  11. August P, Jeyabalan a. Preeclampsia: Prevention.This topic last updated: Feb 25, 2019. Lockwood CJ, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 9 abril 2019)
  12. Pre-eclampasia: Last reviewed: March 2019. Last updated: August 2018. (Consultado el 9 abril 2019 en https://bestpractice.bmj.com)
  13. DynaMed Plus [Internet]. Ipswich (MA): EBSCO Information Services. 1995 - . Record No. T116522, Hypertensive disorders of pregnancy; [updated 2018 Dec 01, cited 2019 Apr 09]. Available from https://www.dynamed.com/topics/dmp~AN~T116522. Registration and login required.
  14. Costantine MM, Cleary K, Hebert MF, Ahmed MS, Brown LM, Ren Z, Easterling TR, Haas DM, Haneline LS, Caritis SN, Venkataramanan R, West H, D'Alton M, Hankins G; Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development Obstetric-Fetal Pharmacology Research Units Network. Safety and pharmacokinetics of pravastatin used for the prevention of preeclampsia in high-risk pregnant women: a pilot randomized controlled trial. Am J Obstet Gynecol. 2016 Jun;214(6):720.e1-720.e17. [DOI 10.1016/j.ajog.2015.12.038] [Consulta: 09/04/2019]
  15. Esteve-Valverde E, Ferrer-Oliveras R, Gil-Aliberas N, Baraldès-Farré A, Llurba E, Alijotas-Reig J. Pravastatin for Preventing and Treating Preeclampsia: A Systematic Review. Obstet Gynecol Surv. 2018 Jan;73(1):40-55. [DOI 10.1097/OGX.0000000000000522] [Consulta: 09/04/2019]
  16. Ficha técnica de Pravastatina 10-40 mg. Agencia española de medicamentos y productos sanitarios. Fecha de la revisión del texto: Junio del 2012. [http://cima.aemps.es/cima/pdfs/es/ft/70155/FT_70155.html.pdf] [Consulta: 09/04/2019]
  17. Regitz-Zagrosek V, Roos-Hesselink JW, Bauersachs J, Blomström-Lundqvist C, Cífková R, De Bonis M, Iung B, Johnson MR, Kintscher U, Kranke P, Lang IM, Morais J, Pieper PG, Presbitero P, Price S, Rosano GMC, Seeland U, Simoncini T, Swan L, Warnes CA; ESC Scientific Document Group . 2018 ESC Guidelines for the management of cardiovascular diseases during pregnancy. Eur Heart J. 2018 Sep 7;39(34):3165-3241. [DOI 10.1093/eurheartj/ehy340] [Consulta: 09/04/2019]
  18. Godfrey LM, Erramouspe J, Cleveland KW. Teratogenic risk of statins in pregnancy. Ann Pharmacother. 2012 Oct;46(10):1419-24. [DOI 10.1345/aph.1R202] [Consulta: 09/04/2019]
  19. Winterfeld U, Allignol A, Panchaud A, Rothuizen LE, Merlob P, Cuppers-Maarschalkerweerd B, Vial T, Stephens S, Clementi M, De Santis M, Pistelli A, Berlin M, Eleftheriou G, Maňáková E, Buclin T. Pregnancy outcome following maternal exposure to statins: a multicentre prospective study. BJOG. 2013 Mar;120(4):463-71. [DOI 10.1111/1471-0528.12066] [Consulta: 09/04/2019]
  20. Rosenson RS. Statins: Actions, side effects, and administration. This topic last updated: Nov 19, 2018. Freeman MW, ed. UpToDate. Waltham, MA: UpToDate Inc. http://www.uptodate.com (Consultado el 9 abril 2019)
  21. Karalis DG, Hill AN, Clifton S, Wild RA. The risks of statin use in pregnancy: A systematic review. J Clin Lipidol. 2016 Sep-Oct;10(5):1081-90. [DOI 10.1016/j.jacl.2016.07.002] [Consulta: 09/04/2019]

Estas referencias son del tipo:

  1. Metaanálisis y/o revisiones sistemáticas: 2 referencias
  2. Ensayos clínicos: 1 referencia
  3. Cohortes, casos controles, serie de casos clínicos: 2 referencias
  4. Consenso de profesionales: 1 referencia
  5. Guías de práctica clínica: 9 referencias
  6. Sumario de evidencia: 4 referencias
  7. Revisión narrativa: 1 referencia
  8. Ficha técnica de medicamento.: 1 referencia
  9. Información/ material de ayuda para pacientes: 0 referencia
  10. Capítulo de libro: 0 referencia

Más Información

Preguntas relacionadas

Pregunta contestada por

Cita recomendada

Banco de Preguntas Preevid. Pravastatina para la prevención de la preeclampsia en gestantes de riesgo. Murciasalud, 2019. Disponible en http://www.murciasalud.es/preevid/22922

Advertencia sobre la utilización de las respuestas

Las contestaciones a las preguntas formuladas, se elaboran con una finalidad exclusivamente formativa. Lo que se pretende, es contribuir con información al enriquecimiento y actualización del proceso deliberativo de los profesionales de la Medicina y de la Enfermería. Nunca deberán ser usadas como criterio único o fundamental para el establecimiento de un determinado diagnóstico o la adopción de una pauta terapéutica concreta.

De ningún modo se pretende sustituir, avalar o tutelar la responsabilidad del médico. Esta deriva de sus propias decisiones y sólo por él debe ser asumida, no pudiendo ser compartida por quienes sólo le han informado. La Consejería de Salud y el Servicio Murciano de Salud, rechazan a priori toda responsabilidad respecto de cualquier daño o perjuicio que se pueda imputar a la utilización total o parcial de la información aportada y que fue solicitada previamente por el profesional médico o de enfermería.

Murciasalud, el portal sanitario de la Región de Murcia

(c) Consejería de Salud de la Región de Murcia

Contacto: Ronda de Levante, 11, 30008, Murcia 5ª Planta

Teléfono: 968 36 89 57

( - )